De millonario virtual a millennial timado, la nueva estafa piramidal

Ilustración: El Big Data

Los jóvenes son enganchados bajo la promesa de que en poco tiempo, de manera fácil y sólo usando sus redes sociales podrán hacerse de dinero.

Fotografías en redes sociales mostrando vidas llenas de lujos son la principal herramienta para enganchar a jóvenes entre 15 y 25 años de edad en una estafa.

“Estoy en un grupo de emprendedores con el cual estoy generando ingresos extras de 500 a mil dólares mensuales”, es la frase más usada en plataformas como Instagram y Facebook.

Al revisar el perfil de la persona, en su mayoría jóvenes, observamos que presume viajes, coches, compras y un sinfín de cosas que muchos desearían.

En algunas ocasiones reseñan en video lo bueno de su empleo y el mucho tiempo libre que tienen, por lo que invitan a quienes los observan a conocer más al respecto.

Una vez contactados por mensaje privado te invitan a ser un networker, posteriormente te agendan un encuentro para explicarte el modelo de trabajo y una vez ahí, lo que parecía un empleo soñado se convierte en el inicio de una estafa, donde en lugar de ganar, los jóvenes terminan aportando dinero.

Estafa piramidal

Los reclutadores aseguran que trabajan para la empresa Kuvera, una compañía  de network marketing que brinda asesoramiento financiero para la compra y venta de divisas y monedas digitales (criptomonedas).

Los primeros meses los usuarios obtienen dinero virtual a modo de compensación por la compra de divisas, pero el gusto les dura poco.

Los reclutadores les piden “reinvertir” ese dinero en empresas emergentes bajo la promesa de convertirse en accionistas y volverse millonarios en cuanto éstas tengan un crecimiento notorio.

Su esquema de trabajo opera como una estafa piramidal, ya que se pide una “inscripción” de cinco mil pesos, la cual se puede evitar, siempre y cuando ingresen a dos personas más, esas personas, a la vez, tienen que llevar consigo a otros dos.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) las empresas piramidales tienen como principal característica aparentar ser un negocio funcional gracias al dinero que invierten aquellos que recién inician.

Por ejemplo, la plataforma Forex, que utiliza Kuvera en las compras de divisas, es en realidad de uso libre y se considera “el mercado mundial descentralizado de todas las divisas que se operan en el mundo”.

Te sugerimosSectas coaching, la nueva peligrosa forma de estafar en México

Otra característica es que piden reclutar a más personas, pues necesitan que constantemente ingrese gente en el “juego” para que éste dure.

La empresas piramidales tienen otro signo de alerta: te piden pagar por trabajar y en este caso, los coaches de Kuvera primero piden dinero para darte de alta en sus plataformas de servicio.

 

via GIPHY

La persuasion

Los testimonio de “casos de éxito” son el método para terminar de enganchar a los jóvenes en esta estafa.

Para ello son citados en un hotel de cinco estrellas donde tiene todo preparado para recibir a los interesados en el negocio.

Al ingresar, lo único que se te pide es que te coloques en un lugar visible la etiqueta de color verde o naranja que te dan; siendo esta última la que identifica a los posibles interesados.

“Estas apps me está ayudando a tener una mejor calidad de vida que antes no tenía y quiero que ustedes también la tengan. Les doy la bienvenida a la evolución”, repite el  coach principal.

A lo largo de la plática, se presentan tres casos de éxito usando el teléfono móvil.

“Todos los días amanecemos con muchas horas y lo que hagamos con ellas depende de cada uno, este negocio me parece increíble porque me permite tener amigos de todo el mundo, porque tiene presencia en siete países de Latinoamérica”, narra Eduardo de Anda de 18 años.

Más tarde, Rogelio Escalera, de 34 años, cuenta cómo en dos meses de trabajo alcanzó un total de mil dólares extras al mes.

“Yo soy el vivo ejemplo del trabajo común: tenía un jefe, cobraba quincenalmente y cada que me pagaban en un día me quedaba sin nada. Lo que me gustó del proyecto fue trabajar con gente joven, los chavos que trabajan en internet se compran lo que quieren, viajan a donde quieren, hacen lo que quieren. A nosotros nos pagan mucho dinero por cambiarle la mentalidad a alguien”, agrega.

Vita Mijangos, de 21 años, también dejó su empleo tradicional y asegura que desde entonces su economía mejoró.

“Hace un año yo, como ustedes, no creía en el proyecto, tenía un empleo en el que me pagaban cuatro mil pesos por estar de lunes a sábado como psicóloga seis horas diarias y no me alcanzaba para nada. Yo veía como mis amigos en este proyecto viajaban y así decidí tomar la oportunidad. En mi primer mes gané 500 dólares y renuncié a mi empleo. Hacer dinero es muy sencillo y aquí lo aprendí”, cuenta a los asistentes.

