#CasoAnaya Si queda Ricardo, se nos abren las puertas para lo que queramos


En caso de que Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, gane la Presidencia de la República, la familia de empresarios Barreiro -ligados al político de extracción panista- tendría las puertas abiertas para hacer los negocios que quiera con quien sea.

A unos días de que se difundieran la primera parte de audios y videos que comprometen al abanderado de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), la iniciativa #CasoAnaya presentó el material completo que revela intenciones de corrupción e impunidad para el próximo sexenio.

El contenido audiovisual que se publicó a través de diversas plataformas da cuenta de la última reunión entre Juan Barreiro y una empresaria argentina que ahora se sabe se llama ‘María’.

Después de conversar sobre cuestiones personales durante cerca de 30 minutos, Juan y María comienzan a dialogar sobre los pros y contras de invertir en México, gane quién gane.

“Es que hay muchos intereses involucrados. También del otro lado – la contraparte está haciendo lo mismo. Dinero es dinero aquí y en China, y siempre hay alguien que diga aquí vamos a hacer esto o esto. Pero si queda este candidato -Ricardo Anaya- se nos abren las puertas para lo que queramos”, expresó Barreira antes de finalizar el encuentro ocurrido en una oficina que estaría ubicada en Madrid, España.

Se trataba de la segunda reunión entre ambos involucrados, en la primera el queretano reveló el esquema de lavado de dinero que se operó a favor de Anaya, lo que evidenció la forma ilícita en que se habría enriquecido.

No obstante, María reveló que en esa reunión le costó trabajo entender a qué se refería, pero que tras analizar y ‘googlear’ un poco sobre lo que ocurría en México, comprendió.

“Entonces empezamos a hablar de política. Me contaste de tu hermano, del candidato pero yo dije, que básico de mí hace eso. Hice mucha mea culpa y los últimos días me puse a estudiar un poco más de qué está pasando”, expresó.

Al respecto, Barreira indicó que pensó que por eso habían movido la fecha. “Se me hacía bastante extraño que si traían a los inversionistas no hubieran analizado que estaba pasando en México”.

A pesar de la confusión, el mexicano sostiene que todo lo que necesite lo puede hacer, “María, todo”, pero aclaró que por ello había temas que se deben manejar con mucha delicadeza, tanto para unos como para los otros.

“Me diste toda la absoluta confianza. Tenía que ser claro contigo, no iba a entrar a algo sin que lo supieras y así saber si se puede hacer esto, si sí se puede, pero hay ciertas formas que necesitamos: una estructura, una oficina, hacerlo así en el aire está de locos eso”.

La empresaria profundiza que de invertir en México hay varios temas que les interesan, principalmente en el sector alimenticio y en neumáticos, pues detalla que el Gobierno federal les ha complicado todo con los permisos.

“Esas serían las dos cosas que ami me gustaría empezar, que son muy muy fuertes, mucho dinero […] ellos están dispuesto a poner mucho más dinero de lo que en verdad se necesita para traer hacer toda la infraestructura para que sirva después y podemos hacer nuestros arreglos”, por lo que destaca que sería necesario esperar hasta después de las elecciones.

Aunque Barreira se muestra de acuerdo en principio, inmediatamente aclara que se puede adelantar una infraestructura con una oficina, gane quién gane.

“En México tenemos un dicho. Es como los gatos. Avientas al gato para arriba y siempre va a caer parado. Entonces caiga quién caiga van a necesitar …”

Sin embargo, la encargada de América Latina de la compañía de inversiones situada en Londres, externa su preocupación en caso de que gane el candidato de izquierda, porque con López Obrador México puede convertirse como Venezuela.

Pese a que Barreira intenta desestimar un mal panorama para México, María deja claro que es lo mismo que ha ocurrido en varios países de América Latina.

Respecto a la imagen de Anaya, el mexicano explica que los señalamientos en su contra fue por la venganza de un diario mexicano que perdió un tema legal y pues buscó la manera de lastimarlo.

“Entonces empezaron a sacar estas cochinadas que la gente normal pues dice, lo que me digan es lo que les creo. Lo que venga”.

María, por su parte deja entrever que será hasta agosto cuando comiencen sus operaciones en México. Asimismo, le pide a Barreira que deje claro sus intenciones sobre el negocio, por lo que acuerdan que éste se integraría a su empresa como consultor y posteriormente hablarían de sueldos internacionales.

Finalmente, acuerdan una nueva fecha para julio para cerrar bien todo el trato, pues después de las elecciones aún faltará todo un proceso a ajustar, lo que permitirá que todo pase desapercibido.

Comentarios