Quien tenga una mascota de compañía debe modificar su estilo de vida: UNAM

Foto Internet

A un perro o gato se le debe dar su lugar como tal, respetar su calidad de animal, lo que implica mordisquear, rascar o arañar; es su comportamiento nato.

Ylenia Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM estimó que las personas que adquieran un animal de compañía deben estar dispuestas a modificar su estilo de vida para incorporarlos a un entorno familiar, social y comunitario, y tomar en cuenta que las mascotas pueden vivir 14 años o más.

Aunque suene extrañado, existe la ‘compra compulsiva de perros o gatos’, lo cual genera problemas en el corto plazo, porque cuando los humanos ya no quieren a los animalitos los abandonan en la calle.

Te sugerimos: Si envenenaron a tu mascota, sigue estos importantes pasos para salvarla

Excremento de animales en las calles

Una vez en la calle, no sólo se afecta al animal, sino al entorno, porque crecen los ejemplares en situación de calle que depositan su excremento en la vía pública, y al secarse forman parte de las partículas que respiramos los ciudadanos.

Por ello, explicó la universitaria, se debe pensar cuál será el impacto de tener una mascota de compañía, si estamos dispuestos a cambiar nuestros hábitos y conscientes de los cuidados y responsabilidades que implica.

El humano siempre ha necesitado de la compañía de animales

El ser humano siempre ha necesitado de la compañía de animales, y por ello los ha domesticado, no para comerlos, sino para convivir con ellos.

La integrante de la Clínica de Pequeñas Especies de la FMVZ explicó que la tenencia conlleva responsabilidades como el aseo, alimentación y agua, cuidado, desparasitación, esterilización y vacunación, o llamado ‘medicina preventiva y curativa’.

La académica indicó que con la vacunación, los animales desarrollan mecanismos inmunológicos para enfrentar enfermedades.

Con la desparasitación se eliminan parásitos que pudieran afectar tanto a los animales como a los dueños.

La esterilización evita la reproducción indeseada, incide en la disminución del número de animales abandonados, reduce algunos riesgos de cáncer e incrementa la expectativa de vida, explicó Márquez.

No tratar a los animales como humanos

Debemos evitar, exhortó la universitaria, a tratar a los animales como humanos porque es inadecuado y hasta cierto punto irrespetuoso.

“A un perro o gato se le debe dar su lugar como tal, respetar su calidad de animal, lo que implica mordisquear, rascar o arañar; es su comportamiento nato”, dijo la investigadora.

Por ello, cuando una persona tiene un animal de compañía debe darse la oportunidad de cuidar de él en todo momento, incluso los ejemplares difíciles.

“Deben hacerse responsables (los dueños) porque en ese camino encontrarán entendimiento y amor”, concluyó la universitaria.

Te puede interesar:

[VIDEO] Las famosas milanesas gigantes llamadas: «orejas de elefante» de CDMX

Conalep le gana al Tec de Monterrey: abre 4 escuelas de pilotaje de drones

[VIDEO] Valiente motociclista encara a ladrones de Oxxo y recupera mercancía

LG

TE INTERESA