Violación homosexual, un delito sin castigo

16 junio 2015 7:48 pm

El abuso sexual entre homosexuales es una realidad; sin embargo, la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) no lo contempla en su lista de delitos cometidos contra la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans).

Especialistas en materia de derechos humanos explican que esto se debe a estigmas y prejuicios sociales donde se cree que los gays quieren sexo con “cualquiera”.

“Toda relación sexual no consentida es abuso sexual, independientemente de la orientación sexual o edad de la víctima”, puntualizó a El Big Data Mx Ricardo Hernández Forcada, director del Programa de VIH de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) durante la presentación del FIDS.

Indicó que todas las personas tienen derecho a una vida sexual libre de violencia, sin importar la forma en que expresen su sexualidad.

“La actitud provocativa no es de ninguna manera excusa para el abuso”, advirtió el funcionario.

Y es que existe la creencia de que las personas abiertamente homosexuales están dispuestos a sostener relacione sexuales con cualquier persona y en todo momento.

El abuso sexual es considerado un delito; sin embargo, funcionarios de la agencia especializada en crímenes contra la comunidad LGBT de la PGJDF renocieron que investigarlos entre la población homosexual es complicado, ya que no se encuentra dentro de su lista de delitos y acreditarlo tampoco resulta sencillo.

Galo Santo es compositor y cantante de 20 años de edad, y a los 16 fue víctima de abuso sexual, el entonces adolescente fue sometido por más de un varón.

“Cuando te pasa una situación como la que a mí me sucedió, te sacas de onda y te hacen sentir que no vales nada y que no tienes futuro”, relató.

Por la desinformación y los prejuicios a cerca del abuso sexual, Galo no denunció, de hecho su familia le pidió que no dijera nada.

Sin embargo, más allá de estancarse en el dolor, Galo volcó todo el sufrimiento y la furia en la música, creando un espectáculo completo y también componiendo sus propias letras.

Actualmente Galo Santo, quien pertenece a la corriente queer, explora con su sexualidad en el escenario a través de trabajos como el corto EP God Save The Queer, una alegoría del punk basada en una canción de Sex Pistols (God Save The Queen) y en La movida madrileña.

Indicó que a través de su música y letras busca eliminar el miedo en otros jóvenes homosexuales abusados y ayudarlos a que se animen a acercarse a las organizaciones de derechos humanos y también exigir al Gobierno que actúe severamente contra los abusadores sexuales de gays, lesbianas y trans.

Si quieren conocer más de la propuesta musical de Galo Santo, búsquenlo en Twitter @Galomusica y en Facebook Galo Santo. El 18 de junio se estará presentando en el Museo del Chopo durante el Festival Internacional por la Diversidad Sexual (FIDS).

Participa y Comenta