Expectativas laborales 2017

2 enero 2017 5:14 pm

Por Iván Iglesias

Debido a las constantes transformaciones tecnológicas y cibernéticas de los últimos 20 años, el mundo laboral está cambiando de manera acelerada, a tal grado que las estructuras de trabajo en conjunto con las necesidades de producción de las empresas -sea en materia de manufactura, servicios o investigación- han hecho que la fuerza laboral se vea sumamente afectada.

Ya no hay oportunidades de trabajo para todos como antaño ocurría, y si las hay, para dicha fuerza -compuesta en su mayoría por gente entre 28 y 35 años- la precariedad marca la tendencia en cuanto a la permanencia en los puestos de trabajo. 

El ámbito de las nuevas tecnologías, Internet y el sector digital concentran gran parte de las nuevas profesiones en las que se encuentra la mayor cantidad de empleos. Es así como el mercado demanda a profesionales con altos conocimientos en estas áreas.

En 2017, no importa la profesión que se estudie, serán muy necesarios el dominio de idiomas, conocimientos de informática, tecnología y la capacidad de coordinar y gestionar, es decir, tener un nivel gerencial, para conseguir un mejor empleo.

Bajo este panorama, las tendencias, de acuerdo con el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, las más prometedoras oportunidades de trabajo en un futuro inmediato tendrán que ver con informática, telemática, telefonía celular, ingeniería genética, biotecnología, biónica, realidad virtual, información multimedia, y los nuevos materiales cerámicos.

También, serán prometedoras las profesiones relacionadas con los cuidados para la tercera edad y la infancia, la teleasistencia sanitaria, cultivos acuáticos, robótica, la domótica, los sistemas de seguridad pública y la inteligencia artificial.

Asimismo, los trabajadores del conocimiento representan ocho de cada diez nuevos empleos –según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)– por lo que la tendencia internacional predecible apunta hacia nuevas carreras como ingeniería molecular, nanotecnología, biomedicina, investigación espacial, cibernética, mecatrónica, ciencias de la Tierra, entre otras, dejando de lado las carreras relacionadas a las ciencias sociales, humanidades y las artes, mismas que van a la baja en cuanto a demanda y niveles salariales.

Las nuevas profesiones que estarán en boga, se describen de la siguiente manera:

1. Ingeniería ambiental. La creciente preocupación por la conservación de nuestro planeta hará que aumente la demanda de gente especializada en procesos que ayuden a preservar el medio ambiente.

2. Biotecnología. Tecnologías para la vida. Quienes se dediquen a esta rama serán los encargados de la generación de nuevas medicinas y métodos de regeneración de tejidos, así como nuevas técnicas de generación de alimentos para una creciente población mundial.

3. Robótica o mecatrónica. Desde la revolución industrial hasta nuestros días, las máquinas han ido desplazando al hombre en el desempeño de funciones. Actualmente, con los avances de las nuevas tecnologías, los robots con inteligencia artificial son una realidad. Estas máquinas estarán ya no sólo desplazando a los humanos, sino que incluso harán actividades que el hombre es incapaz de hacer, por lo que se necesitará gente capaz de diseñarlos, repararlos, programarlos, y darles mantenimiento.

4. Médico cirujano. Especializado en cirugía de trasplantes. La robótica y la biotecnología serán capaces de crear nuevos órganos para el hombre. Se requerirán a las personas profesionales encargadas de efectuar dichos trasplantes.

5. Psicólogos. Estos profesionales actualmente son cada vez más solicitados por las empresas. Según los pronósticos, esta profesión se verá reforzada en el futuro, pues analizar la psique de los aspirantes y de los empleados activos es de alta importancia. Los proyectos bajo presión aumentan y es importante controlar el estrés y el miedo al cambio.

6. Informática. De acuerdo con las nuevas eras de información, actualmente existen muchas vacantes en el área de informática, desde analistas, programadores, e ingenieros, entre otras.

7. Comerciante electrónico. Actualmente miles de gentes venden por internet los más variados productos.

8. Experto en turismo. En los países industrializados quedará mucho más tiempo para el ocio. Además, los avances tecnológicos en medios de transporte ayudarán a visitar cualquier rincón del planeta.

9. Educadores. En un mercado laboral altamente especializado y competitivo, resultará imprescindible seguir capacitándose de manera permanente.

10. Traductor. La globalización actual obliga a comunicarnos con gente de todo el mundo. Los traductores e intérpretes juegan un papel fundamental.

