[VIDEOS] Mamás que estallaron en llanto al ver a sus hijos asaltantes muertos por policías

Las madres y padres de estos asaltantes llegaron en segundos al lugar donde mataron a sus hijos

 

Los violentos asalantantes que le amargan la vida a los habitantes de la Ciudad de México, tienen por costumbre realizar sus atracos cerca de los lugares en donde viven ellos y sus familias. Por esta razón cuando alguno de estos cacos es abatido a balazos por policías que cumplen con su deber, es común que sus madres lleguen al lugar para lamentarse por el fallecimiento de sus hijos criminales.

1. «Lalo, no te duermas Lalo»

En diciembre de 2018, un policía mató de un disparo en la cabeza a un criminal que intentó atracar al dueño de una camioneta en las inmediaciones de la alcaldía de Álvaro Obregón. El muchacho se llamaba Eduardo y cuando fue abatido no tenía mucho de haber salido del reclusorio, según se dio a conocer después. La madre de «Lalo», como le decían de cariño en su familia,  se apersonó de inmediato y estalló en llanto al ver a su hijo al percatarse que estaba muerto.

De este hecho destacan, sobre todo, dos cosas: la primera es si la madre llegó tan rápido significa que el muchacho vivía muy cerca de esta zona donde asaltaba y la segunda es que la mujer no le reclamó al policía que estaba ahí por haber matado a su bastago, lo que  significa que ella sabía a qué se dedicaba su muchacho.

 

2. «Ahí está el papá llorando por su rata»

La mañana de hoy en Ecatepec, un joven del que se desconoce edad y nombre, murió habatido por policías municipales. La razón de esta acción fue el muchacho intentó asaltar, junto con otros dos de sus cómplices, un puesto de caldos de gallina en la zona. El padre llegó de inmediato para llorar sobre el cadáver de su hijo. Destaca el comentario de uno de los uniformados que comentó en el video que él mismo estaba grabando «ahí está el papá llorando por su rata».

 

3. «Déjenme ver a mi bebé»

Apenas el pasado 5 de julio un muchacho, del que también se desconoce edad y nombre, murió baleado por un policía de la Ciudad de México, luego de que intentara despojar de $130 mil pesos a una mujer que acaba de retirar dicha cantidad de un Bancomer de la colonia Doctores.

La madre del asalante llegó de inmeidato, y como en los otros casos, no preguntó nada, sabía por qué lo habían matado,  solo se resignó a solicitar a los uniformados que resguardaban el cadáver, que le «permitieran ver a su bebé».

 

JH

Te puede interesar:

Sheinbaum se siente satisfecha con investigación del caso Norberto Ronquillo

La historia del valiente agente de la Policía Federal quemado por el Cartel Jalisco

[HALLAZGO CRIMINAL] En Edomex descubren gigantesca bodega de motos robadas

TE INTERESA