Las 1112 violadas en CDMX que no recibieron antídoto para evitar VIH

Las víctimas de violación pueden contraer VIH y la Procuraduría capitalina no tiene la capacidad para poder darles retrovirales que puedan evitar la proliferación del virus

 

Las víctimas de violación sexual tienen 72 horas para ingerir retrovirales que ayuden a prevenir que se infecten de VIH u otros virus, eso lo sabe la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), pues incluso está está obligada por ley a dotar del fármaco a las víctimas que acudan al Ministerio Público; sin embargo, la realidad es muy diferente.

De acuerdo con la solicitud de información con folio 0113000575118 informó que en los últimos tres años dotó de 968 del tratamiento, pese a que en el mismo tiempo la PGJCDMX abrió mil 980 carpetas de investigación por el delito de violación, es decir, mil 12 personas quedaron a la deriva.

“Debe proporcionarse dentro de las primeras 72 horas después de la exposición de riesgo y durante los siguientes 28 días de forma ininterrumpida. Debe proporcionarse en caso de coito vía vaginal, anal u oral, sin uso de condón”, explicó la unidad de transparencia de la procuraduría.

Palabras alejadas a lo que Laura Martínez Ramírez, directora de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas A.C. (ADIVAC), puede ver de manera cotidiana en las mujeres y niños que apoya.

“Ahí (en la PGJCDMX) no dan retrovirales ni tampoco la anticoncepción de emergencia, o sea no hacen nada de profilaxis. La profilaxis química para prevenir una enfermedad de transmisión sexual no la hacen con las personas adultas y mucho menos con los niños. La Clínica Condesa atiende a más mujeres que vivieron violencia sexual que la procuraduría, ahí no les dan nada las mandan a la Clínica Condesa”, acusó en entrevista para El Big Data.

Además de la Clínica Condesa, las autoridades envían cuentan con los Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales que repartieron 183 tratamientos, pero cuyo horario de atención evitan sean un punto de apoyo para la población pues solo brinda servicio de lunes a viernes, en un horario de 09:00 a 19:00 horas. Lo que implica que una mujer que sea violada en sábado a las 3 de la tarde no podrá acudir a estos centros.

Chocan cifras del presupuesto

Desde 2015 y hasta octubre de 2018, la Dirección General de Programación, Organización y Presupuesto (DGPOP) respondió que se la procuraduría capitalina ha gastado cinco millones 16 mil 604.55 pesos, siendo 2017 cuando más se invirtió en la compra del fármaco.

Sin embargo, la subdirección de Integración y Evaluación de Programas destaca que en los ejercicios presupuestales de 2015 y 2016 no se adquirieron los retrovirales, es decir, se pone en duda dos millones 554 mil 518 pesos con 57 centavos, que reportó la DGPOP en la misma solicitud de información.

Además, la subdirección a cargo del Ingeniero Luis Francisco Sánchez y Gómez informó que en los años posteriores sí figuran en el catálogo de conceptos de un contrato abierto, pero en 2017 solo se reporta la compra de cuatro tratamientos con un costo de 16 mil 349.19 pesos cada uno, según consta en el contrato PGJDF-025/2017 que se adjudicó a José Luis Cubillo Garnica por un total de 65 mil 396.76 pesos por concepto de antirretrovirales profilaxis.

Mientras que para 2018, la dependencia solo informó el precio unitario de adquisición a VIG Soluciones S.A de C.V y que reporta 18 mil 527 pesos por unidad, sin especificar la cantidad de unidades solicitadas por lo que se desconoce el total que la procuraduría pagó es este laboratorio.

Las más agredidas

Desde 2015 y hasta septiembre de 2018, mil 824 las mujeres fueron violadas en las 16 alcaldías capitalinas según consta en la solicitud de información con folio 0113000575218. La lista la encabeza Iztapalapa que tiene 352 casos, seguida de Cuauhtémoc con 240; Gustavo A. Madero, 196; Coyoacán, 134; Tlalpan, 128; y Álvaro Obregón con 124. Alcaldías que coinciden con las que tiene ADIVAC en sus archivos.

Para Martínez Rodríguez, las víctimas padecen además de la incapacidad de respuesta para ofrecer fármacos que protejan su vida, enfrentan la revictimización por parte de las autoridades.

“La procuraduría en relación a la fiscalía de delitos sexuales, supuestamente ya está el nuevo sistema de justicia y supuestamente ya hay abogados victímales que atienen de a las personas cuando llegan, pero como la ruta que tienen las personas para levantar una denuncia es revictimizante, o sea, las vuelven a violentar”, sentenció.

Y agregó que el “dicho de una persona en relación a la violencia sexual se pone en tela de juicio. Tiene que comprobar que fue violada con su cuerpo, o sea, tiene que pasar con el Ministerio Público, tiene que pasar con el médico legista para que demuestre con su cuerpo que si le hicieron algo y todavía más grave aún le tienen que revisar los genitales para ver si es cierto, si es que ella dijo que hubo una penetración. Es una revictimización, tras otra revictimización porque el dicho de la persona no es suficiente”

TE INTERESA