Exigen proceder contra juez que negó el registro al hijo de una pareja de mujeres

13 febrero 2017 12:44 pm

La diputada Nury Delia Ruiz Ovando exigió al presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Edgar Elías Azar, que investigue y de existir elementos, proceda en contra del titular del juzgado 40 del Registro Civil de la delegación Iztapalapa, Juan Salazar Acosta, por haber negado la inscripción de nacimiento a la hija de una pareja de mujeres casadas legalmente, la cual debió realizar el registro de la menor de seis meses en las oficinas de la Dirección General del Registro Civil.

Leer másHijos de lesbianas, sin nombre, sin identidad… sin derechos

Consideró inadmisible que el juez solicitara de manera insistente la presentación del padre biológico, a pesar de que presentó la documentación que probaba que había sido concebido por una de las madres mediante inseminación artificial; asimismo, solicitó el certificado de nacimiento expedido por instancia médica respectiva y su acta de matrimonio civil, mismos que se exhibieron al momento de intentar realizar el registro del menor.

“Es un hecho que no puede quedar impune, más tratándose de un impartidor de justicia al que no se le pueden consentir este tipo de acciones. Por eso, exigimos la intervención del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México para que este caso sirva de ejemplo al resto de jueces que pretendan ignorar la Ley”, expuso.

Recordó que en 2009, la Asamblea Legislativa aprobó la reforma al artículo 146 del Código Civil, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexos, otorgando los mismo derechos y obligaciones para las o los contrayentes en relación con su derecho a tener una familia.

Aplaudió la intervención en este caso de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), la cual advirtió que se negó el derecho al reconocimiento de la identidad del menor y que la actuación del juez violó el derecho humano a la identidad, que es clave para el ejercicio de otros derechos humanos, como los que norman salud y seguridad social.

“Es claro que el juez incurrió en un acto de discriminación al no existir razones jurídicas que justificaran su negativa y a que se trataba de un niño hijo de mujeres con orientación sexual distinta a la heteronormativa. Eso debe ameritar una sanción por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México”, apuntó.

Comentarios