La toma de protesta de AMLO en el Zócalo costó 8.9 mdp

En este trabajo hecho por El Big Data se presenta el costo de la toma de protesta de AMLO el cual asciende a 8.9 millones de pesos

El Gobierno de la austeridad arrancó con una fiesta millonaria. La toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador en la plancha del Zócalo capitalino el 1 de diciembre costó a los mexicanos 8.9 millones de pesos.

Esto representó 5.1 millones de pesos más de lo que se pagó por el llamado #AMLOfest en el Estadio Azteca y con el que AMLO cerró su campaña en el Estadio Azteca.

Además, la producción del festejo estuvo a cargo de la empresa SARA Producción, misma que ha organizado eventos para el Gobierno federal durante la presidencia de Felipe Calderón, para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cuando el ex presidente Enrique Peña Nieto fue candidato presidencial, y para la administración del difunto ex gobernador de Puebla y senador, Rafael Moreno Valle.

Este contrato millonario se dio a través de una adjudicación directa, sin que el Gobierno federal saliente ni el que ahora encabeza el presidente López Obrador celebraran un proceso de licitación.

La fiesta, en la que actuaron artistas como Eugenia León, Regina Orozco, Horacio Franco y el rapero indígena Juant Sant, se contrató y solventó con presupuesto de la Secretaría de Cultura federal, que dirige Alejandra Frausto.

Su organización estuvo a cargo de funcionarios del Centro Nacional de las Artes (Cenart), de acuerdo con el desglose de gastos del festejo, obtenido por El Big Data a través de una solicitud de información pública.

-Austeridad-

El discurso de austeridad del Presidente, siempre presente en sus intervenciones, quedó lejos de cumplirse en el Zócalo; de acuerdo con la factura de los servicios contratados, la Secretaría de Cultura pagó 7.7 millones de pesos más IVA, lo que sumó un desembolso de 8.9 millones de pesos para la empresa con razón social Servicios, Audio, Representaciones y Artistas para cubrir el costo de 17 conceptos diferentes.

SARA Producción es una empresa especializada en la producción de eventos masivos, integración de servicios, desarrollo de nuevos productos, agencia creativa y generación de contenidos y soluciones, según detalla en su página web, y durante 20 años ha organizado eventos en el Festival Internacional Cervantino, aunque también ha incursionado en el ámbito de la administración pública.

La plancha del Zócalo la ocupó por un enorme escenario Layher, de 22 metros de frente por 18 metros de fondo, en el que se instalaron áreas de trabajo para la entrada y salida del equipo electrónico de amplificación de audio.

El montaje incluyó la instalación de vallas para adultos mayores, un ‘corral’ para medios y una valla anti motín colocada atrás del escenario en el que el recién nombrado presidente López Obrador recibió el bastón de mando por parte de representantes de algunos pueblos indígenas del país.

Se arrodilla AMLO ante médico indígena

#Histórico | Se arrodilla Andrés Manuel López Obrador ante médico indígena que llora al hablarle durante la entrega del Bastón de mando.Más detalles –> http://bit.ly/2Rt35s3

Posted by El Big Data Mx on Sunday, December 2, 2018

-Gasto millonario en artistas-

El talento artístico para el festejo del nuevo Gobierno de México incluyó 14 presentaciones. Desde el compositor Arturo Márquez, hasta artistas como Leo Soqui, Adriana Cao, Roselia Jiménez, María Reyna, Eugenia León, Regina Orozco, Natalia Cruz, la Banda de Niños de Tlaxiaco y diferentes cantantes en lenguas indígenas y danzantes tradicionales. La contratación en conjunto de los artistas costó 634 mil pesos más IVA.

En el desglose de los gastos aparecen otros 16 rubros que a continuación se detallan sin el pago del IVA: para la producción de los artistas se invirtieron 573 mil pesos, lo que incluyó la impresión de los programas de mano, el servicio de catering y un seguro para el coro comunitario de Fomento Musical. Por traslados aéreos y terrestres se gastaron 389 mil pesos y de hospedaje, sobre todo para los integrantes de fomento musical y los músicos tradicionales, se invirtieron 86 mil pesos.

