El «sobre amarillo», cruel estafa en la que están cayendo miles en México

Te explicamos paso a paso cómo realizan la estafa del «sobre amarillo» la cual ha llevado a un número incalculable de mexicanos a perder miles de pesos

El teléfono de la sala suena. La chica del aseo levanta la bocina y de inmediato alguien al otro lado le dice: «hola mija, por favor búscame un sobre con dinero que dejé en algún lugar de la casa, pero rápido porque esto urge». La muchacha solo atina a preguntar «¿quién es?» a lo que la voz al otro lado responde: «pues tu patrón, cómo que quién, acá estoy con la señora, nos urge que encuentres ese dinero y lo vayas a depositar porque si no nos metemos en problemas».

Así inicia la estafa conocida como «el sobre amarillo«. Los estafadores están preparados prácticamente para cualquier pregunta y eventualidad que se les presente durante la aplicación de su fraude, por ejemplo ante cualquier duda de la víctima le piden que busque en cada rincón de la casa, desde cajones, detrás de cuadros, alacena o burós.

Este modus operandi fue aplicado recientemente a una familia de Mérida, Yucatán, a quienes los pillos lograron robarles 10 mil pesos según narra la edición de hoy del Diario de Yucatán. En este caso los defraudadores, una vez que su víctima localizó el dinero, le pidieron su número celular  y a través de este aparato le fueron dando indicaciones para depositar el dinero, la variante en este caso es que los ladrones incluso le hicieron una videollamada. (conoce aquí el caso a detalle)

Lamentablemente esta entidad de la Península no es la única en donde los habitantes han sufrido las estafas. En marzo pasado el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México alertó sobre la estafa del «sobre amarillo» con presencia en al menos siete alcaldías de la capital del país: Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Benito Juárez, Iztapalapa, Miguel Hidalgo y Coyoacán.

La misma instancia indica que los defraudadores que usan la técnica del «sobre amarillo» no son del ningún modo ladrones improvisados, sino que llegan a ser meticulosos como se muestra a continuación:

1. Scouting

Los estafadores estudian a sus víctimas previo al golpe: ven horarios de entrada y salida de los propietarios de la vivienda así como el de los trabajadores de la misma, saben cuántos empleados hay  en la casa así como los horarios de patrones y empleados.

2. Actuación 

Una vez con los datos de la vivienda de las víctimas los ladrones llaman al teléfono de casa haciéndose pasar por el mismo patrón, patrona del hogar o bien por abogados, ministerios públicos, contadores, funcionarios o hasta familiares.

3. El conflicto que requiere urgente solución 

Los defraudadores siempre plantean una situación de conflicto en la que supuestamente están los patrones involucrados, para que de estar forma los empleados domésticos estén dispuestos a colaborar para sacar a sus jefes del lío en que les hacen creer que se metieron.

4. Aquí viene el sobre 

Los estafadores piden a la muchacha de limpieza que busque y encuentre a como dé lugar un fajo o sobre con billetes que supuestamente el patrón no sabe dónde lo dejó. Así que empiezan a buscar por todas partes, hasta encontrar paquetes o sobres de dinero.

5. A depositar

Una vez con el dinero en la mano las empleadas son guiadas por la persona que les habla al otro lado del teléfono para que vaya a despositar a bancos o tiendas de conveniencia.

¿Qué hacer?

Al menos en CDMX existe un número ante estos casos: 5533-5533

 

Te puede interesar:

EU pide a México aplicar acciones a corto plazo, revela Ebrard tras reunión con vicepresidente

En medio de tensión por aranceles, ingresa nueva caravana migrante a México

AMLO recibe propuesta por si falla negociación arancelaria con Estados Unidos

TE INTERESA