No obstante, siguiendo los pronósticos del Observatorio Laboral, los listados mexicanos de ofertas de empleo cualificado siguen encabezados por dos carreras: Ingeniería Industrial y Administración de Empresas co. Sin embargo, están surgiendo nuevas profesiones cuya demanda aumenta, como ingeniería biomédica y todas aquellas que tengan que ver con el mundo digital, entre ellas comunicación digital, matemáticas (con especialización en analítica web) o marketing orientado a la red.

Uno de los puestos de trabajo más buscados y con mayores posibilidades de retribución es el de director de marketing online, encargado de conseguir contratos de publicidad para la web y de crear campañas de promoción de productos. Para acceder a este puesto se requiere formación en marketing, investigación de mercados, estadística o sociología.

Los expertos en analítica web también van aumentando su demanda. Este perfil suelen desempeñarlo ingenieros, matemáticos o estadistas. Son expertos en desentrañar qué funciona y no en un portal de internet.

El Derecho también tienen la opción de renovarse y reorientar su misión, esta vez, hacia el mundo digital. Un jurista especializado en nuevas tecnologías trata materias como la contratación online, comercio electrónico, firma digital, protección de datos, propiedad intelectual y gestión de contenidos, condiciones generales de contratación web y problemática jurídica de los nombres de los dominios, entre otras cuestiones.

Sin importar cuál sea la profesión, las empresas están buscando que su personal sea altamente competitivo, creativo, innovador y que tengan las habilidades para lograr un buen posicionamiento de la compañía en que está empleado.

Atracción y retención del talento

A pesar de este panorama en donde las nuevas profesiones tienen un gran campo de acción, el gran problema por el que está atravesando México es el habitual: la falta de capacitación y especialización de la gran masa de trabajo, contra un sector reducido de profesionales altamente capacitados, circunstancia que ha hecho que las empresas tenga que elevar sus ofertas salariales para poder retener a dicho personal.

Esta es una de las conclusiones del reciente estudio Índice Global de Habilidades 2016-2017 de Hays Recruiting Experts Worldwide. El mencionado informe indica que el país sigue enfrentando una gran dificultad para cubrir puestos en las industrias de alta especialización, como la energética, telecomunicaciones, farmacéutica o aeronáutica, donde la demanda por las habilidades para estos sectores no está siendo plenamente atendida.

Hays, consultora global en reclutamiento especializado, en colaboración con Oxford Economics, elaboraron el Índice Global de Habilidades 2016-2017, que analiza la situación del mercado laboral y el talento local en 33 economías de todo el mundo, incluyendo México. Este índice califica a los países en un rango de entre 0 y 10, siendo 5 el nivel de equilibrio en el mercado laboral, mostrando que las organizaciones no experimentan falta de talento especializado ni problemas en ofrecerles oportunidades laborales.

En dicho estudio, como siempre, México ofrece numerosas paradojas. El puntaje general del país en el índice es de 5.6, lo que significa que lo que se ha hecho en materia laboral no ha sido suficiente para acabar con la crisis de talento especializado en México. Si a esto se le suma el continuo cambio en la economía mundial que lleva a mayores presiones laborales, el resultado se vuelve aún más agudo.

“México ha visto recientemente cambios en su modelo económico: la expansión de las empresas locales y un gran aumento de la inversión extranjera ha conducido a una mayor demanda de profesionales cualificados, muchos de los cuales no están disponibles en el país. Los indicadores del estudio muestran que este círculo vicioso es un factor importante en las presiones salariales, como respuesta a la oferta y la demanda de talento, especialmente en las industrias de alta especialización”, asegura Gerardo Kanahuati, director general de Hays México.

Por otra parte, las reformas estructurales destinadas a mejorar la competitividad del país son sin duda un gran paso en la dirección correcta, pero la combinación de una continua falta de talento calificado, fuerte presión salarial en sectores altamente cualificados y restricciones en la flexibilidad laboral se tienen que resolver, si queremos llegar a ser una incubadora de talento de clase mundial, advierte.

¿Cuál es, entonces, el panorama laboral para las nuevas fuerzas productivas del país? La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) concluye que los jóvenes que abandonen sus estudios y tengan pocas competencias enfrentarán mayores dificultades para encontrar un empleo remunerado.

Cada vez se hace más difícil para los jóvenes con pocas competencias el encontrar trabajo, y más difícil aún un empleo estable en el mundo laboral actual, comenta Stefano Scarpetta, director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE.

“A menos que se haga más para aumentar las oportunidades en educación y capacitación para todos, hay un riesgo creciente de tener una sociedad cada vez más dividida,”advierte.

Comentarios