Vecinos acusan que túnel de Mixcoac viola la ley y está vinculado con megaproyectos inmobiliarios

deprimido mixcoac, arboles, obras, ruido, estres, florida, acacias, el big data
Opositores al túnel Mixcoac denunciaron ante autoridades ambientales federales y locales inconsistencias.

Staff Vecinos…

Staff

Vecinos y organizaciones ciudadanas de la delegación Benito Juárez opositoras a la construcción del túnel de Mixcoac e Insurgentes aseguran que dicho proyecto está vinculado con la construcción de los conjuntos Torre Mítikah y Torre Manacar, proyectos que han presentado inconsistencias para su edificación, por lo que cuestionaron el interés público de la obra y presentaron denuncias ante autoridades ambientales federales y locales.

“La obra del deprimido está vinculada a los proyectos denominados Torre Mítikah y Torre Manacar en un proyecto común, que hace cuestionable el interés público y la necesidad real de llevar a cabo una obra pública de esta naturaleza”, informó el grupo en un comunicado.

Los grupos ciudadanos, acompañados del candidato del Partido Verde a la jefatura delegacional en Benito Juárez, Xiuh Tenorio, presentaron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) para que se investigue el impacto ambiental de la obra.

Los inconformes presumen que dicho proyecto viola la normatividad ambiental vigente, sobre todo, por el derribo de 150 árboles el pasado 8 de marzo.

Las denuncias fueron presentadas por organizaciones como Asociación Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad; Conciencia y Dignidad A.C.; Vive BJ A.C.; AnimaNaturalis; Vecinos del Parque Hundido A.C.; Organi-k A.C.; Residentes de Actipan y Residentes de Insurgentes Mixcoac.

La denuncia solicita a Profepa y PAOT realicen una verificación técnico-administrativa para determinar si el dictamen de impacto ambiental emitido por la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal para el proyecto de obra pública denominado “Fase 2 Deprimido Vehicular Insurgentes Mixcoac”, se otorgó conforme a lo que establece la legislación y las normas ambientales.

También piden a ambas Procuradurías que se verifique si lo avalado,  garantiza el menor daño posible al ambiente y al equilibrio ecológico de la Ciudad de México.

Adicionalmente solicitan que se formule un dictamen técnico que evalúe los daños y perjuicios ocasionados al medio ambiente, que determinen si el derribo de 150 árboles se encuentra justificado o si se pudo haber evitado con la modificación del proyecto.

Tenorio, presidente de la asociación Vive BJ, informó que los vecinos solicitarán investigar si los hechos denunciados constituyen delitos ambientales federales y en su caso se dé vista al Ministerio Público.

Además, pedirán que se determinen las medidas que en derecho correspondan, para aminorar y detener el daño ambiental ocasionado.

Reclamaron también que en tan sólo 27 días, tiempo récord, se haya obtenido una autorización de la Secretaría del Medio Ambiente para la obra, que no hubo retroalimentación entre las autoridades ambientales y el responsable de la obra y que tampoco hubo consulta vecinal, violando claramente los estipulado en la ley ambiental y de protección a la tierra del DF.

“Lo que queremos con estas dos denuncias es que las Procuradurías ambientales de ambos niveles de gobierno tomen cartas en el asunto y verifiquen lo que presumimos no hizo la Secretaría del Medio Ambiente del DF y suspendan la obra de forma legal en tanto no se subsane el debido proceso”, dijo Tenorio.

“Queremos que se lleve a cabo una investigación por parte de la PROFEPA y de la PAOT, que nos expliquen todas estas inconsistencias que encontramos y que plasmamos en la denuncia; creemos que no se realizó un ejercicio serio y profesional de evaluación ambiental a la Manifestación de Impacto Ambiental  presentada por la Secretaría de Obras, emitiendo así  un dictamen discrecional”, afirmó Tenorio.

Los inconformes afirmaron que la obra  causará un impacto ambiental  y urbano al entorno, afectando sustancialmente a la población asentada en las colonias aledañas a la obra, tales como Acacias, Florida, Actiapan, Crédito Constructor, Mixcoac, Insurgentes Mixcoac, San José Insurgentes, Merced Gómez, Del Valle y Xoco.

Temieron que estas afectaciones podrían traducirse en la escasez del suministro de agua potable, congestionamientos viales, generación de emisiones de monóxido de carbono por el conglomerado de vehículos que se pretende ingresar a ese cuadro geográfico, retiro de señalamientos viales y alumbrado público, tala de árboles, demolición de guarniciones y banquetas, excavaciones, generación de residuos sólidos, ruido, degeneración de las áreas naturales y afectación al ecosistema de la zona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TE INTERESA