Parson, la historia del pavo Made In México que da guerra a EUA

5 diciembre 2017 10:00 pm

Si eres mexicano es casi seguro que has comido un Pavo Parson, ya que es la marca más reconocida en el país. Su fama quizá se deba a que sus comerciales acaparaban la televisión nacional en los meses previos a las navidades de las décadas del 80 y 90.

Pesea  ello los mexicanos conocemos muy poco sobre la historia de esta empresa, pues muchos creen falsamente que es estadounidense, cuando en realidad es absolutamente mexicana.

Pavos Parson tienen su sede en Nueva Casas Grande, estado de Chihuahua, en donde se crían, sacrifican y empaquetan entre 800 mil y 1 millón 500 mil pavos al año, lo que representa un 40% del consumo anual de esta ave en México.

El fundador de Pavos Parson es J.Ricardo Parson, quien fue miembro de una familia precursora de la crianza de este animal en Estados Unidos, quien al llegar a Chihuahua se asoció con otros productores a quienes años después dejó para crear su propia empresa en 1964.

Con el paso de los años esta compañía ha crecido hasta dar empleo a 300 mil habitantes de esta región chihuahuense además de consumir una cantidad inmensa de alimentos de engorda.

Aunque Parson no es la única empresa mexicana que compite por el mercado nacional, también lo hacen Mezquital del Oro, ubicada en el municipio de Hermosillo, Sonora; así como Pavos Viridiana, con sede en Yucatán.  

Pavos Parson y su competencia contra EUA y Chile

De acuerdo con datos de la instudistria a estas paveras no les ha sido fácil sobrevivir en su propio país ya que resintieron el embate de la aplicación del Tratado de Libre Comercio (TLC), lo que permitió la entrada de pavos criados en Estados Unidos y Chile.

Por ejemplo del 100% de pavos que se importan a México el 57% provienen de Estados Unidos y el 43% de Chile, lo que representa un promedio de 9 mil 757 toneladas de carne, sin embargo esto es desleal pues por la ausencia de algunas certificaciones las paveras mexicanas no pueden exportar su producción a esos mismos países.

 

Tal es el caso del reconocimiento internacional de la United States Department of Agricultura, que se otorga a las productoras que garantizan estar criadas en regiones libres de virus avícolas, requisito con el que sí cuenta Parson.

Por el momento Parson se perfila a seguir siendo la marca líder del ramo en México.

Comentarios