[VIDEO] Ex director y subdirector de secundaria 201 de Neza enfrentan denuncias por abuso sexual y violencia

Los acusados enfrentan más de una denuncia, incluso son acusados de violencia física y amenazas en contra de uno de los profesores que los denunció.

Maestros y ex trabajadores de la secundaria 201 ‘Francisco Javier Mina’, en Nezahualcóyotl, Estado de México, denunciaron haber sido víctimas de acoso sexuallaboral por parte de dos directivos de la institución: el ex director Fernando ‘M’ y el actual subdirector Guillermo ‘L’.

Uno de los docentes, quien pidió permanecer en el anonimato y que para efectos de este texto llamaremos ‘N’, fue despedido en agosto de 2018, siete meses después de que denunciara a sus jefes ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México por hostigamiento sexual.

“Me dijo que si yo no tenía relaciones sexuales con él iba a perder mi trabajo”, relató para El Big Data.

Leer más: [MAPA] Los lugares dentro de CU-UNAM donde abusaron sexualmente de alumnas

‘N’ solía desempeñarse como profesor de educación física en el turno vespertino, pero un año después de su ingreso a la escuela la pesadilla comenzó. En 2015, el entonces director del turno vespertino, Fernando, inició con las insinuaciones y amenazadas.

Una situación similar sucedía con el actual subdirector de esta secundaria, Guillermo, quien se hace llamar a sí mismo ‘el chef’ de la escuela, debido a que él controla las actividades y los horarios de los profesores. En una ocasión López lo mandó llamar a su oficina:

“Me citó a su cubículo y me dijo que él era ‘el chef’ de la escuela, que él manejaba todo y que, si yo me quería ver beneficiado en sus horarios, pues que se la mamara”, contó ‘N’. “Son personas adultas, que tienen más de 38 años de servicio. Tienen en sus manos el poder darte un trabajo o quitártelo”.

Carátula de carpeta de investigación promovida por ‘N’ en contra de sus jefes.

“Los hombres también sufrimos violencia”

Luego de soportar por meses el acoso sexual de sus jefes, ‘N’ se dio cuenta que la situación se agravaba, al grado que el director lo buscaba cuando estaba solo en el baño para hacerle algún tipo insinuación.

Por ello, en 2017, finalmente decidió contarle a su familia lo que estaba pasando y fue así como lo motivaron a interponer una denuncia ante el Ministerio Público, además de pedir su cambio de adscripción a la Secretaría de Educación Pública (SEP), para que pudiera ser transferido a otra escuela.

“Mi familia fue un gran apoyo. Platiqué con ellos. Me orientaron a que tenía primero que aceptarlo y que tenía que denunciarlo. Denunciarlo porque en el Estado de México se vive mucha violencia y decirles que los hombres también la sufrimos”.

‘N’ envió un documento a la Dirección General de Educación Básica en Toluca, dirigido a su titular Hugo Andrés Hernández Vargas, para pedirle un cambio de plantel. En él le explica el acoso del que es objeto, además de otras irregularidades que pudo observar desde que llegó a la institución: maestros fumando y bebiendo al interior de las instalaciones y relaciones íntimas que los profesores mantenían dentro de la escuela.

No obstante, la respuesta que recibió por parte de la dirección fue negativa, argumentando que la solicitud no era procedente de acuerdo con el artículo 61° de la Ley General del Servicio Profesional Docente, el cual estipula que “las autoridades educativas y los organismos descentralizados deben establecer periodos mínimos de permanencia en las escuelas y de procesos ordenados para la autorización de cualquier cambio”.

Respuesta del Director General de Educación Básica, Hugo Andrés Hernández Vargas, a la petición de ‘N’ de cambiar de adscripción.

Tras ésta contestación, ‘N’ continuó enviando sus quejas, dirigidas siempre al mismo funcionario; sin embargo, éste nunca las tomó en cuenta. En estos documentos el maestro advierte que él teme por su seguridad laboral y física y responsabiliza de ello al director y al subdirector escolar, Fernando ‘M’ y Guillermo ‘L’.

Al darse cuenta que existe una queja contra los directores de secundaria, el supervisor escolar de la zona S099, Benito Mejía Rojas, comenzó a ejercer presión hacia el profesor y sus compañeros, e incluso contra su esposa, quien también labora como docente en la misma zona escolar.

“Mis indicaciones fueron sentarme en una silla viendo hacia la pared, en un escritorio, más de cinco meses sin poder hacer nada. El supervisor escolar Benito Mejía Rojas tenía la instrucción de no dejarme comer, de no poderme levantar ni para ir al baño. Estuve sentado aquí cinco meses cumpliendo mi horario», recordó.

foto: José-Luis-Villa

La denuncia

En febrero de 2018, ‘N’ presentó ante la fiscalía mexiquense una denuncia contra Fernando, Guillermo y la maestra María de Lourdes Buendía por el delito de hostigamiento sexual. Ésta última solía amenazarlo con exponerlo como un pedófilo ante los padres de familia si no accedía a estar con ella.

Pero poco después, en septiembre de ese mismo año, a ‘N’ lo notificaron de su despido por supuestamente haber golpeado a un compañero suyo; no obstante, el nombre del agraviado nunca se dio a conocer. El aviso rescisorio estaba firmado por el director de Educación Básica, Hugo Andrés Hernández Vargas.

