La tragedia en la Línea 12 del Metro pudo ser más grave. Jesús Urban, inspector de esa línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), narró que justo en ese tramo, 35 segundos antes pasó el tren que viajaba en sentido contrario.

“El tren que venía por la otra vía que se cruzó con este tren tenía 30 segundos, 35, de haber pasado por la zona que colapsó. Ahí hubiéramos estado hablando de una tragedia de mayores proporciones”, sostuvo Urban.


De acuerdo con información publicada por Reporte Índigo, el inspector recorrió alrededor de las 21:30 horas de la noche la estación para realizar su trabajo y no halló nada extraño, todo funcionaba de forma habitual, aseguró.

“Todo estaba funcionando bien, no se escuchaba de verdad, no se sentía ningún bamboleo, solamente por la otra vía se sentía un ligero bamboleo cuando el tren empezaba a frenar y llegar hacia la estación”, dijo.


Sin embargo, la noche del 3 de mayo a las 22:23 horas, el tramo elevado entre las estaciones Tezonco y Olivos se derrumbó, cobrando la vida de 26 personas y 33 sigues hospitalizadas.

El conductor del tren accidentado, que viajaba con dirección a la terminal de Tláhuac, ha declarado que no se dio cuenta cuando los vagones se desprendieron.

Indicó que después de escuchar un estruendo, sintió un tirón y cortó la energía eléctrica, aunque en ese momento no supo lo que sucedía.


Te sugerimos: AMLO visita refinería de Minatitlán a un mes de sufrir incendio; lo tunden en redes


Los dos trenes colapsados eran los últimos carros del tren, por lo que la inercia permitió que cinco vagones llegaron a la estación Olivos.

Fue en ese momento cuando los pasajeros que lograron llegar sanos y salvos a la estación notaron lo que había ocurrido.

Jesús Urban aseguró que al enterarse de los sucedido, no creyó que se tratara de algo grave, hasta que por redes sociales notaron la magnitud de la situación.

Temas: