Implementará la CDMX iniciativa Ley 3 de 3

22 marzo 2016 3:19 pm

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezó la firma de la Implementación de la Iniciativa Ciudadana Ley 3 de 3, la cual tiene como objetivo la rendición de cuentas de todos los servidores públicos así como la  evitar el conflicto de intereses y promover el uso eficiente de recursos públicos.

El Big Data Mx informó en su momento que esta iniciativa busca la rendición de cuentas y transparencia de la clase política mexicana.

LEER MÁS: Entregan al Senado firmas que apoyan ley 3 de 3

La CDMX implementará la Iniciativa Ciudadana Ley 3 de 3, antes de que sea aprobada, informó el mandatario capitalino, quien abundó que entrará en vigor el 1 de mayo en la ciudad y que 28 mil servidores públicos estarán obligados a presenta sus declaraciones fiscales.

Miguel Ángel Mancera, dijo que la ciudad esta en cumplimiento a un compromiso que se hizo, con esta iniciativa que hasta el momento ha recolectado más de 120 mil firmas de personas que exigen el combate a la corrupción, el conflicto de intereses y el enriquecimiento ilícito.

Para el mandatario local es importante que los habitantes de la ciudad conozcan esta iniciativa la cual promueve una mayor confianza a las instituciones así como a los servidores públicos. Además de capacitar a los servidores que lo requieran para realizar su rendición de cuentas de manera adecuada.

“Nosotros estamos transparentado absolutamente todo y entre más se pueda trasparentar mejor y entre más conozca la ciudadanía estos procedimientos, mucho mejor”, afirmó Mancera Espinosa.

Por su parte el contralor General de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo Pico, dijo que se requiere la implementación de acciones que refuercen la confianza de los habitantes de la CDMX en las personas públicas, por ello se deben de impulsar mecanismos adecuados para preservar el interés superior o necesidades colectivas por encima de los intereses particulares.

“La corrupción es el principal obstáculo para la competitividad, inhibe la inversión y genera un impuesto regresivo para los más pobres, distorsiona la designación  de recursos, reduce la productividad del gasto público, profundiza la desigualdad, profundiza, es una limitación para el desarrollo económico y social y sobre todo erosiona la confianza ciudadana a nuestras instituciones”, puntualizo el Contralor general de la CDMX.

Con Información de Antonio Amezcua

Comentarios