Sancionan a 16 establecimientos por discriminar a clientes gays

10 agosto 2015 5:45 pm

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) sancionó a 16 establecimientos mercantiles que discriminaron a clientes por razones de orientación sexual e identidad de género.

Los establecimientos que rechazaron a clientes LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) son:

El billar y bar “Pool House”, en Sonora, el piano bar “La Puerta de Alcalá”, “El Barezzito”, “Barezzito de la Gourmeteria”, y “La Santa” de Puerto Vallarta, en Jalisco, el club nocturno “El Clásico” en Nuevo León, el bar “Jesu’s N Chuy’s” en Colima, “Latinos Bar”, “Bar Decibeles”, hotel “Krystal Grand” de Reforma, en el DF, bar “El Navegante” del Hotel Villa en Baja California, merendero “San Pancho” en Aguascalientes, antro “Palazzo” y bar “Shah” del Club Puerto Cancún, en Quintana Roo, bar “Baruva” en Chiapas, y restaurante “Bocanegra Miscelánea Rústica” en Michoacán.

Uno de los casos es el de una pareja de lesbianas que acudió a divertirse al merendero “San Pancho” el 9 de octubre de 2014, celebrarían el cumpleaños de una amiga.

Las mujeres se dieron algunos besos como cualquier pareja, lo que provocó que uno de los meseros les dejara el ticket de la cuenta en la mesa advirtiendoles que debían retirarse del lugar pues su “conducta era inadecuada”.

“No es por mi, el establecimiento es de ambiente familiar y tienen conductas inadecuadas”, argumentó el empleado.

Los dueños de los negocios y su personal recibirán cursos de sensibilización en materia de no discriminación por parte de la Subdirección de Medidas Administrativas del Conapred.

Mientras aprueban los cursos, los negocios instalarán carteles con información sobre la no discriminación.

Además, deberán emitir una disculpa por escrito a los miembros de la comunidad LGBT afectados, y colocarán una placa visible, donde se comprometan a no discriminar y convertirse en espacios totalmente incluyentes.

Los dueños de estos bares, restaurantes y hoteles, instruirán a sus empleados para que no discriminen o hagan sentir menos a sus clientes LGBT, para lo cual incluso deberán modificar sus políticas y manuales de operación.

Finalmente, cada establecimiento deberá implementar una campaña en redes sociales promoviendo la no discriminación y la inclusión.

El Conapred resaltó que las relaciones entre particulares, aún las que corresponden a la prestación de servicios, no están exentas de posibilitar la inclusión de todas las personas.

“… un establecimiento, al constituirse en sede de una negociación mercantil que proviene de bienes, productos o servicios, no puede negarlos, condicionarlos o restringirlos en su utilización, consumo o acceso a la persona que está dispuesto a pagarlos por una condición específica como lo es su preferencia sexual, su apariencia física o identidad de género”, sentenció el Conapred en su resolución 03/2015 Expediente Conapred/DGAQR/318/14/DQ/I/SON/Q26 y otros.

Estos establecimientos mercantiles tienen un plazo de 30 días hábiles para cumplir con este paquete de sanciones. Según el documento firmado por el presidente de Conapred, Ricardo Antonio Bucio Mújica, el 21 de julio pasado.

 

 

Participa y Comenta