El Plan de Seguridad de AMLO para pacificar a México tiene argumentos: Especialistas

El presidente electo ha planteado amnistía y ya no perseguir a los grandes capos; para algunos especialistas el planteamiento es válido, frente a la violencia que impera.

La estrategia para dar amnistía a los rangos de menor nivel de los grupos criminales y la reducción de condenas para quienes proporcionen información que permita capturar a capos podría funcionar para la administración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Te sugerimos:  La Ley de Seguridad Interior viola la Constitución: Álvarez Icaza

Esta tarda, el presidente electo presentará su Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en el que detallará los alcalnces de la estrategia que implementará durante su sexenio, la cual se estima será diferente a lo que han hecho las últimas dos administraciones.

Para la abogada Miriam Jiménez, secretaria técnica de la Dirección de Seguridad Pública del municipio de Chicoloapan en el Estado de México, una de los territorios amenazados por diversos grupos delictivos, el proyecto de pacificación tiene argumentos para que sea exitoso.

Te sugerimos: Ejército no pidió Ley de Seguridad Interior: Cienfuegos

La especialista en seguridad pública consideró que la estrategia para combatir al narcotráfico en el país mediante el uso de la fuerza no ha arrojado los resultados que los Gobierno, desde el del ex presidente Felipe Calderón, han buscado.

“El problema más grave fue que se comenzó a combatir a los cárteles y una vez que se dañaba a un grupo delictivo se formaban pequeñas células de delincuentes que además se dedicaban a la extorsión, secuestro o asesinato para poder cubrir cuotas.

“La propuesta es que los capos se delaten entre sí para poder capturarlos, pero ahora tendríamos que entrar en programas de protección a testigos, los cuales no funcionan muy bien en la actualidad”, dijo.

Homero Galán, especialista en seguridad de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), aseguró que para comenzar la pacificación del país debe existir una reestructuración total del sistema de seguridad pública, protección a testigos, además de comenzar a resolver problemas estructurales en el país.

Para el especialista, el presidente electo tiene un proyecto de nación en el que la pacificación es el objetivo principal, para ello, consideró, se comenzará por la legalización de la mariguana y la creación de empleos bien remunerados.

-Buscar nuevas estrategias-

Por su parte, el sociólogo Mario Ortega, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco, señaló que el narcotráfico no se ha erradicado con la captura de sus miembros más importantes, pues siempre hay uno que toma su lugar.

Para Ortega, la mejor estrategia es promover la educación y el empleo en las zonas marginadas del país.

“Hubo un tiempo donde a diario se detenía a los delincuentes más peligrosos del país, a diario se descabezaba un cártel, pero únicamente era para proteger a los verdaderos dueños del narcotráfico.

“Ahora se propone que no se detendrán a los líderes de los cárteles, quizá porque está estrategia nunca funcionó, la apuesta que veo en AMLO es llevar educación y empleo a zonas donde el narcotráfico es la única opción para los jóvenes”, sostuvo.

El académico recordó que en otras partes del mundo se ha otorgado la amnistía a grupos de guerrilleros y del crimen organizado.

Aunque no todos han funcionado como se esperaba, cabe la posibilidad de trazar una nueva ruta de trabajo si se comienza por la despenalización de las drogas.

La amnistía es la eliminación de la responsabilidad penal de un delito, está acción jurídica suele ser desarrollada por el poder legislativo y beneficiar a personas que hayan sido declaradas culpables por cometer un ilícito.

El presidente electo ha propuesto dar amnistía a los eslabones más bajos del crimen organizado para que comiencen una nueva vida, al mismo tiempo se tiene previsto, cambiar la estrategia de seguridad en el país.

López Obrador ha señalado desde su campaña que la posible amnistía “no significa impunidad” y que con ello buscaría “atender las causas que originaron el problema de la inseguridad y la violencia”.

“Voy a convocar a expertos para elaborar un plan y definir conjuntamente qué vamos a hacer y en ese marco, definir cómo se va a llevar a cabo la amnistía”, mencionó durante su participación en el debate.

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, quien formará parte del gabinete presidencial como secretaria de Gobernación, ha detallado que la propuesta estará ceñida a lo que determine el Congreso.

-Ya hay experiencia-

Durante la administración de Nelson Mandela en Sudáfrica se impulsó una estrategia contra el racismo y los crímenes que se provocaron a partir de éste.

Para no caer en una crisis política Mandela creó una coalición heterogénea en su gabinete en donde había personas negras y blancas.

El siguiente paso fue la creación de la Comisión para la Verdad y reconciliación que se encargó de investigar crímenes durante el régimen del apartheid.

Este trabajo se consideró un acto de “justicia restaurativa” pues las resoluciones no eran a través de la prisión a los agresores sino mediante la reparación del daño con la comunidad.

En el caso de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, las víctimas debieron narrar lo que les habían hecho y los ofensores tuvieron que confesar sus crímenes.

Eran las propias víctimas las que decidían si concederles la amnistía. La Comisión no funcionaba como equipo judicial sino como intermediario entre víctimas y ofensores.

Otro caso fue el de la amnistía entregada a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pues a miles de guerrilleros se les otorgó el perdón a cambio de dejar las armas.

El propio Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acompaña el proceso de reincorporación de la guerrilla a la sociedad.

Sin embargo, una consulta ciudadana para detener a las guerrillas dictó un voto de “No a la paz”.

El proceso de pacificación en el país continúa, pues hasta hace un año las armas aún no eran entregadas por los guerrilleros.

Un caso que no resultó tan benéfico fue la amnistía entregada a la banda criminal “Mara Salvatrucha” pues luego de que el gobierno hondureño firmó un acuerdo de paz, los homicidios y delitos repuntaron tanto en Honduras como en El Salvador.

Te puede interesar:

iPhone y otros productos que nunca bajan en el Buen Fin

Tren Navideño de EU visitará la Ciudad de México

[VIDEO] Encapuchados roban pantallas de Aurrera, vecinos se las quitan y las regresan a la tienda

TE INTERESA