76 minutos requirió el presidente López Obrador para informar sobre sus 100 días de Gobierno

Foto: Especial

El presidente López Obrador ofreció detalles sobre 62 de un centenar de promesas que hizo y que ya se cumplieron en los primeros 100 días de su Gobierno.

Un ritual de muchos años en México, pero ahora protagonizado por la llamada CuartaTransformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a suceder en Palacio Nacional.

El presidente López Obrador necesitó de 76 minutos para informar a sus 600 invitados “y al pueblo de México”, las acciones que ha llevado a cabo en los primeros 100 días de su Gobierno.

Foto: Especial

El presidente de la 4T, el que mayor índice de popularidad ha tenido en toda la historia moderna mexicana, ofreció un positivo balance que prácticamente mantiene intactas las expectativas a futuro.

“En el acto del Zócalo el día 1º de diciembre hice cien compromisos con el pueblo de México, repasándolos al día de hoy y vamos a entregar los anexos correspondientes, ya 62 de esos cien compromisos se han convertido en hechos y 38 están en proceso de cumplirse”, afirmó.

Un costado del Patio Central de Palacio Nacional fue acondicionado para que el mandatario rindiera su informe; desde el principio se esperaba que el discurso fuera largo, así lo había anticipado él mismo minutos antes, durante su tradicional conferencia de prensa matutina.

A cambio de esos 76 minutos de alentadoras cifras, mensajes de reconciliación y reconocimiento a su propio equipo, López Obrador recibió, como en los viejos tiempos del priismo, 21 aplausos, 21 interrupciones que el mandatario intentó ignorar pero que sus casi 600 invitados no estuvieron dispuestos a obviar.

Foto: Especial

Ahí estaban gobernadores como el de Sinaloa, Querétaro, Hidalgo, Durango, Sonora; todo el gabinete, legal y ampliado, incluso aquellos con los que el presidente ha tenido desencuentros como el titular del INAI, Francisco Javier Acuña y por supuesto los “amigos empresarios” del mandatario: Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego y Alfredo Harp Helú.

Hubo aplausos cuando el presidente mencionó la lucha que decidió emprender contra el robo de combustible, cuando afirmó que en la economía nacional no hay asomo de recesión, cuando habló de los programas sociales que ha emprendido y cuándo dijo que su Gobierno “buscará siempre hacer realidad el ideal de la justicia social”, siempre empezando por los pobres.

“Es un timbre de orgullo, una dicha enorme y creo que este es un ideal compartido por todos los mexicanos de todos los sectores, que se destinen este año más de 300 mil millones de pesos del presupuesto público a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la gente más humilde y pobre de nuestro país”, pronunció.

Algunos aplausos llevaban otro destinatario: los invitados del presidente otorgaron una ovación compartida a Ana Guevara, titular de Conade; a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación y a las Fuerzas Armadas, aliadas estratégicas del mandatario y a quienes volvió a reconocer por su apoyo.

Mientras, afuera de Palacio Nacional protestaban algunos trabajadores del Seguro Popular, que ahora desaparecerá, adentro transcurrían esos 76 minutos de exposición, en los que López Obrador defendió lo que llamó un “nuevo modelo de Gobierno, de hacer política” que consiste en combatir la corrupción y aplicar la austeridad, para lograr el desarrollo.

Te puede interesar:

Meteorito alumbra el cielo de la alcaldía de Xochimilco

Hombre expulsa enorme coágulo y muere días después

[VIDEO] Pareja de motociclistas ‘zapean’ a policías y huyen riendo

TE INTERESA