Las marchas ¿contaminan?

Protestas, marchas, elbigdata, bigdata

8 abril 2016 7:06 pm

[vc_row][vc_column width=”1/4″][vc_column_text]

20

movilizaciones por día, en promedio, se registran en la CDMX

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]Ante los malos índices de calidad del aire que se han registrado en los últimos días en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), una propuesta empieza a recorrer los pasillos legislativos,  tanto federales como locales: regular las marchas en la Ciudad de México.

Y es que de acuerdo con datos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) las movilizaciones contribuyen entre 15 y 20% a la contaminación debido a los cierres viales en horas pico.

El Partido Acción Nacional (PAN) en la Asamblea Legislativa y en el Senado, es quien enarbola la bandera de la reglamentación.

Sin embargo, organizaciones sociales sostienen que culpar a las movilizaciones de la contaminación es un enfoque equivocado.

“Yo espero que ahora el jefe de Gobierno le quiera entrar al tema de regular las marchas, manifestaciones, mítines. Está completamente en sus manos que esto ocurra, poner orden en la ciudad no significa privar de libertad de expresión, sino encontrar el equilibrio entre este derecho y la libertad de tránsito”, fundamentó Mariana Gómez del Campo en entrevista con El Big Data Mx

A decir de la senadora albiazul, las precontingencias y contingencias que se presentaron en los últimos días orillan a la administración mancerista a tomar “medidas fuertes”.

En ese sentido, presentó un punto de acuerdo, el pasado 6 de abril en el Senado de la República, donde exhorta al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera a  revertir las modificaciones que endurecieron al Hoy No Circula.

“(…) la ciudad no atiende temas de manera integral, dado que ayer en plena contingencia ambiental permitió que se llevaran a cabo 9 marchas o manifestaciones en la vía pública que afectaron la vialidad de la Ciudad de México y por ende contribuyeron a elevar los índices de contaminación”, se lee en el acuerdo.

A la par de regular las manifestaciones, expone Mariana Gómez del Campo, se debe implementar una estrategia para tapar los baches, retirar  topes donde no son necesarios, así como cambiar los horarios de trabajo en vialidades.

“Hay que poner orden y la calidad del aire no mejora talando árboles. Durante su administración ha talado ya más de 10 mil árboles y en las otras administraciones perredistas han talado ya más de 50 mil ¿Eso es cuidar el medio ambiente?”, cuestiona.

En tanto, el diputado local panista, Andrés Atayde argumenta que Acción Nacional siempre se ha pronunciado por regular las marchas sin menoscabar el derecho a la manifestación.

“Esto retoma otra vez importancia, más ahora en esta época de contingencia ambiental, el tema de regular de tal manera que no perjudique la vialidad”, fundamenta.

La propuesta, expone Atayde, contemplaría que las movilizaciones se lleven a cabo en zonas específicas, sin ocupar vialidades.

Por ello, adelantó el diputado albiazul que el Grupo Parlamentario del PAN en la ALDF trabaja una propuesta sobre el tema, la cual se presentaría en este periodo ordinario.

Atayde comentó que desde su óptica el uso del automóvil debe moderarse, pero expone, no se le debe cargar solamente la culpa a los automóviles.

En contra parte,  la diputada perredista y presidenta de la Comisión de  Movilidad de la ALDF, Francis Pirín Cigarrero, señala que se quiere politizar el tema para suprimir el único derecho que tiene la ciudadanía para demostrar su malestar.

“El tema de la contaminación no es un asunto de movilizaciones, es de automotores, de las malas gasolinas que tenemos, de las empresas”, expone a El Big Data Mx.

Además, señala, no hay estudios que demuestren concretamente que las manifestaciones generen considerables emisiones contaminantes.

“Quien lo quiera poner en la mesa está cometiendo un error garrafal”, agrega.

Luis Gómez, de la organización Pueblo Bicicletero, la cual forma parte de la BiciRed y de la campaña Haz la de Tos, sustenta que las marchas no son el problema.

“Nosotros pensamos que el tema central es enfocarse en desincentivar el uso del automóvil y crear programas y sistemas integrales de transporte no motorizado”, comenta.

En su opinión, el tema de las contingencias tiene que desembocar en discusiones más profundas entre la sociedad civil y las autoridades, así como con los transportistas y no culpar a la movilización de la mala calidad del aire.

Mientras que Delfino Hernández, experto en Riesgos Naturales de la Universidad Autónoma Metropolitano (UAM), refiere que las marchas contribuyen entre 15 y 20% a la contaminación, según trabajos conjuntos entre la Secretaría de Medio Ambiente y Recurso Naturales (Semarnat) y la UAM- Iztapalapa.

“Esto porque las marchas son continuas y no están reguladas, se realizan en horas pico donde el calor y el poco aire concentran la contaminación de ozono de los carros que están detenidos, de los microbuses”, explica en entrevista telefónica con esta casa editorial.

Por ello, el especialista ve con buenos ojos la propuesta de regular las marchas.

De acuerdo con el Centro Mario Molina las emisiones son generadas en su gran mayoría por  los vehículos particulares, que emiten la mayor parte de los precursores de ozono y son la segunda fuente de emisión de partículas finas, seguido del transporte de carga.

Asimismo, ninguna de sus recomendaciones para mejorar la calidad del aire refiere que deba regularse las manifestaciones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comentarios