Nueva Jerusalén, la secta peligrosa que le nació a Michoacán

5 diciembre 2017 1:00 pm

En el municipio de Turicato, estado de Michoacán, existe una comunidad aislada por una enorme muralla, dentro, las mujeres deben portar todo el tiempo una túnica mientras que los niños tienen prohibido asistir a la escuela.

La “religión” que se profesa aquí se hace llamar Iglesia Católica Tradicional de la Ermita, aunque es mejor conocida por el nombre de esta comunidad amurallada: Nueva Jerusalén.

Se le critica por tener prácticas sectarias, pues además de las que se mencionan en el primer párrafo de este texto, se suman otras como que los hombres porten una cruz a donde quiera que vayan, la prohibición de ver televisión, que las niñas no puedan montar bicicleta y que además guarden silencio la mayor parte del tiempo.

Leer: 7 sectas más peligrosas que operan en México

A pesar del hermetismo en que vive esta localidad se sabe que en ella habitan 712 menores de edad y mil 598 adultos.

En 2012 la Nueva Jerusalén cobró relevancia mediática luego de que los pobladores derribaran una primaria bajo el argumento de que así se los había solicitado “la santísima virgen”.

La historia de esta secta inicia hace poco más de cuatro décadas cuando a la señora Gabina Romero la Virgen del Rosario le dijo en una visión que debía nombrar al párroco de la localidad, llamado Nabor, como líder religioso del pueblo. Con el tiempo “Papá Nabor” fue excomulgado de la iglesia católica, iniciando así lo que llaman “la iglesia tradicional”.  

Entrar a La Nueva Jerusalén es imposible para cualquier extraño, incluso el mapa virtual Googlemaps no pudo ingresar a los alrededores para, al menos, tomar imagenes de la muralla que divide al pueblo del resto del municipio.

Aunque sí cuenta con imágenes satelitales del punto, las cuales se pueden apreciar en el siguiente cuadro.

Comentarios