Premia UACM a ‘paristas’ con cargos administrativos

El año pasado los activistas fueron contratados en diversos puestos con sueldos que van desde los 20 mil y más de 30 mil pesos al mes.

Los estudiantes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) que han participado en manifestaciones y paros laborales dentro de la institución lograron escalar a la administración de la casa de estudios que fundó Andrés Manuel López Obrador.

Este grupo, que también participó en el derrocamiento de la ex rectora Esther Orozco, obtuvo puestos claves en la Rectoría y la Coordinación de Servicios Estudiantiles.

Algunos de estos nombramientos fueron entregados a estudiantes que aún no se titulan y cuyos salarios ascienden a 20 mil pesos, de acuerdo con documentos en poder de El Big Data.

Los beneficiados formaron parte del colectivo “José Revueltas UACM”, cuyo líder era Roberto López Mejía, un estudiante de la licenciatura en Ciencias Sociales del plantel San Lorenzo Tezonco desde 2011 y que hasta la fecha no se ha titulado.

“Roberto López Mejía es del grupo del ex rector Hugo Aboites, también es allegado del nuevo rector Galdino Morán, pues fue quien impulsó su candidatura y se encargó de iniciar una guerra sucia contra las otras aspirantes a la rectoría y como pago colocaron a sus cercanos en puestos clave”, dijo un trabajador de la UACM y quien prefirió omitir su nombre.

Uno de estos casos es Francisco Pérez Rojas, quien de acuerdo con el oficio UACM/RECTORIA/N-014/2018 ostenta el cargo de “Asesor de la Rectoría” desde el 29 de mayo de 2018,  siete días después de que Galdino Morán fue nombrado como rector de la universidad.

Morán tomó protesta como rector en medio de una manifestación estudiantil en su contra, la cual fue sofocada por Roberto López Mejía y su grupo de activistas, quienes impidieron a los estudiantes llegar a la sala donde se llevó a cabo el nombramiento en mayo de 2018.

Pérez Rojas tiene el nivel de empleado 85.7 y percibe un sueldo bruto de 36 mil 471 pesos mensuales, a pesar de que aún cursa la licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Urbana en la UACM.

 

Francisco Pérez Rojas UACM by El Big Data Mx on Scribd

De acuerdo con su currículum vitae, del que esta casa editorial tiene copia, Pérez Rojas en 2015 fue operador del partido Morena en las elecciones intermedias.

Otro de los beneficiados es Iván Felipe Galdínez Ortegón, titular de la Coordinación de Servicios Estudiantiles, quien tiene a su cargo los proyectos interinstitucionales, becas, apoyos a prácticas de campo y foros académicos, entre otras facultades.

Galdínez Ortegon es allegado de López Mejía, pues fueron integrantes del colectivo “Asamblea Estudiantil” en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa. Aunque no tiene ninguna experiencia administrativa maneja las becas, apoyos económicos y seguro social de 18 mil 355 alumnos inscritos en la institución distribuidos en cinco planteles.  

De acuerdo con su currículum vitae tiene el grado de maestro en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública y una licenciatura más en filosofía, y ha dado clases de sociología y fotografía en instituciones privadas.

A ellos se suma un grupo de cinco activistas  también allegados al colectivo estudiantil “José Revueltas”, tres de ellos han participado en el Consejo Universitario de la UACM.

Los cinco fueron contratados como trabajadores de confianza durante el mes de agosto de 2018 con un nivel de trabajador 20.5 y un sueldo de 20 mil 470 pesos mensuales.

Se trata de Andrés Rubén Domínguez Varela, estudiante de la licenciatura en Ciencia Política y Administración Urbana de 2014 a la fecha en el plantel Cuautepec, actualmente es consejero universitario y encabeza el colectivo estudiantil “De uacemita a uacemita” en su campus.

Isaac Ramírez Parra, pasante de Ingeniería en Sistemas Electrónicos y de Telecomunicaciones del plantel San Lorenzo Tezonco, participó como consejero universitario en la UACM  de 2012 a 2014.

Salomón Ochoa Alvarado, estudiante de la licenciatura en Comunicación y Cultura en el plantel Centro Histórico, fue consejero universitario de 2010 a 2012.

Mario Sebastián López Téllez, egresado de la licenciatura Comunicación y Cultura en el plantel Casa Libertad, y  por último Guillermo Eduardo García Pérez, estudiante de licenciatura en Creación Literaria en el plantel del Valle.

Sus labores consistieron en dar clases de educación física aunque no cuentan con acreditación para ello, pues cuatro aún son estudiantes de la UACM y sólo uno es egresado.

Su contratación fue por un mes debido a la presión de un grupo de académicos, en respuesta los activistas cerraron la universidad por un lapso de dos días.

Una universidad tomada

Roberto López Mejía aseguró en entrevista con El Big Data que no es funcionario de la institución, por lo cual no goza con facultades para designar a otras personas como trabajadores.

Reconoció conocer a las personas mencionadas en este texto, pero no participó en su designación.

Sostuvo que su carrera es de cuatro años, pero ha permanecido durante ocho años en la UACM porque el proyecto académico así se lo permite.

“Considero que estos señalamientos tiene que ver con las denuncias públicas que nosotros hemos realizado sobre aspectos de corrupción e irregularidades en la universidad”, dijo López Mejía.

Para  Rodrigo Salazar, coordinador de la maestría en Gobierno y Asuntos Públicos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), los grupos de choque al interior de la institución han provocado un retroceso en el desempeño de la universidad, pues se ha dejado de lado la enseñanza académica por la disputa de los puestos de poder.

Salazar aseguró que la UACM cuenta con un gran presupuesto; sin embargo, el número de egresados es muy pequeño para los 16 años que tiene de vida la universidad.

“Estamos hablando de que la UACM no tiene más de tres mil egresados a 16 años de su fundación, lamentablemente han pasado por crisis muy severas que fueron propiciadas por los grupos de activistas; ellos ya le tomaron la medida a las autoridades y saben que sin su apoyo nadie puede gobernar libremente en la UACM”, dijo Salazar.

Con él coincidió Carlos Ornelas, académico investigador del departamento de Educación a Distancia de la UAM Xochimilco, quien aseguró que el ambiente politizado provoca que los jóvenes no encuentren un ambiente académico como en otros centros de estudio y esto propicia la deserción escolar.

El Big Data ha documentado que en 16 años la UACM ha registrado un total de dos mil 921 alumnos que terminaron su carrera, dicha institución inició con un presupuesto de 109 millones 418 mil pesos y para este año cuenta con mil 341 millones 870 mil pesos.

La universidad fue creada por Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de Gobierno en la Ciudad y ahora como presidente de México planea crear 100 universidades públicas más, las cuales serán abiertas en las comunidades más alejadas del país.

TE INTERESA