¡Bombas de tiempo! Los riesgos de transportar garrafas con gasolina en el auto

De acuerdo con la Base de Datos Nacional de Seguridad, una taza de gasolina puede producir suficientes vapores explosivos como cinco kilos de dinamita.

Guardar y transportar gasolina en un automóvil, ya sea dentro de garrafones, cubetas, recipientes de aluminio o plástico, es un riesgo para las personas que viajan en el vehículo, así como para los que se encuentran a su alrededor pues pueden ocurrir incendios, quemaduras y daños a la salud.

Lo anterior debido a que la gasolina es un solvente y puede deshacer materiales como gomas y algunos tipos de plástico.

Riesgos

Además, al ser tóxica, el inhalar los vapores que produce puede afectar al cerebro de forma temporal produciendo mareos, así como generar enrojecimiento y ardor de ojos que podrían ocasionar accidentes mayores.

También se debe tener en cuenta que es inflamable y una pequeña chispa es suficiente  para provocar un incendio con fatales consecuencias.

Otro riesgo es que si guardan el combustible en garrafones para agua, esto podría ocasionar daños a la salud por los residuos de hidrocarburo, los cuales podrían ingresar al organismo si se reutiliza el envase para su objetivo original.

Te sugerimos: Compras de pánico genera desabasto, alerta Onexpo

De acuerdo con la Base de Datos Nacional de Seguridad (NASD por sus siglas en inglés), una taza de gasolina puede producir suficientes vapores explosivos como cinco kilos de dinamita y si el combustible se almacena o se transporta incorrectamente, puede provocar lesiones extremas.

Por tal motivo la dependencia solicitó a la población que si no pueden seguir todas las precauciones establecidas, no deberían transportar gasolina en sus automóviles.

Recomendaciones

Personal de Protección Civil también recomendó a las personas no transportar gasolina en los carros y mucho menos en las cajuelas pues no permite un sistema de ventilación para que los vapores escapen, además de que los recipientes que guarden el líquido no deben ser agitados.

Mencionaron que los únicos contenedores en los que está permitido comprar, transportar y almacenar combustible son aquellos de plástico grueso con sellos, tapas o dispositivos de seguridad adquiridos exclusivamente para ese fin.

Te sugerimos: [MAPA EN TIEMPO REAL] Estas son todas las gasolineras con desabasto en CDMX

Así que pidieron evitar comprar gasolina y guardarla en cualquier contenedor de plástico y advirtieron que las personas que lo hagan tienen una bomba de tiempo y más cuando se añaden aditamentos en la parte baja del vehículo pues la fricción del pavimento puede generar una explosión.

Aunado a esto, existe un riesgo es mayor cuando los conductores y tripulantes de los automóviles tienen el hábito de fumar.

 

 

Te puede interesar:

“Yo no apuñalé al perro, pero sé quién lo hizo”: supuesto ‘culpable’

Caen padres fugitivos quienes quemaron vivo a su bebé

Vecinos atrapan a asaltante y le dan golpiza

MR

TE INTERESA