El Altiplano perdió certificación de EU en nivel de seguridad

14 julio 2016 6:01 pm

Por:

De siete centros del sistema penitenciario en México con constancia de acreditación por parte de la American Correctional Association (ACA, por sus siglas en inglés) en 2012, bajó a cinco, de acuerdo con información solicitada vía transparencia.

El 13 de julio de 2015, dos días después de la fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, del penal del Altiplano, el secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, defendió los  centros penitenciarios federales, pues “operan bajo estricto cumplimiento de protocolos de seguridad y los estándares internacionales requeridos en los penales de máxima seguridad”.

Incluso señaló que el penal del cual se escapó el líder del Cártel de Sinaloa estaba certificado por la ACA, institución que también evalúa a cárceles en Estados Unidos y Canadá, y que a partir de 2008, con la firma entre EU y México del Plan Mérida se aplica en nuestro país.

La certificación fue patrocinada por este plan bilateral, que implicó la colaboración de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, de la Sección de Asuntos Antinarcóticos de la Embajada de Estados Unidos en México y la extinta Secretaría de Seguridad Pública de nuestro país.

Durante cuatro años, el Gobierno mexicano aplicó la Estrategia Penitenciaría 2008-2012, que buscaba cumplir entre otras metas actualizar los planos arquitectónicos y de seguridad de penales; aumentar personal y actualizar la clasificación de los internos, a través de programas como la evaluación y diagnóstico de reos; la formación académica de custodios y la estandarización de las políticas operativas del sistema penitenciario.

La estrategia del Gobierno mexicano comenzó a dar los primeros resultados y fue cuando un equipo técnico de la ACA llegó al país para verificar de noviembre de 2011 a julio de 2012, a los penales federales, de los cuales siete recibieron su “constancia de acreditación”.

Los centros penitenciarios fueron: CEFERESO No.1 “Altiplano”; CEFERESO No.2 “Occidente”; CEFERESO No.4 “Noroeste”; CEFERESO No.5 “Oriente”; CEFERESO No.6 “Sureste”; CEFERESO No.7 “Noroeste” y el CEFERESO No.8 “Norponiente”.

De acuerdo con el sitio especializado en temas judiciales, penales y penitenciarios Prision Legal News, las certificaciones de la ACA se realizan cada tres años, por lo que de junio de 2015 a febrero de 2016, estos siete penales mexicanos fueron verificados para conocer sus avances o retrocesos, y determinar si recibían la reacreditación.

Altiplano, evaluado antes de la fuga de ‘El Chapo’

La auditoria hecha por la ACA al penal de máxima seguridad del Altiplano fue realizado entre el 22 y 24 de junio de 2015, diecisiete días antes de que Guzmán Loera se escapara a través de un túnel de 1.5 kilómetros, que llegó hasta la regadera de su celda. De acuerdo con el resultado, este centro carcelario ya tenía problemas con sus estándares antes de la escapatoria del capo sinaloense pues no obtuvo su acreditación.

En un primer documento entregado por el Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social (OADPRS), a la solicitud de transparencia 3670000001016:

“Las certificaciones más recientes obtenidas por los penales federales mexicanos y las instancias que las otorgaron. Desglose por penal y certificado obtenido, así como la fecha”, se informó que las acreditaciones para los siete penales, incluido el Altiplano, estaban “en trámite de expedición”.

Sin embargo, tras solicitar la evaluación final y recibir la información a finales de mayo de 2016, “las certificaciones más recientes obtenidas por los penales federales mexicanos e instancias que las otorgaron a enero de 2016” fueron sólo para cinco centros penitenciarios: CEFERESO No.2 “Occidente”; CEFERESO No.4 “Noroeste”; CEFERESO No.6 “Sureste”; CEFERESO No.7 “Noroeste” y el CEFERESO No.8 “Norponiente”. La ACA fue el órgano que evaluó y acreditó.

En su momento, Miguel Ángel Osorio Chong dijo que el Altiplano estaba “certificado y cuenta con las condiciones físicas de operación y servicios establecidas por la Asociación de Correccionales de América, ACA”, pero a decir de la información oficial entregada a Publimetro, no cumplió con los estándares y perdió la acreditación antes de la fuga de ‘El Chapo’ o la evasión fue suficiente para que de un “plumazo” se negara la certificación.

LEE LA NOTA COMPLETA EN PUBLIMETRO

 

Comentarios