Por error, Costa Rica registra su primer matrimonio gay

Costa

5 noviembre 2015 5:44 pm

Jazmín de los Ángeles Elizondo Arias y Laura Isabel Florez-Estrada Pimentel, se casaron el sábado 25 de julio de 2014 en San José, Costa Rica, convirtiéndose en el primer matrimonio entre personas del mismo sexo de Centroamérica.

Pero en Costa Rica no existe una ley de matrimonio igualitario que reconozca este tipo de uniones, entonces ¿cómo lo lograron?.

Resulta que por un error en el acta de nacimiento de Jazmín de los Ángeles Elizondo Arias, quedó registrada como varón. El juez de Registro Civil de San Isidro de El General, marcó la casilla “masculino” en la casilla correspondiente al sexo. Así permaneció desde junio de 1991 y por ello fue posible que se casara con otra mujer.

“Jaz es legalmente hombre y biológicamente mujer. Aprovechamos ese error. Nos casamos en una ceremonia simbólica en junio y por ley en julio, pero hasta ahora lo revelamos porque tardó en salir inscrito el matrimonio, por ser yo extranjera. Entraba todos los días a revisar y ya, estamos bien casadas”, contó Laura, hermana del del excandidato presidencial costarricense José María Villalta.

El error fue revelado apenas este miércoles. El abogado que asistió a la pareja en su enlace, Marco Castillo, explicó que horas después del enlace las autoridades informaron que buscarían anular el matrimonio.

“Pero una cosa es como las personas nacen y otra es la identidad de género. Ella (Jazmín) tiene identidad de género femenina y orientación sexual lesbiana; entonces podía casarse. Ante el Estado, ella es hombre y todo está en regla”, detalló Castillo.

El día de la boda civil, la pareja acudió con familiares y amigos pero sin vestidos de novia ostentosos o banderas del arcoíris (símbolo del orgullo gay), ni nada que las “delatara” como lesbianas. Aunque era evidente que se trataba de dos mujeres, oficialmente una es hombre ante las autoridades de Costa Rica.costa

Jazmín tiene 24 años de edad y es actriz, mientras que su ahora esposa Laura, tiene 28 años y es chef de origen español y peruano.

“Es un paso político importante porque se ve que los derechos no deben estar condicionados por la identidad de género. Esto tiene que provocar que la gente vea estas cuestiones como algo natural”, explicó el abogado Castillo, quien además es defensor de los derechos de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans).

Aunque activistas por la diversidad sexual y políticos de algunos frentes han cabildeado con intensidad proyectos de ley de matrimonio igualitario, la sociedad conservadora, la Iglesia Católica y otros intereses políticos, han impedido que se vuelva una realidad en ese país al centro del continente.

Participa y Comenta