Desabasto de agua en Ecatepec cuesta caro a pobladores

Los habitantes de este municipio pagan por el suministro que les llega a cuentagotas; para compensar, el Gobierno les manda pipas… que cobran 100 pesos.

En Ecatepec somos expertos en reciclar el agua, por ejemplo, para bañarnos utilizamos un bote vacío y prácticamente nos metemos en él para que el agua caiga dentro y ésa la utilizamos para la taza del baño”, dice Thelma García.

Ésta es la historia que año con año, desde 2009, viven esta mujer y su familia, quienes se mudaron de la delegación Venustiano Carranza por la inseguridad para encontrarse con otra problemática: la falta de agua.

El suministro dejó de ser constante para convertirse en una de las principales carencias en el municipio, obligando a los ciudadanos a pagar por pipas que las propias autoridades deberían proporcionar.

“Cien pesos que me podrían servir para comprar comida se van para que rellenen el tinaco de la casa. Es exasperante, no es posible que a pesar de pagar el servicio de agua al municipio el suministro sea ‘cortado’ tres veces a la semana; es indignante”,  insiste Thelma.

Un estudio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) señala que Ecatepec contaba con suficiente agua para el abasto de la población, ya que está ubicado en los márgenes de lo que era el lago de Texcoco; sin embargo, con el tiempo el lago se ha desecado y la demanda de agua para actividades domésticas e industriales también creció junto con la población.

El Instituto de Información e Investigación Geográfica, Estadística y Catastral del Estado de México (Igecem) indica que en los años de 1950 a 1960 la población creció a una tasa de 10.35%; de 1960 a 1970 la tasa fue de 18.88, y de 1980 a 1990 fue de 4.6 por ciento.

Para 2015, Ecatepec, el municipio más poblado del Estado de México, tenía una población de un millón 677 mil 678 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La urbanista Lizbeth Parra indicó que con los cambios socio-hidrológicos, la cantidad de agua requerida para proveer el servicio a todas las viviendas tuvo que ser extraída de pozos profundos y después se tuvo que buscar otros cuerpos de agua en la entidad.

La topografía de Ecatepec tampoco contribuye a la cobertura del servicio de agua potable, ya que al tratarse de una planicie sobreexplotada existen fracturas, agrietamientos y, por consecuencia, fugas.

“Además, la explotación excesiva de los acuíferos origina hundimientos y, en temporada de lluvias, inundaciones, una repercusión en la calidad y mantenimiento de la infraestructura urbana”, nos explicó Parra.

Las pipas del Gobierno… que te cobran

Foto_el_big_data_José Luis Villa

La falta de agua obliga a Thelma a mantener una lucha contra las autoridades del Estado de México.

“En reiteradas ocasiones he ido hasta la sede del municipio en San Cristóbal para enseñarles mis pagos, que están en regla, y que no existan pretextos para la falta de agua en mi predio; sin embargo, nada pasa, me dicen que llevarán pipas del municipio y cuando llegan me cobran 100 pesos por tinaco o por cisterna”

“Y es que el problema es que la falta de agua no sólo ocurre cuando el sistema Cutzamala tiene una rehabilitación, sino que se convierte en nuestro pan de cada día, eso es lo que me preocupa”, agregó.

En 2017, para evitar abusos, la Comisión Técnica del Agua del Estado de México y el Instituto Hacendario buscaban regular las tarifas que particulares cobran por el suministro de agua en pipa

Para ello se reunieron Yrma Olivia Rivera, del Instituto Hacendario del Estado de México; Mario G. Macaya, de la Comisión de Aguas del Estado de México, y Rafael López, de la Comisión Técnica de Agua Edomex, y destacaron las miles y miles de quejas ciudadanas de que los “piperos” cobran elevadas cuotas por abastecer el líquido.

Sin embargo, un año después la problemática sigue presente en los hogares de los habitantes del Estado de México.

Un problema generalizado

Citlalli A. Becerril, del Conacyt, indicó que la escasez hídrica en el Estado de México se ha identificado en múltiples municipios y comunidades, y no necesariamente es causado por la falta de agua sino por carencias en la forma de administrar el servicio de agua potable.

“Hay una incompleta gestión de los recursos hídricos, desconocimiento del territorio, así como de las limitantes administrativas que repercuten negativamente en la organización, operación del servicio, mantenimiento y reparación de la red de agua potable por parte la institución responsable”, señaló.

A pesar de que en el Estado de México se encuentran tres de las principales cuencas hidrológicas del país y que éstas son la principal fuente de abastecimiento para la zona centro, al menos millón y medio de habitantes de la entidad, 10% de la población estatal, carece de agua potable.

De acuerdo con los organismos de agua potable municipales las reiteradas quejas por falta de agua potable se concentran en los municipios de Nezahualcóyotl, Ecatepec, Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco, Texcoco, Tecámac, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapan de Zaragoza y Los Reyes La Paz.

El Dato
  • Municipios del poniente del estado se abastecen de dos fuentes: pozos propios y el Sistema Cutzamala, el cual consiste en una red de tuberías de 200 kilómetros que conducen agua de presas del sur del estado hacia 13 municipios conurbados a la capital del país.
  • Del Sistema Cutzamala dependen al menos un millón de habitantes de Atizapán de Zaragoza, Coacalco, Ecatepec, Huixquilucan, Cuautitlán Izcalli, Lerma, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Nicolás Romero, Tecámac, Tlalnepantla, Tultitlán y Toluca.

TE INTERESA