Víctimas del choque del BMW habrían bebido alcohol adulterado

5 junio 2017 1:30 pm

Redacción El Big Data

Por:

Renovando la experiencia de informarte

Familiares de una de las víctimas del choque del BMW que se impactó sobre Paseo de la Reforma descubrieron que éste bebió alcohol adulterado la noche-madrugada que ocurrió el accidente, informó el abogado del conductor acusado de ser el principal responsable del percance.

Un dictamen pericial de ampliación de necropsia, practicado al cuerpo de Carlos Roberto Martínez, encontró una “alcoholemia irrelevante”, pero también 59 milímetros de metanol en sangre, lo que hace suponer que el resto de los afectados también consumieron bebidas adulteradas.

“En la Ciudad de México a 05 de mayo de 2017 siendo las 11:00 horas con fundamento en los artículos 16 y 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 217 del Código Nacional de Procedimientos Penales, se recibe la ampliación de peritaje de necropsia, suscrito por el perito médico forense, doctor Saúl López Suastegui […] Presentaba una alcoholemia irrelevante, al detectarse cincuenta y nueve miligramos de metanol en cien mililitros de sangre, lo cual se produce por el consumo de bebidas adulteradas con metanol”.

De acuerdo con Eduardo Gómez Chávez, abogado de Carlos Salomón Villuendas -conductor del BMW-, esta información se presentará este día en la audiencia de seguimiento en la sala 7 de juicios orales.

El litigante explicó que este dato podría ser irrelevante en el caso de su cliente, porque se comprobó que él no estaba alcoholizado en el momento del accidente, pero sí va a ser todo un tema para el Barezzito, porque debe realizarse una investigación para determinar que no venden bebidas adulteradas y también fijar responsabilidades en este caso, más cuando aseguran que tienen un alcoholímetro en las inmediaciones.

Leer más: Ratifican prisión preventiva a conductor del BMW que chocó en Reforma

El metanol, también llamado alcohol de madera, es de bajo costo y utilizado frecuentemente con fines industriales, como solvente de pinturas, productos de limpieza, anticongelantes y adhesivos.

Los síntomas de envenenamiento, que suelen comenzar transcurridas un par de horas después de la ingesta de dosis de 100 miligramos por kilogramo de masa corporal, pueden abarcar: dificultad y paro respiratorio; visión borrosa, ceguera, convulsiones, dolor de cabeza y mareo, así como cianosis, náuseas, vómito, crisis epiléptica y coma.

Con información de Excélsior

Comentarios