Taquera conquista corazones y estómagos en Zinacantepec

Su belleza acapara la atención de la gente, por lo que a diario recibe un gran número de piropos.

Nora Lilia Aranda Solano llegó al Estado de México procedente de Lázaro Cárdenas, en ese entonces era una niña enfermiza que luchaba por su vida, ahora es una mujer emprendedora y trabajadora que roba suspiros y conquista estómagos.

Edecán de profesión, en el año 2010 decidió incursionar en el comercio e instalar un puesto de tacos rodante en la avenida Adolfo López Mateos, del municipio de Zinacantepec, en el Estado de México.

Su belleza acapara la atención de la gente, por lo que a diario recibe un gran número de piropos, mismos que mientras no sean groseros, no le molestan.

“Me son indiferentes (los piropos). ¡Voy a chambear y punto!”, detalla al precisar que “no todo es miel sobre hojuelas” porque existen tipos que la ofenden verbalmente al ofrecerle dinero a cambio de servicios sexuales; o ciclistas que, cuando se descuida, le agarran las pompas.

Y a pesar de este tipo de peripecias, Aranda Solano no deja de trabajar porque admira a cada mujer que busca salir adelante por ella misma.

“Nunca se rindan y que sean felices, no cambien su esencia de lo que son, por lo que diga la gente. Que al final de día, hagas lo que hagas, te criticarán”.

En este tenor resaltó que se siente orgullosa de su familia, en especial de su mamá y su hermana que son muy trabajadoras como ella, y de hecho con su madre comparte el negocio de comida cada sábado.

Con información de Excélsior.

TE INTERESA