«Ya se chingaron al patrón»; psicosis en Tláhuac tras el abatimiento de ‘El Ojos’

Foto: El Big Data Mx/ José Luis Villa

Aseguran que el narcotraficante nunca se metió con los vecinos de ese lugar, de hecho, le daba «protección» a la colonia.

«Ya se chingaron al patrón», soltó uno de los vecinos de la colonia La Conchita, tras el fuego cruzado de casi 20 minutos entre marinos y sicarios donde abatieron al líder del Cártel de Tláhuac.

La noticia de la muerte de Felipe de Jesús, mejor conocido como El Ojos corrió como pólvora en toda la demarcación.

La movilización de decenas de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública, elementos del Ejército Mexicano y la Policía Federal era constante.

Leer más[VIDEO] Abaten a ‘El Ojos’, narco que controlaba Tláhuac

En las calles, se vivía un ambiente de incertidumbre y vecinos de los alrededores se apostaron a las afueras de sus viviendas ante el despliegue de las fuerzas armadas, para saber qué sucedía y otros más se resguardaron ante el temor de una nueva balacera.

Helicópteros  de la SSP y la Marina sobrevolaban la delegación, ya que la situación se salió de control: mototaxistas se congregaron sobre Avenida Tláhuac y en los alrededores donde en protesta encendieron al menos cinco vehículos de transporte público.

Leer más:  [VIDEO] Incendian camiones tras muerte del líder del cártel de Tláhuac

Los halcones -como también se les llama por los vecinos a estas personas abordo de motos- tomaron las calles y trataron de tomar más vehículos; sin embargo, fueron repelidos por las autoridades capitalinas.

La situación creó momentos de psicosis entre la ciudadanía que ante el alboroto optó por correr y resguardarse en comercios y casas de la zona.

Patrullas, camionetas y motos de la Secretaría de Seguridad Pública abarrotaron las principales vialidades de la demarcación, sobre todo en zonas aledañas. Avenida Tláhuac, en las inmediaciones de las estaciones Olivos y Nopalera estaban «cercadas» por policías.

Leer más:  ¿Quién era ‘El Ojos’?, líder del cártel de Tláhuac que negaba el Gobierno de la CDMX

Incluso se cerraron por lapso de una hora la estación Nopalera del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y el transporte público también suspendió sus recorridos, lo que obligó a los vecinos de la zona buscar opciones alternas para llegar a sus domicilios.

Residentes de las calles Simón Álvarez, a metros donde se suscitó la balacera, no se inmutaron ante los bloqueos de la Marina.

Incluso, se miraban entre ellos con cierta complicidad, pues según versiones de los propios pobladores, El Ojos, era bien recibido en la zona.

Y es que era sabido que el narcotraficante nunca se metió con los vecinos de ese lugar, de hecho, algunos otros se lamentaron de su caída, ya que aseguran, daba protección a la colonia.

Las autoridades federales mantuvieron cerca de siete bloqueos en varias calles de la localidad. La zona donde quedó Felipe de Jesús y siete sicarios más permaneció sellada, hasta para los habitantes de esa calle, quienes optaron por pernoctar con sus familiares en otras casas.

Horas después del enfrentamiento, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera salió a negar -una vez más- la existencia de carteles de las drogas, indicando que se se trataba de grupos que se dedican al narcomenudeo.

Hasta el momento, los cuerpos policiacos permanecen en la zona y como medida preventiva se suspendieron las clases en la delegación.

Te puede interesar:

[AUDIO] ‘Nadie entra ni sale’: circula versión sobre toque de queda en Tláhuac

Suspenden clases en Tláhuac tras violencia por la muerte de ‘El Ojos’

La casa donde agarraron a ‘El Ojos’, de hojalatería y despacho jurídico a flamantes residencias

 

TE INTERESA