Funciones del nuevo secretario de la FP deja en la congeladora la Fiscalía Anticorrupción

3 febrero 2015 3:20 pm

Por:

Por Miriam García

El Presidente Enrique Peña Nieto nombró al consejero electoral, Virgilio Andrade como secretario de la Función Pública y su primera tarea es investigar si el propio mandatario, su esposa Angélica Rivera y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, incurrieron en algún conflicto de interés en la compra de sus residencias.

Con este anuncio, que incluyó la presentación de un plan anticorrupción de ocho puntos, el mandatario federal prácticamente deja en la congeladora a la Fiscalía Anticorrupción, la cual  hasta el momento carece de titular.

“He solicitado a la Secretaría de la Función Pública que investigue y resuelva si hubo o no conflicto de interés en las obras públicas o contratos otorgados por dependencias federales a las empresas que celebraron compraventas de inmuebles con mi esposa, con el titular de Hacienda y con un servidor”, informó el Mandatario en un mensaje a medios en Los Pinos.

Adicionalmente, anunció, un panel de expertos en materia de transparencia evaluará la investigación de la SFP y las conclusiones que se emitan sobre el caso. 

Peña Nieto insistió que no ha cometido ninguna ilegalidad, pero reconoció que en la opinión pública existe una “percepción distinta” en torno a la compra de la denominada Casa Blanca  y otros casos relacionados con la clase política, por ello pidió al nuevo secretario de la Función Pública realizar las investigaciones correspondientes.
Indicó que dio instrucciones a Andrade para reforzar los procesos de control, fiscalización y auditoría en el Gobierno federal, así como vigilar que los servidores se apeguen a la Ley y la ética.

Asimismo presentó un plan de ocho puntos para combatir la corrupción, entre los que se establece que partir de mayo, los funcionarios deberán entregar su declaración patrimonial acompañado de una declaración de posible conflicto de interés para que se haga la investigación correspondiente; además de la creación de una Unidad Pública de Ética y Conflicto de Interés.

En cuanto a la Fiscalía Anticorrupción los legisladores federales hasta diciembre de 2014 no habían logrado ponerse de acuerdo para nombrar a su titular, por lo que sus trabajos se encuentran detenidos. Y es que de acuerdo con algunos senadores dicha Fiscalía carece de facultades para investigar y sancionar.

Comentarios