[VIDEO] El comercio ilegal está acabando con las orquídeas mexicanas

En México existen entre mil 200 y mil 300 especies de orquídeas, de éstas 15 están en peligro de extinción y 107 requieren de protección especial.

La alta demanda de orquídeas silvestres en México ha ocasionado la sistemática destrucción de su hábitat y su venta ilegal en tianguis y mercados, así lo advirtió Eduardo Pérez García, miembro de la Asociación Mexicana de Orquideología y doctor en Ciencias por la UNAM.

En entrevista para El Big Data, el investigador explicó que existe un mercado clandestino que se centra exclusivamente en la colecta de este tipo de planta.

Desde estados como Chiapas y Veracruz donde las comunidades las extraen del campo y las llevan a los mercados locales para ofrecerlas, hasta en las grandes ciudades donde hay compradores “acaparadores” que las revenden en la calle a precios que oscilan entre los 10 y los 15 pesos, dependiendo del tipo de flor.

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

Se estima que en México existen entre mil 200 y mil 300 especies de orquídeas, de éstas 15 están en peligro de extinción, 107 requieren de protección especial, 58 están amenazadas y una se reporta extinta en el medio natural (Laelia gouldiana) según la Norma Oficial Mexicana (NOM) 059 de la Semarnat.

Leer más: Orquídeas: ¿cómo cuidarlas y dónde comprarlas?

Estudio «Conservación de orquídeas, una tarea de todos».

-A merced de coleccionistas y aficionados –

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

De acuerdo con Pérez García, algunas especies de orquídeas son más vulnerables que otras al comercio ilícito, esto se debe a que son relativamente raras en la naturaleza y por lo tanto más codiciadas entre los coleccionistas y compradores.

Un estudio de la Universidad de Chapingo en colaboración con la Sagarpa titulado Conservación de orquídeas, una tarea de todos’ reafirma esta idea, pues señala que en el mundo existe un tráfico internacional de esta planta tanto para «satisfacer a aficionados como para integrarlas a colecciones científicas». Se sabe, por ejemplo, que desde 1940 existe una colección de orquídeas oaxaqueñas en el Museo Nacional de Viena.

Las orquídeas son plantas epífitas, es decir, a diferencia de otras plantas éstas crecen en las ramas de los árboles y están acostumbradas a tener las raíces al exterior. Pero la mayoría de la gente que las compra no es consciente de ello, por lo que suelen cultivarlos con métodos erróneos, ocasionando que estos ejemplares estén destinados a morir.

Te sugerimos: [VIDEOS] ¡No me mates! Abejas en peligro de extinción en la CDMX

Una de las orquídeas más sobreexplotadas en México es la laelia speciosa, una flor de pétalos morados brillantes vendida de forma masiva en mercados y tianguis, pese a que forma parte de la lista de especies en protección especial.

 “No sólo estamos disminuyendo el número de ejemplares en el campo, sino que estamos evitando que se reincorporen nuevos a la población”, sentenció el también biólogo de la Máxima Casa de Estudios.

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

– En riesgo los ecosistemas –

Indicó que el mal manejo de estas plantas no sólo pone en peligro su propia existencia, sino la de todo un ecosistema, pues tienen una relación biológica fundamental con otras especies animales y hongos.

“Las orquídeas como todas las plantas tienen un papel en la naturaleza y éstas intervienen en un flujo de nutrientes. Algunas, por ejemplo, pueden fijar nitrógeno y eventualmente, cuando se mueren o tiran las hojas, eso se va al ecosistema y al ciclo de nutrientes. Al momento de que las quitamos, estamos quitando nutrientes del sistema”.

Refirió que estas plantas enfrentan otros retos en su reproducción, como lo son su lento crecimiento (de 15 a 20 años) y la dependencia con otros organismos. En muchos casos dependen forzosamente de la polinización de un animal, ya sea una abeja o un colibrí, pues no pueden realizar este proceso ni por viento ni por agua.

“Algunas abejas llegan a recolectar ciertas sustancias de las orquídeas y esos los utilizan para atraer a las hembras de su especie, por lo que si las quitamos incluso estamos reduciendo una población de abejas o abejorros que pueden ser polinizadores importantes”.

