Amparará SCJN a padre que se le impuso caución para volver a convivir con su hija

23 mayo 2017 8:10 pm

Para volver a convivir con su hija, un padre de familia debería pagar por concepto de garantía 7 mil 500 pesos, que le impusieron los tribunales civiles capitalinos, de lo contrario no puede acercarse a la niña.

Tomando en cuenta las necesidades de la menor, el Juzgado Octavo de Distrito en Materia Civil decidió amparar al quejoso con base al criterio del interés superior del niño.

Con ello, el padre podría volver a convivir con su hija aunque no pagará la fianza impuesta por las autoridades capitalinas. Y es que imponerle una garantía significa una medida autoritaria porque le suspende el régimen de visitas, con apreciaciones parciales y arbitrarias cuando se trata de asuntos de índole familiar-

“Aunado a lo anterior, estima que parece incontrovertible que en multitud de asuntos en materia familiar, las partes son de escasos o bajos recursos económicos, situación ante la cual, al tener que exhibir una garantía, se afecta gravemente su situación personal y de la menor al tener que privarse de una cantidad de dinero que resulta indispensable para su sostenimiento”, argumentó la defensa.

Sin embargo, tanto el Gobierno de la Ciudad de México como la Asamblea Legislativa, se inconformaron por el beneficio, alegando que se dejaba en estado de vulnerabilidad a la contraparte, es decir a la mamá de la menor, y que la caución sólo era un apoyo económico para la parte afectada.

“Señala que el hecho de que se establezca una cantidad para suspender el procedimiento, no representa una formalidad que impida el acceso a la jurisdicción al gobernado apelante, si bien prevé la exhibición de una garantía, dicha garantía tiene por objeto principalmente resarcir, en su caso, los daños y perjuicios que pudieran ocasionarse a la contraparte de la apelante, de ahí que es totalmente justificada y no va en contra de ningún principio constitucional”, argumentó la ALDF.

Con base en el proyecto de resolución del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, se debe privilegiar el interés superior de los niños, aún por encima de las normas civiles locales, pues el daño que se le puede ocasionar a la menor al alejarla de alguna de la figuras paternas es de irreparable o de difícil reparación.

Por ello, la sentencia de la Sala será por negar el amparo al Gobierno capitalino y la ALDF, y ratificar la sentencia recurrida en contra de las instancias antes mencionadas.

 

Comentarios