Lo que la Constitución capitalina nos quedó a deber

1 febrero 2017 6:00 am

La elaboración de la primera Carta Magna de la Ciudad de México se caracterizó por las inasistencias de los diputados constituyentes, la falta de acuerdos y por desechar propuestas que se había planteando en el dictamen de proyecto que envió el jefe de Gobierno capitalino.

Por ello, organizaciones civiles y políticos consideran que la redacción se quedó corta con las expectativas que se fijaron, ya que temas como el voto a los 16 años, pensión para los trabajadores no asalariados, derecho del voto de los reclusos, entre otros quedaron fuera del texto final.

Y es que luego de más de cuatro meses de trabajo y discusión del dictamen, desde su conformación como Asamblea Constituyente el 15 de septiembre, estos temas no lograron el consenso, mientras que otros temas que sí pasaron se quedaron a medias en términos reales.

En el caso de bajar de 18 a 16 años la edad para votar, los constituyentes se enfrascaron en una discusión, pero que al final se desechó, al considerar que esta propuesta era inconstitucional.

También se eliminó la posibilidad de crear un fondo de pensiones y prestaciones para personas no asalariadas, así como el concepto de universalidad que hablaba sobre la renta básica.

Sobre este tema en particular, se consideraba a todos los capitalinos, principalmente a las personas en situación de pobreza; sin embargo, únicamente se determinó que la misma sólo se debe aplicar a personas que no puedan satisfacer sus necesidades por medios propios.

Sobre las obligaciones de los desarrolladores inmobiliarios se estipuló que estos tendrán que realizar medidas de mitigación en la zona que edifiquen, así como efectuar una compensación económica.

No obstante, la propuesta para evitar que los habitantes sean expulsados o removidos durante la construcción en la metrópoli fue eliminada del articulado en la última sesión ordinaria del Constituyente.

Transformación de las delegaciones a Alcaldías

Las 16 delegaciones políticas se transformarán en alcaldías, que serán liderados por un alcalde y tendrán grupo de entre 10 a 15 concejales, que buscarán servir de contrapeso en la gobernabilidad de las demarcaciones.

Aunque expertos en la materia afirmaron que la figura de concejal incrementará la burocracia en la ciudad y amarrará de manos al próximo alcalde sobre el uso de recursos públicos.

 División de las demarcaciones

Delegaciones como Iztapalapa y Gustavo A. Madero podrán ser divididas para una mejor operación de recursos públicos, según el artículo 58 aprobado por el Congreso Constituyente, que determinó que se podrá aumentar el número de demarcaciones en la Ciudad de México.

Sin embargo, la medida entrará en vigor hasta 2021 y quedará sujeta a la aprobación del nuevo Congreso local, donde tiene que ser aprobada por las dos terceras partes de sus integrantes, así como antecedida por análisis de expertos en la materia y una consulta ciudadana.

Muerte digna

Aunque se difundió como eutanasia, la Carta Magna local no hace referencia a ese término, si no que se avaló el derecho a la “autodeterminación personal”, es decir, una muerte digna, lo que no significa el derecho a la muerte cuando se padezca alguna enfermedad.

 “Se respetará en todo momento el derecho fundamental a la autodeterminación personal, la autonomía, así como las decisiones libre y voluntarias del paciente a someterse a tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar de manera innecesaria su vida, protegiendo en todo momento su dignidad. Para ello se estará a lo que disponga esta Constitución y las leyes”, refiere el articulado.

Uso de la marihuana con fines médicos

A pesar de la controversia y polémica que se generó por el uso de la marihuana con fines medicinales y terapéuticos, la Asamblea Constituyente logró sacar adelante este tema.

No obstante, el Congreso de la Unión se encargará de realizar una reforma a la Ley de General de Salud para que entre en vigor esta medida.

 Revocación del mandato

Cualquier persona que se desempeñe en un cargo de elección popular podrá ser removido de su cargo por la ciudadanía cuando este a la mitad de su encargo, a través de la figura de la revocación de mandato.

Aunque para continuar en el puesto los funcionarios sólo necesitan el 10% de la lista nominal de electores de la Ciudad de México o de la demarcación que radiquen.

Además, los resultados serán vinculatorios cuando la participación de la ciudadanía sea al menos del 40% de las personas inscritas en la lista nominal de electores del ámbito

Juicio político y eliminación del fuero

Una de las propuestas más esperadas era dotar de instrumentos jurídicos a la Ciudad de México, en los que servidores públicos podrán estar sujetos a juicio político por violaciones graves a la Constitución, así como manejo indebido de recursos públicos.

Asimismo, se aprobó la eliminación del fuero para todos los funcionarios del Gobierno capitalino, quienes deberán responder por los delitos que pudieran cometer durante el tiempo de su encargo y sin gozar de impunidad.

Familias diversas

El matrimonio igualitario se elevó a rango constitucional, luego de que el PRD y Morena votaran a favor de esta medida, por lo que se reconoce en igualdad de derechos a las familias formadas por la comunidad LGBTTTTI.

Además, las autoridades capitalinas estarán obligadas adoptar medidas para impedir la discriminación y garantizar su trato igualitario progresivo y culturalmente pertinente.

En el artículo 16 inciso H, Número 2, quedó establecido está propuesta:

 “Se reconoce en igualdad de derechos a las familias formadas por parejas de personas LGBTI con o sin hijas e hijos que estén bajo la figura de matrimonio civil, concubinato o alguna otra unión”.

Defensoría del Pueblo

Aunque en el dictamen de Constitución del jefe de Gobierno se dotaba a la Comisión de Derechos Humanos local la facultad de juicio político, al final la propuesta únicamente quedó en transformarla en una Defensoría Pública.

Comentarios