GP de Singapur una difícil travesía de la F1

16 septiembre 2016 11:54 am

Uno de los grandes circuitos por su trazo y el único tiene el honor de acoger competencias en la noche, sin duda es el de Marina Bay en Singapur, que en 2008 hizo su debut en la Fórmula 1 (F1).

Cabe señalar que esta pista tiene un trazado urbano, el cual provee una gran vista hacia la ciudad. Debido a que las carreras son de noche, en Europa las transmisiones tienen que ser recorridas a un horario adecuado.

El circuito está formado por vialidades públicas de la zona de Marina Bay, además de utilizar potentes sistemas de iluminación para garantizar la seguridad de sus pilotos y de los asistentes.

Es de las pocas rutas de la F1 que circula en sentido contrario a las manecillas del reloj, además de ser una de las pruebas más desgastantes por su duración, calor, humedad y constante sucesión de curvas lentas de segunda o tercera velocidad. Debido a lo anterior, el motor de los vehículos pone toda su potencia a la mitad de la carrera.

Los frenos sufren gran desgaste porque éstos no tienen descanso durante la prueba. La carga aerodinámica es grande, al igual que el agarre mecánico que debe traccionar en la salida de las curvas, por lo que las suspensiones tienden a volverse blandas.

Cabe señalar que el circuito de Singapur cuenta con una longitud de 5.073 metros y en 60 vueltas se recorre una distancia de 309 mil 316 kilómetros. Los vehículos pueden alcanzar velocidades de hasta 305 kilómetros por hora con DRS. El menor tiempo en esta pista lo tiene Sebastian Vettel que completó la prueba en 1 hora 48 minutos.

Para el fin de semana éste circuito será sede del Gran Premio de Sinagpur. El campeón del certamen será de la escudería Mercedes, sólo falta saber si el título de la F1 2016 será de Lewis Hamilton o de Nico Rosberg.

Comentarios