[VIDEO] Continúan las acusaciones contra funcionario de Semovi; trabajador con cáncer denuncia acoso laboral

Asegura que con la llegada de la nueva administración comenzaron las presiones por parte de su jefe, el subdirector de Control Vehicular de Semovi.

De nueva cuenta surge una denuncia por acoso laboral en la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la Ciudad de México. Ahora se trata de un trabajador que padece cáncer y que desde hace siete meses es víctima de presiones y hostigamiento por parte de un funcionario de la dependencia.

El denunciante, Rafael Barrón Esteva de 40 años, es empleado del área de Control Vehicular desde 2013. En octubre de 2018 le diagnosticaron cáncer en la sangre por lo que inició un tratamiento de quimioterapias. Pese a que éstos muchas veces lo dejaban agotado, nunca afectaron su desempeño en el área de empresas del módulo Insurgentes.

Asegura que con la llegada de la nueva administración comenzaron las presiones por parte de su jefe, el subdirector de Control Vehicular, José Luis Rojo Acevedo, quien en mayo de este año le pidió ponerse a disposición de Recursos Humanos por sus propios medios.

Leer más: [VIDEO] Empleada con discapacidad denuncia discriminación laboral en Semovi

«Yo le contesto que por qué lo iba a hacer, para eso yo debía tener una razón. Me dijeron que si no lo hacía iban a comenzar un proceso en mi contra y abrirían un expediente», relató.

Explicó que todos los empleados están regidos por un reglamento interno, el cual estipula que todos los trabajadores deben ponerse a disposición en caso de generar alguna falta. Sin embargo, este no es el caso, pues asegura que él nunca cometió una irregularidad dentro de su área de trabajo.

«Me dijo que en este trabajo hay ciclos y prácticamente, como si me estuvieron despidiendo, me dijo que mis servicios ya no eran requeridos. Aparte de esto, el señor Rojo me decía que por mi enfermedad, ellos ya no me podían tener ahí. A mi me causó mucha rareza, porque yo nunca he puesto mi enfermedad como un pretexto para trabajar. A mi me hacían una quimioterapia un viernes y el lunes me presentaba a trabajar».

Posteriormente, el 6 de junio recibió un oficio firmado por Rojo Acevedo y por el entonces director de Control Vehicular, Licencias y Permisos, Oscar Geovani Santiago González, en el que le notificaban su puesta a disposición a la Coordinación de Capital Humano de la Semovi; pero en ningún momento especificaban los motivos.

Más tarde intentó comunicarse con el director General de Licencias y Operación de Transporte Vehicular, Carlos Auguto Morales López, jefe directo de Rojo Acevedo y Santiago González; sin embargo, no obtuvo respuesta.

– Existen más casos –

El pasado 11 de junio El Big Data dio a conocer el caso de Esthela, una empleada con discapacidad de Semovi que, al igual que Rafael, también fue víctima de malos tratos e injusticias por parte del subdirector Rojo Acevedo.

Y no son los únicos. Existen más trabajadores que día a día viven el acoso laboral de este funcionario. Parte de este acoso se ve reflejado en la vigilancia constante de los empleados con base en lo que Barrón llamó «sospechas y pocas certezas».

«No tengo nada en contra del señor Acevedo, pero soy de las personas que no les gustan que violen sus derechos laborales. Son muchísimos compañeros los que también están padeciendo acoso laboral por parte de este señor. Había estado en varios cambios de administración, pero ésta se ha distinguido precisamente por ese acoso».

A pesar de ello, consideró positivo la lucha de esta nueva administración contra la corrupción y los malos manejos, pero indicó que esto no debe ser una excusa para hostigar a los trabajadores.

«Nunca se cercioran del trabajo que realmente se hace. Yo puedo entender que ellos vengan con esta idea de la anticorrupción, que bueno, siempre he estado a favor. Pero que me den la oportunidad de mostrarles que yo todavía estoy fuerte y tengo la capacidad de seguir trabajando. Es triste estar esperando en una silla a que un área esté disponible para trabajar».

– Temor a un despido –

Barrón señaló que existe el rumor de un posible despido de aquellos que se encuentran puestos a disposición, pues si después de un tiempo no son asignados a una área, corren el riesgo de que les pidan su renuncia como personal de base.

De igual forma, explicó que no sólo está preocupado por su situación laboral, sino también por su condición médica. Le preocupa no tener los recursos para poder pagar su tratamiento contra el cáncer en caso de que la Semovi decida despedirlo, pues gracias a este organismo él se encuentra afiliado al ISSSTE, donde actualmente es atendido.

«Estoy a punto de que me hagan un trasplante de células madre. Estoy esperando a que salga en la lista de espera. Y no es un trasplante que te cueste 2 mil pesitos, tiene un costo muy alto», comentó.

También teme por su familia, pues tiene esposa y es padre de dos niñas, quienes viven gracias a los pocos ingresos que él genera, menos de 3 mil pesos mensuales por una jornada laboral de ocho horas. Para poder subsistir, su familia lo apoya con un negocio de banquetes en el que es socio y administrador.

Recordó que en 2018 fue él quien tuvo la oportunidad de generar el trámite de alta de placa al secretario de Movilidad, Andrés Lajous, cuando éste tomó posesión de la dependencia. Mantuvieron una plática de 10 minutos en la que discutieron su enfermedad.

«Esas imágenes tú te las quedas como buenas y te motivan a seguir echándole ganas. Pero de repente te salen con esto, es lo que te desanima. Quisiera que esto llegara al secretario y tuviera la humanidad de poderme atender y únicamente pedirle que me ponga en el lugar donde debo estar, porque el señor Rojo no tiene el tacto para darle su lugar a los trabajadores».

Te puede interesar:

La discriminación laboral en la CDMX empieza a los 35 años, acusa diputado

TE INTERESA