Aprueba Senado reformas a las leyes de Aviación Civil y de Protección al Consumidor

28 abril 2017 2:17 pm

El Pleno del Senado aprobó reformas a las leyes de Aviación Civil y de Protección al Consumidor para ampliar y proteger los derechos de los usuarios, mismas que fueron turnadas al Ejecutivo para su publicación, y elevan a ley se elevan a ley los derechos de los pasajeros. 

Leer más: Plantean ley contra ‘abusos’ de las aerolíneas

Las políticas de compensación quedarán definidas por cada aerolínea ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Entre las reformas se encuentran el derecho de los pasajeros de viajes nacionales e internacionales a transportar sin cargo alguno 25 kilogramos de equipaje cuando los vuelos se realicen en aeronaves con capacidad para 20 pasajeros o más. en vuelos a EU

Leer más: Cobrará Volaris por primera maleta documentada

El usuario que haya adquirido pasaje de conexión, o vuelo redondo, podrá completar cualquiera de los vuelos pese a haber perdido alguno de ellos.

De igual manera, en casos de cancelación de un vuelo por responsabilidad de la aerolínea,  ésta deberá publicar en medios electrónico y área de abordaje, los motivos de la cancelación y entregar a los pasajeros, un folletos con los derechos a que tienen acceso.

Asimismo se deberá reintegrar al pasajero el precio del boleto, ofrecerle transporte sustituto en el primer vuelo disponible o transportarle en una fecha posterior de su conveniencia, además de proporcionarle acceso a llamadas telefónicas y envío de correos electrónicos.

En caso de que el pasajero decida continuar con la cancelación tendrá acceso a una indemnización del 25% del costo de boleto.

Si se presenta un retraso en relación con la hora de salida estipulada en el boleto, y éste sea atribuible a la línea aérea, deberá indemnizar o  compensarlo. Cuando la demora sea menor a cuatro horas, el pasajero podría tener acceso a comida y bebidas.

Las empresas deberán proporcionar alimentos, alojamiento en hotel del aeropuerto o de la ciudad cuando se requiera pernoctar y transportación en la fecha posterior que convenga al mismo pasajero, hacia el destino del cual haya sido cancelado el vuelo.

En los casos de que exista una sobreventa de boletos, la aerolíneas tendrán la obligación de solicitar voluntarios que cedan su lugar, a cambio de beneficios que acuerden directamente con ellos.

El pasajero podrá solicitar la devolución de su boleto en caso de que decida no efectuar el viaje, siempre y cuando avise a la aerolínea en el lapso de 24 horas contadas a partir de la hora de compra del boleto. Rebasado ese plazo, el concesionario o permisionario determinará las condiciones de la cancelación.

Los concesionarios  estarán obligados a presentar desde un inicio, el costo total del boleto, incluidos los impuestos. En el caso de ofrecer servicios adicionales al momento de la compra, no podrán realizar cargos que pretendan condicionar la adquisición del boleto a la contratación obligatoria de servicios adicionales.

En lo que se refiere al abordaje, tendrán prioridad las personas con alguna discapacidad, adultos mayores, los menores no acompañados y las mujeres embarazadas.

En lo relativo al equipaje, en caso de destrucción o avería de maletas de mano, se pagará una indemnización de hasta 80 Unidades de Medida y Actualización (UMA); mientras que por la pérdida o avería del equipaje facturado, la indemnización será equivalente a la suma de 150 Unidades de Medida y Actualización.

La UMA es una referencia económica ligada a la inflación, que sustituyó al concepto ‘Veces Salario Mínimo’, para determinar el pago de ciertas obligaciones. Para este 2017, el INEGI  publicó que el valor de la UMA será de 75.49 pesos diarios.

En cuanto al equipaje de mano, cada pasajero podrá llevar en cabina hasta dos piezas de equipaje de mano; las dimensiones de cada una serán de hasta 55 centímetros de largo, 40 de ancho y 25 de alto y el peso de ambas no deberá exceder los 10 kilogramos.

 

 

 

Comentarios