Secundaria, primer lugar en bullying homofóbico

17 mayo 2016 7:20 am

La agresión contra personas Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Trasvesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI) comienza desde la infancia.

En el país  aproximadamente 70% de los estudiantes gays sufrieron algún tipo violencia al interior de los planteles educativos, según la Encuesta Nacional sobre Bullying Homofóbico y datos de organizaciones como Youth Coalition.

En el marco del Día Nacional contra la Homofobia se dio a conocer que 90% de las agresiones fueron por comentarios de burlas, 80% situaciones en las que se exhibía la condición de la persona en público; 60% actos discriminatorios; 30% golpes y amenaza o extorsión.

El nivel escolar en el que se registraron más actos de bullying fue la secundaria con 55% del total de los casos, seguido por la primaria con un registro de 30%, la preparatoria con 18% y el nivel superior con sólo 2%.

En todos los niveles escolares el porcentaje fue similar en instituciones tanto privadas y públicas en la República, mientras que 50% de las mujeres lesbianas y 66% de las personas transexuales reportaron haber sufrido algún acto de violencia en planteles educativos.

De acuerdo con las víctimas las principales causas por la que fue discriminada o sufrieron algún tipo de violencia fue por no participar en actividades deportivas o culturales.

De ese número un 60% consideró que el bullying se debió por el grupo de amistades al que pertenece, 50% por parecer afeminado o masculina y 40% por ser abiertamente de la comunidad LGBTTTI.

En contraste, las personas que indicaron no haber sido víctimas de acoso o bullying afirmaron  que la causa principal fue que no se les notaba, más de 60%; no habían aceptado ser gays, y 8%  aseguró “llevarse bien con todos”.

Profesores se hacen de la vista gorda

A pesar de las agresiones y acoso, más de la mitad de los entrevistados reveló que los profesores y personal de los centros de enseñanza nunca tomaron medidas sobre el asunto.

De este grupo, una tercera parte detalló que los docentes no se percataron de las agresiones, mientras que sólo en 7% de los casos los padres de familia acudieron a hablar con el maestro sobre la problemática, y en 80% de los casos la víctima prefirió guardar silencio.

Respecto al daño que sufrieron las víctimas de bullying por homofóbia, la depresión fue la principal consecuencia, seguido de la deserción escolar y pensamientos suicidas.

De los encuestados el 50% dijo que la aceptación de su identidad u orientación fue un factor clave para sobrellevar la experiencia y para 20% declararse abiertamente gay sirvió de motivación para superar el acoso.

Ricardo Baruch, representante de Youth Coalition en México, mencionó que es importante visibilizar esta situación, ya que, cuando se habla de homofobia, se habla de crímenes de odio.

A decir del  activista es importante dar a conocer la realidad de los jóvenes cuya conducta no sea la propia de su sexo, pues permitirá desarrollar estrategias para erradicar este fenómeno de las escuelas.

Baruch comentó que existe un rezago en esta materia,  por lo que cree necesario buscar otras plataformas para posicionar el tema en las agendas gubernamentales y crear medidas efectivas en contra del bullying por homofobia.

Copred cierra filas 

Para el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) se ha logrado ganar terreno en el respeto de los derechos hacía la comunidad LGBTTTI.

Sin embargo, reconoció, a través de un comunicado, que hace falta mucho trabajo por hacer, debido a los prejuicios, estigmas y estereotipos que prevalecen aún en la capital del país, donde el acceso a un lugar de trabajo es el derecho que más se vulnera hacia este grupo de personas.

El consejo señaló que en los últimos años  se ha logrado consolidar leyes y políticas a favor de la comunidad LGBTTTI, ubicando a la Ciudad de México como referente en esta materia.

Entre eso logros, destaca la Copred,  la promulgación de la Ley para Prevenir y Erradicar la Discriminación en la Ciudad de México en 2006, la aprobación del Matrimonio Igualitario tres años después, así como la declaración de “Ciudad Amigable” en 2015.

Comentarios