Layda Sansores #TotalmentePalacio; carga al Senado hasta pantiprotectores


Entre 2016 y 2017, la candidata de Morena a la alcaldía de Álvaro Obregón, Layda Sansores, facturó con cargo al Senado de la República alrededor de 899 mil 256 pesos con 73 centavos en gastos personales, viajes y algunos pagos de militantes del PT en concentraciones de diferentes estados de la República, cuando fue funcionaria de ese recinto.

De acuerdo con la respuesta a la solicitud de acceso a la información pública gubernamental recibida mediante la Plataforma Nacional de Transparencia con folio número 0130000006318, en su ejercicio como senadora en 2016 y 2017 no se tiene registro de que se le hayan entregado recursos por otro concepto distinto a su dieta.

En 2016 cada senador percibía un salario anual de un millón 925 mil 945 pesos, es decir, 160 mil 495 pesos al mes. Para 2017, los legisladores de la Cámara Alta recibieron un millón 844 mil 312 pesos, lo que se traduce en 157 mil 26 pesos mensuales.

La mayoría de los recursos erogados por la senadora con licencia del Partido del Trabajo comprenden facturas en tiendas de supermercado y la tienda departamental Palacio de Hierro.

De acuerdo con las facturas que Sansores presentó para comprobar sus gastos, lo cuales no tienen relación con su función legislativa, se observa la adquisición de juguetes, ropa, maquillaje y accesorios personales como tinte de cabello y pantiprotectores.

Asimismo, comprobó gastos en sesiones de fisioterapia, muebles, aire acondicionado, mochilas, trastes, electrodomésticos como estufas, refrigeradores y microondas; maquillajes, almohadas, platos, tarros, percheros, instrumentos de cocina, artículos de farmacia, alimentos, servicios de mecánica automotriz, trompetas y micrófonos, calentadores, tarjas, botellas de vino y champagne; viajes al extranjero y hospedajes en Oaxaca, incluidos algunos de su esposo, Romeo Ruiz Armenta.

Resaltan varias compras además para sistemas de música inalámbricos, pantallas, multifuncionales, computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes.

Sus multas de tránsito y una multa por verificación extemporánea, también las facturó a nombre del Senado.

Entre las onerosas cantidades destacan la compra de frijoles y arroz por un total de 7 mil 833 pesos con 60 centavos en frijoles y arroz; una cafetera con un valor de 39 mil 139 pesos; confección de tres prendas a la diseñadora Carmen Rion con un costo aproximado de 22 mil pesos; 18 mil 648 pesos en telas, 7 mil pesos en pauta de periódico local en Campeche (el cual no se especifica), 6 mil 32 pesos en bolsas negras y 9 mil 111 pesos de muebles de Galerías El Triunfo.

En algunos casos realizó dos facturas en el mismo lugar. Por ejemplo, el 27 de marzo del 2017 emitió dos facturas en Walmart, una correspondía a artículos de limpieza e instrumentos de cocina, y otra es de una de las numerosas despensas que realizó.

La candidata de Juntos Haremos Historia apoyó a dos personas con 300 pesos “para pago de comida” y dio 500 pesos a otra persona “para consulta de ojo y medicamento”, se lee en la copia fotostática.

En cuanto al pago de apoyo a militantes en concentraciones se registran diversos. Para pagar a 51 militantes del municipio de Calkini que asistieron a la concentración del 26 de junio, comprobó 8 mil 400 pesos; según el cálculo realizado por El Big Data, a cada uno de las personas le pagaron 164 pesos por dicha jornada.

Mismo caso para pago de apoyo personal a 50 militantes del municipio de Champoton ese 26 de junio, aunque por un monto de 7 mil 500 pesos. Del evento en este municipio hay dos comprobantes, los cuales sumarían 15 mil pesos.

En otras concentraciones en tres municipios de Campeche se erogaron un total de 22 mil 750 pesos (cantidad similar por las prendas de diseño que adquirió) para pagar a 146 militantes del municipio de Campeche y “apoyo de alimentos para manifestación de pregoneros”, que divididos corresponderían a 154 pesos por persona.

La candidata presentó facturas de viajes a Cuba, Nueva York, Ecuador y Los Cabos.

Los viajes a la isla no están contemplados dentro de los avalados por el Senado para “apoyo legislativo” en atención a Asuntos Migratorios y Convocatorias Internacionales, a diferencia de los que sí se mencionan a Tapachula, Chiapas y Tijuana, Baja California, por ejemplo, para el “Desarrollo de actividades de trabajo”.

Comentarios