La contratación de la Orquesta Sinfónica Nacional alcanzó los 580 mil pesos y la escenografía, hecha de hojas de maíz por alfombristas de Huamantla, Tlaxcala, costó 592 mil pesos.

Por el alquiler del escenario se pagaron 750 mil pesos y el servicio de contención fue presupuestado en 325 mil pesos. El servicio de audio fue lo más costoso, junto con cinco operadores y técnicos de audio, alcanzó un costo de 1.2 millones de pesos, mientras que la iluminación tuvo un costo de 379 mil pesos.

La grabación de la celebración cultural por el inicio de la Cuarta Transformación costó 630 mil pesos, y el contrato por el suministro eléctrico fue por otros 604 mil pesos; otros gastos como la contratación de 24 letrinas y cuatro más de lujo se  presupuestaron en 33 mil 600 pesos.

-Más costoso que el #AMLOFest-

La fiesta cultural del nuevo Gobierno en el Zócalo capitalino costó 5.1 millones de pesos más que el evento que el entonces candidato de la coalición Juntos Haremos Historia encabezó en el Estadio Azteca, conocido como#AMLOFest.

De acuerdo con los reportes presentados al Instituto Nacional Electoral (INE) por Morena, los mayores costos del evento del 27 de junio del año pasado fueron por la renta del estadio de futbol, pagada en 1.3 millones de pesos; por movilizar a los asistentes, Morena reportó un pago de 960 mil pesos.

De esta manera, los 8.9 millones de pesos que costó la toma de protesta de AMLO estuvo tan sólo 1.1 millón de pesos debajo de lo que el Gobierno Miguel Ángel Mancera pagó para llevar a la banda Pixies al Zócalo capitalino.

Con la inversión que la Secretaría de Cultura hizo el 1 de diciembre alcanzaría también para traer a México exposiciones de talla internacional. En 2016, por ejemplo, la del artista indo británico Anish Kapoor presentada el MUAC costó 5.1 millones de pesos y la multivisitada exposición de Yayoi Kusama, presentada en el Museo Tamayo, alcanzó los 6.4 millones de pesos.

-Contratación sin licitación-

La factura y el documento de recepción y cumplimiento de los servicios para el evento Toma de protesta del ciudadano presidente Andrés Manuel López Obrador, en poder de El Big Data, llevan impreso el nombre del Centro Nacional de las Artes, que hasta los primeros días de diciembre y desde 2014 dirigió, Ricardo Calderón.

Los servicios, sin embargo, los requirió Hugo Fernando Huesca Granciano, actual director General de Administración de la Secretaría de Cultura, con cargo a dos contratos de prestación de servicios que se encuentran vigentes: el SC/CENART/PS/03280/18, de adjudicación directa y que incluye un monto mínimo de 5.4 millones de pesos y un máximo de 16 millones de pesos; así como el convenio modificatorio (actualmente en revisión) 1CM/SC/DRMSG/PS/02781/18, con un monto mínimo de 11.3 millones de pesos y un máximo de 28.4 millones de pesos.

Los servicios se contrataron para el 1 de diciembre, en un horario de 11:00 a 22:00 horas, y el montaje del escenario comenzó el 26 de noviembre, cinco días antes de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, la factura a nombre de la dependencia federal se emitió hasta el 18 de diciembre.

El Big Data solicitó a la Secretaría de Cultura, a través de su vocero Antonio Martínez, información sobre el origen de los recursos utilizados para contratar los servicios, así como del funcionario de la administración de Enrique Peña Nieto que llevó a cabo la organización de la contratación antes de que el equipo de Alejandra Frausto ocupará el cargo. Hasta la publicación de este trabajo, no hubo respuesta. En tanto, Ricardo Calderón, ex director del Cenart, tampoco quiso hacer una declaración al respecto.

TE INTERESA