5 macabros asesinatos entre familiares que escandalizaron a México

11 enero 2018 7:41 pm

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública cataloga a 2017, año que recién concluyó,  como uno de los años más violentos de que se tenga memoria. Tan solo la Ciudad de México se registraron un promedio de 5 asesinatos dolosos por cada 100 mil habitantes, la cifra más alta de los últimos 20 años.

Pero, quizá, son los homicidios entre familiares los que más nos escandalizan a los mexicanos pues este tipo de crímenes sale de nuestra comprensión. Aquí mencionamos los asesinatos en familia que han dejado helados a los habitantes del país.

1. El adolescente que sepultó a su mamá en el patio.

Los policías acudieron al domicilio de una mujer que desde hace días había sido reportada como desaparecida en la comunidad de San Juan, delegación Milpa Alta. En la vivienda encontraron a su hijo quienes empezó a comportarse de forma sospechosa cuando le empezaron a preguntar sobre la última vez que vio a su madre, los agentes decidieron inspeccionar de reojo la vivienda y descubrieron que en el terreno de junto había un cadáver mal sepultado al que las ratas, perros y quizá moscas ya le había devorado parte de la cara, se trataba de la mujer reportada como no localizada. El adolescente de 16 años no tuvo de otra más que confesar el crimen, él mismo la había matado a golpes cansado de que lo maltratara, la autopsia revelaría después que la víctima también había muerto por estrangulamiento.

2. El niño al que le sacaron los ojos con una cuchara.

En San Agustín Atlapulco, Estado de México, una mujer de 23 años le sacó los ojos a su pequeño hijo con una cuchara en lo que parecía ser un ritual satánico para recibir el fin del mundo. De acuerdo con las investigaciones otros siete integrantes de la familia participaron en el rito, todos estaban bajo los influjos de una droga. Las autoridades ya no dieron a conocer el estado de salud del menor, no se descarta que haya muerto.

 

3. El hombre que se comió a su novia

En octubre de 2007 los vecinos de un edificio de departamentos de la colonia Guerrero, en la Ciudad de México, pidieron el apoyo de la policía porque un desagradable olor de carne en descomposición salía del departamento de uno de los inquilinos; cuando los agentes acudieron a la vivienda encontraron el torso de una mujer en la armario y una mano humana dentro de una olla de caldo, el dueño del departamento se llamaba José Luis Calva Zepeda, quien al verse descubierto saltó por el balcón de su departamento rompiéndose la cabeza y quedando muy atontado por el golpe. Se le conoció como “Caníbal de la Guerrero”, al hacerse famosa su historia se le relacionó con dos homicidios similares.  Calva Zepeda murió ahorcado en prisión, por lo que dicen que fue un suicidio.

4. Un policía que mata y se come a sus hijas

El 1 de enero de 2018 México despertó con la terrible noticia de que un expolicía federal asesinó a su esposa e hijas en el municipio de Tecamac, Estado de México. La familia de la mujer había denunciado la desaparición de la mujer así que la policía estatal entró a la vivienda, los uniformados prácticamente estaban seguros por los antecedentes del caso, que la madre y sus hijas  ya habías sido asesinadas, pero nunca se imaginaron que los cuerpos estuvieran descuartizados y menos que parte de ellos hubieran sido comidos por el victimario. El expolicia era un conocido consumidor de cocaína y se cree que bajo los influjos de este alcaloide asesinó a toda su familia.

5. La mamá que se mató junto con sus hijos.

En junio de 2017 una mujer envenenó a sus hijos de seis, ocho y 10 años de edad, así como a su padre para posteriormente envenenarse así misma, en su domicilio de San Bernabé, de la colonia San Jerónimo Lídice. Al parecer esta decisión la tomó como venganza porque el padre de los menores ganó la custodia de los niños.

 

Comentarios