“Al mismo que fui a buscar más de siete veces a la ciudad de Toluca y jamás fui atendido por él. No lo conocí, nunca me atendió, pero sí firmó mi aviso rescisorio”, acusó el maestro.

‘N’ no firmó el documento y se retiró de la escuela, no sin antes ser advertido de que no podía volver a pisar las instalaciones de la secundaria Francisco Javier Mina. A partir de ese momento y hasta la fecha, ‘N’ no ha podido encontrar trabajo, pues asegura que estos dos personajes son muy influyentes en el magisterio.

“El ser maestro es mi vida. Hago esta pausa en mi carrera porque estoy afectado emocionalmente por estas dos personas y yo quiero seguir siendo maestro”, aseguró.

Documento expedido por la Fiscalía Central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género que acredita que ‘N’ fue víctima de violencia sexual.

Persecución e intento de homicidio

Desde antes de su despido, ‘N’ empezó a notar que había personas que lo seguían a todas partes a bordo de un auto. En todos los lugares donde esa persona lo siguió, ‘N’ fue encontrando folletos con fotografías suyas en los que se le acusaba de ser un pedófilo.

La situación continuó hasta que el 30 de abril de 2018, cuando salía de la escuela, fue perseguido por el que asegura era el auto del hijo del director:

“Mi carro fue volcado en Avenida Bordo de Xochiaca y fui golpeado brutalmente. Me robaron mi celular, mi IFE, toda mi documentación y estuve tres días en un hospital”, contó.

Incluso meses atrás ya había recibido mensajes amenazantes en su celular:

“Puto borrego. Te vas a morir, desiste de tu denuncia, desiste de la queja porque te vamos… (me mandaron fotografías mías y de mis hijos) … te vas a morir, te vas a morir y pues la encomienda casi la cumplen…”, recordó ‘N’.

Fotografía de auto que supuestamente seguía al profesor para acosarlo.

-Sentencia cumplida-

El día 11 de julio de 2019, el maestro se encontraba en la sala de su casa jugando con sus hijos, cuando de pronto un hombre tocó el zaguán. Según describe alcanzó a ver que el sujeto era delgado, de tez morena y con vestimenta gris clara.

“Abro la puerta y me asomo para ver quién es. Esta persona me dice pregunta por mí y le digo ‘¿quién lo busca, ¿quién eres?’ En ese momento saca la pistola y me dice: ‘te mandan esto los profes’ y de los siete disparos, tres quedaron impactados a 10 centímetros de mi cabeza y de mi pecho”, relató.

Estando en el suelo con su hijo en brazos, ‘N’ marcó a la línea de emergencia, quien mandó patrullas y paramédicos a su domicilio. Al revisarlo, éstos le notificaron que había salido ileso del ataque.

“A partir de esto me comienzan a llegar mensajes de ‘te lo dije’” y comentó que, platicando con la licenciada de la mesa 1 de responsabilidades en la fiscalía de Cd. Neza, ésta le comentó que ella no creía lo que le había pasado, sobre todo porque los maestros ya eran grandes y uno además estaba enfermo.

Como ‘N’ no resultó herido de bala, este hecho no se clasificó como tentativa de homicidio, sino como daño a bienes. Ese mismo día salió de su casa junto con su familia para refugiarse con un familiar.

Carátula de la carpeta de investigación iniciada por ‘N’ en el que clasifican el ataque en su contra como ‘daño en los bienes’.

Su abogado se esfuma

De acuerdo con ‘N’, su abogado, Fernando Neri Gómez, desapareció desde mayo pasado. Él y ‘N’ debían asistir a una audiencia en el juzgado de Neza Bordo para dar seguimiento a su denuncia por hostigamiento sexual, pero Neri nunca se presentó.

Dicha audiencia se cambió para el 5 de junio, pero llegó el día y tanto el MP, como las imputados estaban presentes. Sin embargo, su abogado de nueva cuenta no apareció.

A inicios de julio de este año, ‘N’ pidió al juez tener un abogado de oficio, por lo que le fue destinado una abogada de la Defensoría de Víctimas, quien actualmente lleva el caso.

En días recientes, la fiscalía mexiquense le recomendó firmar una suspensión de audiencia y recibir los 18 mil pesos que la defensa de Fernando y Guillermo le ofrecían a cambio de desistir de su denuncia.

“Yo no quiero un juicio abreviado, yo no quiero que me paguen nada, ya más daño no me puede hacer”, expresó.

Maestros temen hablar

Cuando ‘N’ comenzó a tramitar sus quejas ante la supervisión escolar en Ciudad Nezahualcóyotl y en la ciudad de Toluca, se percató de la existencia de más denuncias contra el ex director y el subdirector por parte de otros trabajadores de la secundaria Francisco Javier Mina.

“Ese tipo de situaciones se hacen llegar a la mesa de la región 7 en el jurídico de Toluca y por ello me doy cuenta que hay maestros y alumnos afectados”, contó.

Al igual que en su caso, se trataban de investigaciones abiertas por los delitos de hostigamiento sexual y otras irregularidades como abuso de autoridad y acoso laboral.

Este medio intentó contactar a los denunciantes para pedirles su testimonio; no obstante, los maestros se negaron a hablar por temor a las represalias, pues muchos de ellos continúan laborando en la institución.

TE INTERESA