Te sugerimos[VIDEO] CDMX y UNAM crean jardines polinizadores para salvar el planeta

Agregó que algunas orquídeas se encuentran en riesgo por otros factores: la pérdida de su hábitat debido a la deforestación y al cambio de uso de suelo para desarrollos agrícolas y urbanos. Otra razón es el cambio climático, ya que el aumento de la temperatura disminuye la humedad que estas plantas necesitan para subsistir.

Un ejemplo de lo anterior es Michoacán, donde grandes extensiones de hábitat de especies endémicas de orquídeas sufren enormes pérdidas debido a que el terreno es transformado para sembrar plantíos clandestinos de aguacate.

Las regiones más expuestas se encuentran en Jalisco, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, ésta última es considerada el hábitat con mayor número de especies, sobre todo en la selva baja de Montebello donde estiman que existen hasta 90 especies diferentes de orquídeas.

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

 

– Regulación – 

En la Norma Oficial Mexicana (NOM) 059 se encuentra una lista de todas las especies mexicanas que se encuentran amenazadas, en protección especial, en peligro de extinción y finalmente extintas.

Su clasificación depende de cuántos ejemplares quedan en el campo, la extensión que ocupan en estado natural y si hay alguna amenaza evidente, por ejemplo, si se extraen para comercio o para alguna actividad religiosa, como sucede en el caso de las orquídeas.

Cabe mencionar que el comercio y tráfico de orquídeas no sólo está regulado por la NOM, sino también por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), el cual se firmó en 1973, y en el Tratado Internacional de sobre Recursos Fitogenéticos.

El comercio de orquídeas silvestres es permitido en viveros autorizados bajo el esquema de Unidades de Manejo Ambiental (UMA); no obstante, son muy pocos los centros que existen en el país.

De acuerdo con la Universidad de Chapingo, en México son más los ejemplares de orquídeas que se trafican que los que son vendidos legalmente, esto tanto a nivel internacional como local. En los años noventa, por ejemplo, se traficaron ilegalmente en México 12 millones de plantas mientras que legalmente sólo se vendieron 152 mil.

– UNAM por el rescate de las orquídeas –

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

Para salvar a las orquídeas mexicanas de la extinción, el investigador Eduardo Pérez García y seis alumnos de la UNAM llevan a cabo el cultivo de una gran variedad de especies en el Orquideario Miguel Ángel Soto Arenas de la Facultad de Ciencias.

“Lo que tratamos hacer aquí en el Orquideario de la UNAM es divulgar cómo se pueden sembrar. O sea, si ya las compraron o si se las regalaron lo que pueden hacer es evitar que se mueran”.

A través de un proceso ex situ, que quiere decir ‘fuera de su hábitat natural’, buscan conservar la mayor cantidad de especies de orquídeas para asegurar su futura existencia.

Dicho método consiste en depositar la semilla en un frasco totalmente sellado para evitar la entrada de algún contaminante. Adentro de estos recipientes se encuentra una especie de gelatina llamada agar bacteriológico, el cual contienen nutrientes que las hará germinar.

Entre las especies que resguarda este orquideario se encuentra un ejemplar del mexipedium xerophyticum, una orquídea endémica del estado de Oaxaca que crece en las selvas húmedas. Esta planta es una de las 15 orquídeas mexicanas consideradas en peligro de extinción.

Actualmente la UNAM centra sus esfuerzos en un proyecto de ‘micropropagación masiva’, el cual consiste en reintegrar varios ejemplares de una especie de orquídea que se creía extinta. Se trata de la cyrtopodium macrobulbon, vista por última vez hace 30 años en su hábitat natural en Pedregal de San Ángel en la Ciudad de México.

Según Pérez, es probable que sus usos tradicionales con fines medicinales, e incluso como pegamento, ocasionaran su extinción al menos en esta zona. No obstante, hace unos años hallaron una planta de esta especie al interior de las instalaciones de Ciudad Universitaria, por lo que finalmente pudieron cultivarla.

Foto_Big_Data_José_Luis_Villa

Te puede interesar: 

Cruel tráfico de ajolotes en Tlaxcala. $100 pesos la docena

[VIDEOS] ¡No me mates! Abejas en peligro de extinción en la CDMX

Plagas de muérdago ponen en peligro a árbol endémico de Xochimilco

TE INTERESA