Albañiles nivel Dios: 10 sorprendentes datos de este peligroso oficio en México

Sin los albañiles no tendríamos un techo en donde vivir. Este sector padece problemas serios que los hacen muy vulnerables

 

Casi nunca nos acordamos de ellos aunque todo el tiempo pisamos o estamos protegidos bajo sus creaciones. En México 2 millones 419 mil personas son albañiles, según el conteo  más reciente del Inegi. No obstante conocer cuántas son las personas  que tienen este oficio apenas es el primer paso para conocerlos, así como a sus complejas problemáticas.

En el siguiente listado colocamos curiosidades, realidades escalofriantes y situaciones agradables que viven los albañiles en México:

1. ¿De dónde vienen los albañiles mexicanos?

A veces se quedan a trabajan en la zona donde nacieron y otras veces salen a otros estados a buscar mejores oportunidades laborales en su ramo. El Inegi indica que el 16.6% de la población mayor de 14 años económicamente activa del Estado de México declaró dedicarse a la albañilería, seguido de Veracruz, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Coahuila, Nuevo León, Michoacán, Oaxaca y CDMX, es decir que estas 10 entidades son en donde habitan más personas con este oficio, cálculo porcentual respecto al número de habitantes de las mismas.

2. Albañiles mexicanos en constante riesgo de muerte

Cada año mueren en México 220 trabajadores de la construcción, la mayoría por caídas, lo anterior lo revela el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). La situación empeora porque el 70% de los trabajadores de la construcción no cuenta con seguridad social y miles son subcontratados por temporadas, lo que empeora su situación a la hora de buscar atención médica derivado de los accidentes de trabajo.

Para la revista Nexos el articulista Joaquín Diez Canedo recogió el siguiente testimonio:  «el Oso me cuenta de una obra en la que le tocó ver a dos compañeros morir por un accidente. Recuerda que al llegar los peritos al lugar, el dueño de la obra tuvo que dar una mordida de unos 40 mil pesos para que no le clausuraran la obra de inmediato. Para no acusarlo por homicidio doloso, el dueño y los agentes del Ministerio Público acordaron declarar que los occisos eran, en realidad, ladrones, y que habían muerto intentando escapar. Las familias no recibieron indemnización alguna».

3. Sabrosa comida de albañil

Todos hemos escuchado hablar de cuán sabrosa es la comida de albañil. Para este tema los constructores se pintan solos, un bote de pegamento vacío al que se le meten leños de madera de desecho de la construcción puede servir como una excelente parrilla una vez que se pone acostada sobre el piso. Chorizos, bistecs, cebollas cambray, chiles de árbol se cuecen sobre la lámina para luego agarrar la carne con una tortilla como si ésta fuera guante. Pero  los albañiles casi comen de todo, siempre y cuando sea sabroso, como pollos  rostizados, tortas de jamón y frijol o incluso tortas que llevan solo crema y rajas dentro, una delicia por cierto.

4. Escolaridad de los albañiles en México 

Ser albañil en México no es una profesión que se elija, más bien es para personas que por las circunstancias nos les queda de otra. De acuerdo con el Inegi el 45.5% de los albañiles en México, es decir la mayoría, cuenta con la primaria terminada, mientras que el 36.8% con secundaria y el 11.8% con educación media superior e incluso superior.

«El 95.2% de los albañiles es alfabeta y el restante 4.8% no sabe leer ni escribir un recado. Sin embargo, en promedio tienen 6.9 años aprobados en la escuela, lo que significa que alcanzan prácticamente una escolarización del primer año de secundaria», indica el Inegi

5. Mucha gente depende económicamente de ellos

La falta de seguridad social y la alta probabilidad de muerte para los albañiles se agrava cuando pensamos en que varias personas quedan en el desamparo si ellos llegan a fallecer. El Inegi indica que de los 2 millones 400 mil albañiles que hay en México, el 61% de ellos son jefes del hogar y por tanto mantienen a esposa, hijos e hijas.

6. El libro Los Albañiles de Vicente Leñero 

Se le considera una de las novelas negras más famosas de México y por supuesto la única que gira en torno a los albañiles. La historia empiezan cuando el velador de la construcción es asesinado a tubazos y encontrado por el peón más pequeño de la construcción de nombre Isidro, el entramado hace que queramos saber más y más hasta conocer qué personaje narrará cómo ocurrieron los hechos. La intriga sirve de pretexto para adentrarse en el mundo de los albañiles.

7.  Canciones sobre albañiles 

«No muevas el andamio», habría gritado Cleto el albañil antes de dar el azotón según narra el músico y cronistas Chava Flores en la canción «Cerró sus ojitos Cleto» en donde cuenta con extremo humor el triste fin y posterior velorio del pobre hombre que dejó una viuda. Sin embargo no es la única canción sobre albañiles, hace pocos años El Chapo de Sinaloa sacó la melodía «El Albañil», la cual mostramos a continuación:

 

8. ¿Por qué representa a los albañiles la Santa Cruz?

Los alarifes, como también se les conoce, celebran el 3 de Mayo el Día de la Santa Cruz, que es el elemento que colocan en la obra previo a iniciarla con el fin de no tener accidentes en donde queden lisiados o mueran, pero también la ponen para que la construcción quede bien y sus patrones estén contentos.

«Hay varias leyendas y versiones que explican la relación de la cruz con el oficio de la albañilería. Una dice que la emperatriz Elena, madre del emperador romano Constantino, quería encontrar la cruz donde murió Cristo. Así que llevó a varios trabajadores para destruir un templo pagano que estaba sobre el Monte Calvario. Se dice que el 3 de mayo del año 292 encontraron bajo los escombros la reliquia. Esta acción le valió a la emperatriz ser canonizada luego de su muerte para ser venerada como Santa Elena de la Cruz», explica Memo Baustita para Munchies.

9.  El salario de un albañil 

El Inegi refiere que el 73.6% de los albañiles en México gana hasta tres salarios mínimos algo así como 300 pesos diarios, pero el resto mucho menos que eso.  El promedio de horas trabajadas por semana entre los albañiles es de 45 horas. Sin embargo, 39% de los albañiles trabaja más de 48 horas a la semana.

10. Discapacidad, una triste consecuencia de ser albañil

El gran esfuerzo físico y los constantes accidentes que implica ser albañil trae consecuencias severas para el cuerpo de quienes se dedican a este oficio. La encuesta del Inegi refiere que el 64% enfrenta alguna discapacidad, leve o severa, relacionada con su capacidad de moverse, caminar, subir o bajar.

Más acerca del tema:

Inauguran foros para establecer el Plan Nacional de Desarrollo de AMLO 

Realizarán foro para definir Plan Nacional de Desarrollo de la Cuarta Transformación

 No voy a buscar reelección, tengo palabra y terminaré mi mandato en 2024: AMLO

 

Bolsas de trabajo para albañiles

TE INTERESA