Todas las historias tienen en común que dejaron sus trabajos o escuela para ingresar al mercado digital y recomiendan a los oyentes que cambiando su mentalidad van a tener más ingresos al final del mes y deberían gastarlo en experiencias: viajando, conociendo personas, comprando los mejores coches, teléfonos o ropa.

Los asistentes no tienen más de 30 años y predominan los de entre 16 y 20 años, quienes entusiasmados responden las preguntas y se emocionan cada que les enseñan los videos de viajes que, presuntamente, hacen todos los integrantes de la empresa mínimo una vez al año.

Es momento de evolucionar

Posted by Kuvera Zacatecas on Saturday, June 9, 2018

Lo que hacen es comprar criptomonedas y venderlas a un precio mayor.

Las criptomonedas es dinero virtual que puede ser intercambiado y operado como cualquier otra divisa tradicional, pero está fuera del control de los Gobiernos e instituciones financieras.

“Kuvera además de ayudarte a vender las criptomonedas te avisa cuando hay empresas en las que podrían invertir. Estoy seguro que cuando alguno de ustedes invierta en ella y empiece a crecer (la empresa), ustedes serán millonarios. Pueden invertir en un año o dos, ustedes deciden el tiempo que ayudarán a crecer a la empresa y mientras vas ganando rentabilidad”, explican a los asistentes.

Se utiliza Telegram para avisarles cuando es un buen momento para comprar y les indican paso a paso lo que deben hacer en la segunda app cuya única función es comprar y posicionar en el mercado.

Las criptomonedas en México

El uso de las criptomonedas ha tomado un papel protagónico en la evolución del sector de tecnologías financieras en México.

No obstante, las autoridades fiscales mexicanas aún no emiten regulación que permita definir el tratamiento específico que debe aplicarse a las transacciones efectuadas con ellas.

El Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores han señalado que las criptomonedas no constituyen una moneda de curso legal en México, ya que ninguna autoridad monetaria extranjera las emite o respalda en la realización de pagos.

De acuerdo con las disposiciones de la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera y las normas emitidas por el Banco de México (Banxico) las criptomonedas tendrán mayor control cuando sean utilizadas por las empresas financieras tecnológicas denominadas Fintech.

Éstas son empresas financieras que operan como intermediarios en transferencias de dinero, préstamos, compras y venta de títulos financieros, así como asesoramiento financiero, reguladas por la Condusef.

De esta manera, las Fintech estarán obligadas a transparentar sus operaciones con criptomonedas, además de utilizar sistemas automatizados y de conocimiento del cliente para tener el detalle de las transacciones, en particular en el caso de las instituciones de fondo de pago electrónico.

Entre los requisitos que establecen las leyes secundarias de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para la operación de las criptomonedas están: transparentar el monto total del equivalente de activos virtuales en moneda nacional, la fecha de la operación, el número de unidades, y tener sistemas que permitan rastrear el origen y destino de las criptomonedas que operen.

Fraudes online

El fraude cibernético en la Ciudad de México incrementó 35% en el primer semestre de este año, en relación con el mismo periodo de 2017, según informó la Policía Cibernética.

En ese lapso, los delincuentes digitales obtuvieron beneficios por 4 mil 412 millones de pesos.

Héctor Martínez, director de la Unidad de Ciberdelincuencia Preventiva, explicó que estos delitos son: ventas fraudulentas a través de internet, sitios web con contenido inapropiado, suplantación de sitios e incidentes sociales en línea.

Cuestionado sobre los fraudes piramidales a través de las redes sociales, Martínez detalló que la unidad a su cargo busca otorgar información a los ciudadanos para que tomen precauciones y eviten ser víctimas de este tipo de ciberdelitos.

“Si ya han sido defraudados se debe actuar lo más pronto posible para intentar resarcir el daño que han sufrido”, dijo.

Destacó la importancia de realizar la denuncia lo más pronto posible, pues, de lo contrario, la dirección IP, el nombre de usuario o algún tipo de registro puede ser borrado, lo que complicaría la investigación.

Al ser un ámbito 100% digital, lo primero que debe hacer la autoridad es tener una preservación de indicios, y si alguien borra un correo electrónico, un mensaje o si simplemente deja pasar mucho tiempo desde que se les comete el fraude hasta que haga la denuncia, las posibilidades de que se resuelva favorablemente son casi nulas.

En Sonora se hizo una reforma al Código Penal para tipificar como delito los fraudes piramidales, haciendo que la pena máxima fuera de 13 años de prisión por organizarlos y multas de hasta 11 mil pesos a quienes participen en dichas actividades.

 

TE INTERESA