«No destruyas mi vida», clama violador y ofrece 230 mil por perdón

Este hombre violó a su prima y quiso apelar a los sentimientos de sus tío para evadir la denuncia en su contra y éstos fueron sus argumentos.

Walter traicionó la confianza que depositaron sus tíos al aceptarlo en su casa y violó a su prima.

Al conocer el infierno que pasó la pequeña desde que tenía 8 años -hoy tiene 11- no dudaron en emprender una demanda en contra de su sobrino, que intentó ablandar el corazón de sus familiares.

“No me destruyas la vida a mí ni la de mis padres. Sé que estoy en falta”, dijo Walter entre sollozos a través de una llamada telefónica a sus tíos.

Los hecho tuvieron lugar el Perú y de acuerdo con información de medio locales, los intentos por obtener el perdón vía telefónica fueron grabados por los padres de la víctima, quienes no daban crédito al cinismo del joven de 25 años.

«Yo voy a ayudar, yo voy a hacerme responsable de sus estudios, de todo lo que tú quieras”, ofreció el violador.

Te sugerimos:Nataly fue torturada y asesinada por su hermana, quien mandó los videos al chat familiar

La denuncia estaba decidida, con la grabación en su poder, los tíos de Walter se presentaron ante las autoridades el pasado 9 de julio.

La pequeña fue sometida a una revisión por parte de un médico legista, quien confirmó que presentaba una desfloración antigua, evidenciando la violación.

“¿Arreglamos así? Yo sé que si a mí me mandan adentro, ¿quién va ver por mi papá? Está inválido. Yo soy la persona que lo mantiene, mi hermana. ¿Quién lo va ayudar?

«Te lo suplico, te lo ruego pues. Como hijo de tu hermano Alejandro, por favor tío, no me hagas esto, vamos a conversar tranquilos. Yo voy a costear con los costos, con el tratamiento psicológico, lo que venga tío”, insistía el acusado.

Te sugerimos:[VIDEO] Capturan a uno de los violentos asaltantes de combi en Chalco denunciado en Facebook

La madre de la menor, dijo que en ese afán de que detuvieran la demanda, Walter le ofreció 20 mil soles en un primer acercamiento y 40 mil en un segundo, como si un abuso sexual se borrara con dinero, lo equivalente a 232 mil pesos mexicanos.

TE INTERESA