Don Antonio de 71 años, originario de San Luis Potosí y actualmente residente del municipio de Ecatepec, ha saltado a la fama debido a su ingenio. Con la finalidad de ahorrar gas, cuidar el medio ambiente y aprovechar un recurso natural como es el sol ha modificado su forma de cocinar construyendo su propia estufa solar, con la que cada mañana se levanta a preparar su agua y comida.

En entrevista para El Big Data, don Antonio platicó que conoció esta maravillosa herramienta desde hace 12 años, al quedar fascinado con una persona a la que conoció en el Zócalo capitalino que había colocado un disco de antena bajo los rayos del sol, por lo que su curiosidad lo llevó a preguntar y desarrollar su propio calentador solar.

Se dio a la tarea de conseguir cada material y aunque recuerda haber comenzado con una antena de cable roja, su paciencia fue lo que necesito para perfeccionar el método después de medio año.

imagen-cuerpo

Esta peculiar parrilla funciona con una rueda de las antenas de cable que debe ser forrada con un papel poliéster plata. Al quedar como espejo puede ser colocada en alguna base adaptada a nuevo utensilio para cuidar el medio ambiente.

 

“Ahorramos gas y después no contaminamos nada. Para eso es, para que la gente no queme leña, carbón, porque echa humo y éste no echa nada de humo. Nada de humo y no hay peligro al utilizarlo. Únicamente se debe acomodar bien y sacarle provecho, todo el tiempo que hay sol”

Pero el ingenio es lo que le sobra a don Antonio, quien ha diseñado otras estufas y calentadores solares y no poner pretextos, en especial a aquellos que señalan que sin sol no podrían hacer uso de este utensilio.

Desde hace un tiempo, se ha dado a la tarea de fabricar otro pequeño calentador con una lata de atún que puede alcanzar a hervir un litro de agua.

imagen-cuerpo

Se notan en su mirada de satisfacción al contarnos que la olla de frijoles sólo necesita tres horas para hervir, el agua 15-20 minutos, y la carne se cose en una hora. Además de dominar el horario que nos cuenta es de 9:00 a 4:00, para sacar partido a la radiación solar para lograr cocinar sin gas.

La finalidad de don Antonio, además de vender las estufas solares, es que más personas puedan tener su parrilla solar, por lo que ofrece sus asesoramiento a cambio de un módica ayuda.

“Cuando no tiene dinero les digo que se junten los que se junten, unas 5, 10 personas, o más; nada más que me cooperen para la gasolina y yo voy y les enseño. Yo le digo a la gente que tengan paciencia, no se desesperen. Si no queda de uno, búscale de otro y otro, tiene que quedar”.

Si estás interesado en apoyar el talento de don Antonio Piedad, puedes contactarlo al teléfono 55 4091 3614

Temas: