Giran orden de aprehensión contra Roberto Borge

3 junio 2017 10:51 am

Redacción El Big Data

Por:

Renovando la experiencia de informarte

Un juez del Estado de México giro una orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, acusado por el delito de lavado de dinero y por la adquisición de prestanombres de terrenos para subvaluarlos. Asimismo es señalado por la compra ilegal de una empresa de embarcaciones turísticas en la Rivera Maya.

Según fuentes del Gobierno federal, el juez liberó la orden el pasado jueves en contra de Borge y de otro cuatro implicados por el delito del lavado de dinero, de acuerdo a la carpeta de investigación UEIORPIFAMQR/0000749/2016, consignada por la Seido.

Asimismo, las órdenes de aprehensión fueron giradas en contra de Clauidia Romanillos Villanueva, ex directora del Instituto de Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estados (IPAE), y Soya Guadalupe Herrera Manzanilla, ex coordinadora jurídica del instituto.

También se encuentra implicada María de Lourdes Pinelo Nieto, secretaria del padre del ex gobernador, y César Celso González Hermosillo y Melgarejo, abogado de la familia Borge.

Según antecedentes, una de las acusaciones se realizó por la venta de 24 inmuebles del Gobierno local a un precio equivalente a un 6% de su valor comercial a personas cercanas a Borge.

Leer más: Detienen a ex funcionaria de Roberto Borge

Se trata de terrenos de 7 millones 11 mil 309 metros cuadrados en Cancún y Cozumel, rematados entre 2011 y 2014 por el IPAE, y que tienen un valor comercial de 5 mil millones de pesos, según la Procuraduría General de la República.

Además, 10 de los inmuebles no eran susceptibles de venta por tratarse de reservas naturales, y otros cuatro fueron adquiridos por María Rosa Yolanda Angulo Castilla, madre del ex gobernador, quien no fue consignada en el expediente.

El pasado 24 de febrero, la Seido aseguró los bienes de Borge, que quedaron a disposición del Ministerio Público federal

Es acusado también de inyectar recursos a la naviera Barcos Caribe, que opera la flota de ferris de pasajeros entre Cozumel y Playa del Carmen.

La empresa la administran Pinelo Nieto y González Hermosillo, quienes, para las autoridades, no tienen capacidad económica ni los antecedentes en el giro para justificar inversiones de millones de dólares en la compra de embarcaciones.

Comentarios