Ciudad de libertades ¿garantías representadas?

5 febrero 2016 6:05 pm

Es la séptima ocasión que ingresarán “representantes ciudadanos” bajo la denominación de Delegadas y Delegados; su reto es realizar una gestión de calidad en pro de toda la ciudadanía o ser sólo la continuación de una arbitraria forma administración pública, utilizando los recursos públicos como propios e ignorando a quienes habitan cada demarcación.

Quienes son electos deben responder a todas las personas, dejando sus filias y fobias. La moral que cada persona tenga debe ser respetada, más no impuesta desde los espacios de Gobierno.

Cada delegación habrá de ampliar sus programas sin importar características físicas, ideología, religión, preferencia sexual, edad, sexo, género, ni ninguna otra.

En 2009 nuestra ciudad se convirtió en la primera de Latinoamérica en reconocer el matrimonio civil igualitario. A la fecha hay 5 mil 977 parejas del mismo sexo que gozan de derechos; hay 60 registros de nacimiento con dos mamás o dos papás.

Los datos del Registro Civil permiten inferir que el mayor número de población lesbiana y homosexual está en Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo. De éstas, sólo la que gobernará Ricardo Monreal tiene un proyecto integral en materia de derechos humanos y para personas LGBT elaborado con especialistas.

Ni todas las izquierdas son liberales y progresistas, ni el conservadurismo ha dejado de intentar la política desde su púlpito, ni los socialdemócratas proponen algo más respetuoso que una actriz babeando en su curul.

Con ese panorama hemos de continuar avanzando, porque lesbianas, homosexuales, bisexuales y personas trans formamos parte de esta ciudad y buscamos lo que cualquiera: ser feliz, vivir en libertad, gozar de salud, trabajar, estudiar. Queremos que en cada delegación saque sus políticas del clóset y muestren su compromiso no arrojando globos contra la homofobia, sino con acciones contundentes, medibles, eficaces, progresivas, transversales, igualitarias, respetuosas e incluyentes. ¿Quién se suma a garantizar y hacer la diferencia? El movimiento LGBT está listo para continuar en esta gran transformación social.

Comentarios