Pleitos, porras y Mundial, la crónica del último debate presidencial 2018


Con enfrentamientos directos entre Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, las porras de José Antonio Meade a la Selección Mexicana de Futbol en el Mundial de Rusia, y con “El Bronco” anunciando su agencia de investigación tipo FBI, así transcurrió el tercer, aletargado y último debate de los candidatos a la Presidencia de la República.

Hablaron, en distintos niveles de conocimiento y propuestas de economía, pobreza, educación, ciencia y tecnología, salud, desarrollo sustentable y cambio climático. Sin embargo, los señalamientos personales o comentarios fuera de estos temas lograron darle fuerza al encuentro, realizado en Mérida, Yucatán.

Te sugerimos: El último debate presidencial

Ricardo Anaya, candidato de la coalición “Por México al Frente” integrada por PRD, PAN y Movimiento Ciudadano comenzó la rebatinga al acusar a López Obrador favorecer al empresario José María Rioboó durante su gestión como Jefe de Gobierno en la Ciudad de México asignándole contratos directos, mientras mostraba fotografías de ambos personajes. Le dijo que el empresario perdió la licitación para construir pistas en el nuevo aeropuerto y tras ello, se unió al tabasqueño para denostar el proyecto. Con las fotos en mano, Anaya lo reto a responder.

“Te has convertido en lo que tanto criticabas, tienes a tus contratistas favoritos. Contesta sin chistes, sin payasadas, sí o no, cuando fuiste Jefe de Gobierno a Rioboó le otorgaron contratos por asignación directa, sin licitación, sin concurso, por 170 millones de pesos”, dijo.

Titubeando, López Obrador le contestó: “no tiene sentido lo que planteas, te digo que no”, y empezó la discusión directa entre ambos.

Te sugerimos: Dominan propuestas económicas en tercer debate presidencial del INE

“¿Dices que no es cierto? ¿y si te lo demuestro renuncias a la candidatura?”, presionó Anaya, a lo que el tabasqueño sostuvo”no, yo no soy corrupto como tú”, aseguró, mientras el periodista Carlos Puig, uno de los tres moderadores intentaba detener los ataques, pero fue ignorado.

El candidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade también buscó pelea, en la mayor parte de sus intervenciones señaló puntos críticos de la administración de López Obrador cuando fue Jefe de Gobierno local en temas como generación de empleo, seguridad, salud y hasta el incipiente nivel de titulación en la Universidad de la Ciudad de México, que se creó en su sexenio.

Luego se fue contra Anaya a quién le recordó los procesos penales que hay en su contra, y tal como lo hizo en segundo debate al felicitar al equipo “Santos laguna” por ganar la Liga MX, se sumó a la coyuntura mundialista.

Te sugerimos: [Encuesta] Tras el último debate ¿quién crees que será el próximo Presidente?

“Estamos a dos días de que empiece el mundial, yo quiero desde aquí, desde el mundo maya desearle a la selección (de futbol) la mejor de las suertes, que tengan un mundial que nos haga sentir muy orgullosos”, dijo.

López Obrador evadió la mayoría de los señalamientos en su contra por parte de Anaya y Meade y dijo no tener la culpa “que estén empatados hasta abajo los dos”.

Reviró las acusaciones de Meade en torno a su gobierno en la capital del país al asegurar que no hizo mal su trabajo, pues en sus mediciones los capitalinos son quienes más lo apoyan y está “4 a 1” en las preferencias.

Tal como lo predijo el candidato presidencial independiente, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, a su llegada al debate, fue una función de lucha libre entre tres candidatos, la cual sólo se dedicó a ver como espectador, sin involucrarse.

Aunque no se peleó con nadie, él mismo generó polémica a su alrededor, al revisar su teléfono celular por debajo de la mesa, lo cual estaba prohibido, y públicamente le llamó la atención la periodista Gabriela Warkentin, quien también moderó.

En su exposición en torno a la educación, dijo que los padres de familia deben dejar de ser “alcahuetes” de sus hijos para mejorar el nivel educativo y adelantó su estrategia de seguridad titulada “FBI, Facebook Bronco Investigation”. El también promotor del “abrazo” entre AMLO y Anaya en el segundo debate, esta vez quiso repetirlo y les pidió que se dieran un “beso de paz”, lo cual no ocurrió.

Te puede interesar:

Tequilas de sangre. 5 marcas de tequila hechas por el narco en México

6 curiosidades de las estaciones de la Línea 2 del Metro

Chinera, la mortífera llave de moda que rateros aplicaron a ex militar

Comentarios