Advierte fraile sobre más homicidios contra religiosos en México

Sugirió la necesidad de buscar un diálogo más nacional con los grupos criminales.

Por: Montserrat Ruiz

Las ejecuciones contra religiosos en México podrían aumentar si no se hace un cambio en la estrategia política antinarcóticos, advirtió el fraile Julián Cruzalta Aguirre, fundador de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

A pesar de que en este sexenio se han contabilizado 21 asesinatos contra clérigos, la administración de Enrique Peña Nieto todavía no resuelve el problema, refirió Cruzalta Aguirre tras lamentar la situación que viven algunos estados del país, como Guerrero, Michoacán y Veracruz.

La situación que se vive en algunas comunidades de Guerrero, donde impera el control del crimen organizado, ha obligado a agentes del pastoral a moverse de las parroquias o capillas que deben atender, para evitar ser parte de la estadística.

Leer más: En el Edomex 18 sacerdotes han muerto en este sexenio a manos de la delincuencia

En entrevista para El Big Data, el religioso sugirió la necesidad de buscar un diálogo más nacional con los grupos criminales, a quienes calificó de convertirse “en una autoridad real no legal”.

“Hace años que está pasando esta situación. […] Es ilegal pero es la realidad, nos guste o no nos guste».

Esta idea no es nueva, fue el obispo Salvador Rangel -de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa– quien primero planteó un diálogo con los líderes del crimen organizado para reducir la violencia, comentario que hizo después de que el 5 de febrero aparecieran los cuerpos de dos sacerdotes en la carretera Iguala-Taxco y quienes murieron por acudir a una fiesta en la que habrían convivido con presuntos narcos.

De esta misma diócesis huyeron un grupo de cuatro monjas que administraban el Colegio Morelos, después del asesinato de familiares de una de sus compañeras y por temor de también ser víctimas de la violencia que existe en la zona.

Leer más: Obispo de Chilpancingo sugiere diálogo con capos del narcotráfico

Ante la creciente ola de violencia a la que se han enfrentado distintos religiosos en el país, Cruzalta Aguirre dijo que cuando en una población tan creyente se toca al clero, quiere decir que la situación está bastante delicada.

En este tenor resaltó que los ataques no son exclusivos al mundo católico, son dirigidos a toda la población, es decir que estos grupos van adquiriendo más fuerza.

“Se necesita una estrategia más social. Se debe cuidar que las autoridades municipales no se coludan con el crimen organizado, así como invertir en la educación de los jóvenes, porque si no se invierte en su educación. Son un caldo de cultivo para que terminen de sicarios del narcotráfico”.

Por ello el clérigo expresó que la incriminación que han sufrido algunos de los fallecidos de relacionarse con la delincuencia es una salida política fácil para cerrar la investigación.

“Las iglesias tienen que reaccionar fuertemente, no murieron por ser parte del narcotráfico o por ajuste de cuentas. Murieron porque son víctimas de una situación real de mucha violencia que está pasando en el país”.

Te puede interesar:

Quitan a ALDF administración de los recursos de la reconstrucción

“Temíamos represalias”; aparecen padres del niño que provocó accidente en Tláhuac

TE INTERESA