A un año de Gobierno, los concejales de la CDMX están desarmados

Foto: Internet

Aún está pendiente la publicación del reglamento que formaliza y define sus atribuciones

A casi un año de haber tomado protesta, los concejales de las 16 alcaldías de la Ciudad de México no cuentan con el reglamento que define sus atribuciones.

De acuerdo con el artículo 12 transitorio de la Ley Orgánica de Alcaldías de la Ciudad de México, el Gobierno capitalino debe publicar en la Gaceta Oficial el reglamento de dicha ley.

En ese documento se deberá delimitar las funciones de las alcaldías y todas las figuras de Gobierno que participen en ellas, incluidos los concejales.

Dicho reglamento debió hacerse en un plazo de 180 días después de la publicación de la Ley Orgánica de Alcaldías en la Gaceta Oficial, el 4 de mayo de 2018, pero no ocurrió.

Concejales consultados por El Big Data aseguran que sin este reglamento sus atribuciones son vagas, pues no cuentan con una metodología definida.

Por ejemplo, la Ley Orgánica les faculta para hacer audiencias públicas, pero no dice cómo ni cuándo.

De acuerdo con Jorge Gaviño, vicecoordinador de la bancada del PRD en el Congreso capitalino, el Gobierno de la Ciudad de México incurrió en un desacato a la Ley de Alcaldías, al no publicar el reglamento de dicha ley.

El legislador aseguró que hará un posicionamiento desde el Congreso capitalino para llamar a la jefatura de Gobierno para publicar el reglamento.

«El reglamento siempre es de la autoridad ejecutiva, hay dos reglamentos básicos que se deben emitir, uno es el reglamento de la Ley de Alcaldías que tiene que emitir el ejecutivo y el otro es el reglamento de apoyo a Alcaldías que tampoco ha sido publicado», dijo Gaviño.

Sin voz ni voto

Raúl Paredes, concejal en Miguel Hidalgo, acusó que no hay un interés del Gobierno de la CDMX por aprobar el Reglamento de las Alcaldías, lo que relega su trabajo.

Indicó que hasta el día de hoy no hay un boceto, no hay una idea para dejar en claro las facultades de los concejales y robustecerlas.

Con él coincidió la concejal de Tlalpan, Daniela Álvarez, quien mencionó que la ventaja de los reglamentos es que puntualizan tiempos, formas, modos y sanciones ante las omisiones que puedan tener las autoridades.

«Con la falta de reglamento los alcaldes se están aprovechando al grado de que, en el Gobierno de Tlalpan, van más de 12 acuerdos y convenios que se publican en la Gaceta Oficial sin ser presentados con anterioridad al Consejo y mucho menos aprobados por el mismo», sostuvo.

Aunque la Ley de Alcaldías en su Artículo 104 otorga a los Consejos el poder de aprobar el presupuesto de la demarcación, el tema no ha sido tratado con los concejales de las alcaldías Cuauhtémoc, Tlalpan y Tláhuac.

Álvarez comentó que en septiembre se presenta el presupuesto de la alcaldía ante el Congreso de la Ciudad de México y hasta la fecha el Concejo no cuenta ni con el dato de cuándo se les brindará la información.

También resaltó que en la alcaldía de Tlalpan las sesiones que llevan a cabo en conjunto son únicamente de intención, ya que no se les brinda ninguna información.

“Ocho concejales firmamos un oficio en donde denunciamos que no nos dan acciones de Gobierno, que no nos dan el gasto público, que es autoritaria y que ha reventado tres sesiones por no someter a votación” acusó Álvarez.

Con ella coincidieron los concejales en Tláhuac y Cuauhtémoc, Patricia Álvarez y Ana Villagrán, respectivamente, quienes aseguraron que al no tener funciones definidas se limita su trabajo.

En contraste, Raúl Paredes, dijo que en Miguel Hidalgo el Concejo sí es tomado en cuanta aunque no tienen un reglamento, pues se aprobó tanto el presupuesto inicial como el presupuesto de 2019.

“En cuanto a las sesiones del Concejo siempre ha habido apertura, no ha habido un distingo de partido.

“Vamos bien, pero quizá aún no llegamos a tener la forma y peso como son los cabildos en los municipios. Creo que los alcaldes deben de tener una mayor preocupación de lo que es este Concejo porque legitima mucho las decisiones que ellos tomen”, dijo Paredes.

De acuerdo con la Constitución local, los Concejos estarán integrados por 10 concejales, de los cuales seis son del partido político ganador de la alcaldía y los cuatro restantes fueron elegidos en función de paridad de género y porcentaje de votos.

Dichos concejales tienen como principal función ser el contrapeso en las decisiones de los alcaldes.

No obstante, aunque la Ley de Alcaldías les reconoce esta atribución, no específica del todo su margen de acción.

Trabajan sin el equipo adecuado

El Big Data publicó que en el presupuesto de egresos 2018 el Gobierno capitalino destinó 19.3 millones de pesos para pagar la remodelación o adecuación de oficinas para concejales, así como la paga de salarios.

No obstante, a partir del inicio de labores del Consejo el primero de octubre de 2018, no se había tenido registro de espacios designados para tal fin, por lo que los Concejales adaptaron espacios.

Leer más: Delegaciones ‘olvidan’ los 19 mdp para oficinas de concejales

Respecto a esto, Raúl Paredes mencionó que cuentan con 10 oficinas provisionales dentro del recinto de la alcaldía.

Pero indicó que “las oficinas finales y el salón del Consejo quedaran bien establecidas en el edificio nuevo de la alcaldía que está en su fase final de construcción y de equipamiento, incluso ya nos han enseñado los mapas de la sala del consejo”.

Por el contrario, Daniela Álvarez reveló que en Tlalpan no cuentan con oficinas provisionales ni insumos de trabajo.

“No tenemos oficinas como tal. Es una caballeriza en donde no tenemos hojas, no tenemos teléfono, lo básico para trabajar ahí y dicen que nos lo van a empezar a dar este año”, dijo.

TE INTERESA