Jóvenes de 12 a 16 años promueven apología del delito

19 enero 2017 8:03 pm

La Procuraduría General de Justicia de la ciudad de México (PGJ-CDMX), tiene detectadas cuentas de redes sociales donde se convoca a campañas de odio, racismo donde se incita a la violencia y se hace apología del crimen.

Al respecto, José Roberto Uribe Ruiz, encargado de la Unidad de Investigación Cibernética de la dependencia detalló que no solo existe una sola Legion Holk que se aprovecha de situaciones que impactan a la sociedad, sino varias comunidades deformadas que están integradas por miembros que han sido expulsados de otros grupos por desvirtuar su actuación.

Informó en conferencia de prensa que los usuarios más activos en su mayoría tienen entre 12 y 16 años de edad que se dedican a realizar ataques en masa con el fin de atraer la atención, confrontarse con otros usuarios, generar trending topic y establecer una tendencia.

“Una de las formas que han encontrado para actuar es adjudicarse acontecimientos que afectan a la sociedad, falsificando perfiles, tergiversando información, con el objetivo de generar campañas de odio; algunos de los usuarios anónimos son contactados a través de foros secretos, que son investigados por esta Procuraduría”, sostuvo.

Uribe Ruiz detalló que el perfil de estos usuarios denota una pérdida de valores, un sentido de irresponsabilidad en sus actos y una noción de que no existirá consecuencia en sus actos al lanzar mensajes como el #MásMasacresEnMéxico.

“Para algunos miembros de estas comunidades es una broma, pero su impacto puede derivar en que otros usuarios no distingan entre el juego y la realidad, y creer que su mensaje de odio es auténtico y debe ser llevado a la práctica”, refirió.

Agregó que es importante que los padres de familia se enfoquen en la recuperación de valores y hacerle ver a sus hijos que así como la tecnología tiene grandes ventajas para acercarse al conocimiento, también los puede llevar, haciendo un mal uso, a ser víctimas de delitos como bullying, trata laboral o sexual de personas, acoso, sexting o pederastia, ilícitos que pueden cambiar su vida.

Ante esta situación que genera apología del delito afirmó que la PGJ-CDMX recomienda reforzar el núcleo familiar con los adolescentes, supervisar la actividad de los menores en redes sociales, sin violar su privacidad y hacerles entender que sí existen consecuencias a este tipo de conductas.

Comentarios