Valencia, el rey Midas de Iztapalapa

Un sinónimo de Jesús Salvador Valencia Guzmán ya podría ser opulencia. Y es que en menos de cuatro años, el jefe delegacional en Iztapalapa y sus allegados erogaron más de 10 millones de pesos en vehículos de lujo. De acuerdo con documentos oficiales en poder de El Big Data Mx, el titular de la demarcación…

Un sinónimo de Jesús Salvador Valencia Guzmán ya podría ser opulencia. Y es que en menos de cuatro años, el jefe delegacional en Iztapalapa y sus allegados erogaron más de 10 millones de pesos en vehículos de lujo.

De acuerdo con documentos oficiales en poder de El Big Data Mx, el titular de la demarcación y ocho personajes claves de su administración han adquirido más de 25 unidades móviles que difícilmente podrían comprar con sus respectivos salarios.

El ejemplo más claro es el de Valencia Guzmán, que además de tener casas en Iztapalapa y el Pedregal, así como de mantener hijos, pudo hacerse de por lo menos cinco vehículos a su paso por el DIF capitalino y la delegación Iztapalapa.

El delegado adquirió desde una camioneta Grand Cherokee–similar a las dos que le dieron sus proveedores–; una motocicleta BMW; un Audi A4; una camioneta Journey y hasta una Suburban (que ya le vendió a Alejandra Barrales).

Según las estimaciones de las unidades que están a su nombre, el delegado habría gastado cerca de 2 millones de pesos en este rubro, cantidad que no cubre ni con su sueldo integro de jefe delegacional desde su toma de protesta.

Esto, debido a que sus ingresos netos oscilan entre los 70 mil pesos y él lleva en el cargo apenas 26 meses y su paso por otros puestos de la administración pública se reducen al DIF capitalino y la Secretaría General del PRD.

La administración de Jesús Valencia se había caracterizado por ser plana. Sin contratiempos mayores ni políticas de Gobierno que presumir; sin embargo, el percance automovilístico que sufrió a finales del 2014 puso en el ojo del huracán al delegado.

Ese mismo día, esta casa editorial dio a conocer una investigación que puso al descubierto que recibía camionetas de lujo a cambio de jugosos contratos, tema que fue replicado por todos los medios de comunicación.

Senadores y diputados de las diversas expresiones políticas del país exigieron una investigación sobre el caso, tanto en la contraloría como por la vía penal, pero hasta la fecha las autoridades no han entregado resultados.

Mientras eso pasa, el cúmulo de irregularidades siguen saliendo a la luz. Esta vez, se trata del personal de estructura y hasta del chofer de su pareja sentimental que se hicieron de lujosos vehículos.

Los del bien vivir

Como si se tratase de alguien que con solo ser parte de su equipo de trabajo trajera la abundancia, los colaboradores del jefe delegacional en Iztapalapa se vieron beneficiados.

Uno de ellos es el Coordinador de Seguridad Pública en esa demarcación, Carlos Alfonso Candelaria López, quien ya cuenta con otros cinco vehículos valuados en más de 2 millones 330 mil pesos.

Este personaje ha sido uno de los colaboradores más cercanos de Valencia y en esta administración se hizo de una camioneta Cadillac Escalade 2013 cuyo valor de factura es de 875 mil pesos.

Según el reporte que ofrecen los Módulos de atención de la Secretaría de Movilidad, otra de sus propiedades es un Pointer 2002, el cual compró antes de ocupar puestos en el DIF y la delegación Iztapalapa.

Después, también consiguió una camioneta Acadia 2010 por 559 mil 936 pesos; un Seat León de 356 mil 800 pesos y otro Seat por 415 mil pesos .

Él, al igual que la actual directora General de Administración, María Teresa Ramírez Mejía mejoró sus condiciones. Desde que ella llegó a la delegación dejó su Century 1989 por una flotilla de autos.

Consiguió una camioneta CRV modelo 2010, cuyo precio factura es de 352 mil pesos; así como una Yukon Denali 2011 de 598 mil pesos y una Buick Enclave 2013 que según su valor factura es de 713 mil 100 pesos.

Pero los amigos y familiares también consiguieron autos de similares condiciones: una de ellas es María Eugenia Servín Granadas (ex cuñada), quien fue parte de su equipo de campaña y también tiene una Grand Cherokee 2009.

Aunque no aparece en la nómina, Ana Zugey Cisneros Linares destaca en el negocio de la compra y venta de vehículos de Jesús Valencia, pues ella era la dueña original de la Grand Cherokee 2013 que él tiene.
Según la documentación oficial, ella le cedió la camioneta y después ella adquirió un Mercedes Benz C200 que utilizaba Valencia y su pareja sentimental, Darlene Rojas Olvera. En principio este auto estaba a nombre de Luis Israel Rojas Olvera; hermano de Darlene.

Ana Zugey forma parte de la comitiva que acompaña al delegado en todos sus eventos y también tiene a su nombre un Ford Focus 2012 de 253 mil pesos. Mientras que su hermana (Marisol Cisneros) ya se hizo de una camioneta Terrain 2012 de 385 mil pesos.

En tanto que María del Carmen Torres Dubei, tía de Darlene Rojas, es la propietaria de una camioneta Avalanche 2007 que siempre está estacionada afuera de la casa que ella y Jesús Valencia tienen en el Pedregal.

En esa familia hasta el chofer tiene buenos vehículos. Spencer Cortés, Guevara es dueño de un Tsuru 2014 y también, de una camioneta Mazda CX-7 que con frecuencia son usados por la familia Valencia-Rojas.

Los datos curiosos

El primer circulo del jefe delegacional en Iztapalapa tiene un patrón de conducta digno de análisis. Todos crecieron significativamente su patrimonio de 2009 a la fecha, tiempo en que Valencia paso por el DIF, el PRD y la delegación Iztapalapa.

Y todos están conectados. Carlos Candelaria fue su ex concuño, y Teresa es una persona de su confianza. En tanto que en la relación también está la tía y el chofer de Darlene, así como las hermanas Cisneros.

Fuentes consultadas para este trabajo advierten que se trata de una red de prestanombres a favor de Jesús Valencia ya que a las fueras de sus viviendas siempre estaban estacionados los vehículos en cuestión.

El Big Data Mx hizo un recorrido por la zona y pudo constatar la presencia de algunas de las camionetas en el domicilio de Pedernal 310 y que a la postre fueron exhibidas en estas investigaciones periodísticas.

Por ello las indagatorias sobre prebendas en la demarcación más poblada de la Ciudad de México, deberían incluir el presunto enriquecimiento ilícito del delegado y su equipo de trabajo, de acuerdo con especialistas consultados.

IMG_3901.JPG

IMG_3902.JPG

IMG_3903.JPG

TE INTERESA