¿Quieres ganar dinero con tus redes sociales? La nueva ESTAFA vía Facebook

Un nuevo tipo de estafa, para enrolar a las personas en esquemas piramidales, ataca desde Facebook, en donde sujetos llaman a jóvenes a ganar miles de pesos con sus redes sociales

Por Elizabeth Gonzalez Manrique y Javier Lara 

A Daniel lo engancharon en una red de estafas piramidales, un ‘amigo’ se aprovechó de que su situación financiera era desesperada y le propuso un negocio irresistible: ganar miles de pesos a través de sus redes sociales.

El modus operandi de estas empresas es simple. A través de redes sociales, especialmente Facebook,  contactan a jóvenes y les ofrecen generar ingresos incluso en dólares.

La promesa siempre es la misma: ganar miles de pesos desde la comodidad de su hogar usando sólo su celular.

En los perfiles de las personas que contactan a los ‘afortunados’ se observa que son personas que poseen automóviles, se van de vacaciones alrededor del mundo y de vez en cuando se abanican con un fajo de billetes.

Cuando el prospecto accede a recibir información acerca del tema concertan una cita en la ‘empresa’, la cual se puede dedicar a cosas como la construcción, venta de terrenos, un proyecto musical nuevo, entre otras cosas.

Así comienza…

Días después del sismo del 19 de septiembre de 2017 Daniel acudió a una dirección cerca de Eduardo Molina, al norte de la Ciudad de México, para asistir a una reunión informativa.

Al joven se le hizo extraño llegar a un edificio común de departamentos y entrar a un cuarto pequeño a recibir una plática sobre como ganar miles de pesos.

Según los sujetos que dirigían el encuentro ellos poseían un edificio en Valle Dorado, Estado de México, en donde se encontraba la empresa, inmueble que se dañó tras el sismo, por lo que ahora se encontraban atendiendo temporalmente ahí.

Te sugerimos: 10 crueles estafas callejeras en CDMX: Guía para no caer

En la reunión un hombre les habló sobre los beneficios de trabajar con ellos y les mostró, y dejó tocar, fajos de billetes que tenían ahí, para que se dieran a cuanto ascenderían sus ganancias.

Al final a Daniel y las personas que atendían junto a él la plática les indicaron que tendrían que hacer una inversión para poder acceder a semejante paraíso.

La cantidad mínima a invertir eran mil pesos, que se multiplicarían de manera increíble al comenzar a trabajar.

No todo lo que brilla es oro

Daniel tuvo que descargar una aplicación en la que iba a registrar a los nuevos usuarios que se unieran al negocio que cambiaría sus vidas.

El joven jamás llegó a enterarse exactamente qué vendían en dicho lugar, además de ‘membresías’ que te unían al sistema.

Te sugerimos: Sectas coaching, la nueva peligrosa forma de estafar en México

Con la inversión inicial que hizo Daniel tenía que invitar a más personas y comprarles una membresía, entre más comprara más puntos, que se convertían en dinero, ganaba.

Al entrar a Daniel le solicitaron que borrara de sus redes sociales todas las fotos que estaban en ellas y que dejara sólo las que lo mostraban, en especial aquellas en las que evitaba vicios o sostenía los fajos de billetes que ellos le prestaban, y subiera fotos con frases motivacionales.

El final de algo que nunca empezó

Daniel se dio cuenta pasadas unas semanas que el asunto no le representaba ningún beneficio monetario y que además se trataba de un esquema piramidal, en el que si algún día llegaba a ganar dinero era porque había conseguido suficientes inversiones de otros incautos iguales a él.

«Ellos se aprovechan de la necesidad, buscan a las personas que pasan por un momento económico difícil porque así no te la vas a pensar y vas a invertir lo que te piden de manera inmediata para generar ganancias», menciona.

Te sugerimos: Royal Prestige; una deuda que nunca termina

Al principio, cuando entregó los mil pesos, le firmaron un pagaré en el que se comprometían a devolverle su inversión en caso de que se retirara, incluso el amigo que lo metió se comprometió a pagar el dinero él mismo.

Sin embargo eso nunca sucedió y dos años después Daniel ya ni sueña con recuperar su dinero.

Las estrategias

Las personas que se dedican a enganchar a otros en estos esquemas piramidales hacen uso de lenguaje coercitivo para lograr sus propósitos.

Adulan y menosprecian a la víctima al mismo tiempo para confundirla y que al final por no ser ‘mediocre’ acceda a realizar la inversión y a contribuir a enrolar a más personas.

Te sugerimos: ¡Cuidado! Gaseros de la CDMX estafan así a sus clientes

Uno de los integrantes de El Big Data fue contactado por varias personas que se dedican a este tipo de estafa para intentar hacerlo participar. Estas son las conversaciones:

Te puede interesar: 

[VIDEO] Matan a pequeño de 10 años que vendía quesos para pagar sus útiles escolares

[VIDEO] ¿Es mi vidrio, verdad? Hombre ofendido por reclamo de clienta revienta cristal recién colocado

[VIDEO] Revelan los últimos instantes de ‘El Alor’, líder de la Unión asesinado

EGM

TE INTERESA