¿Qué sigue al Hoy no Circula?

el bigdata, bigdata, autos, ciudad, movilidad

10 mayo 2016 11:45 am

Más allá de endurecer el Hoy No Circula para disminuir la contaminación en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), se deben implementar acciones integrales, consideraron especialistas consultados por El Big Data Mx.

Alejandra Leal, codirectora de Punto Céntrico, señaló que no sólo se deben proponer medidas restrictivas para el vehículo, también, dijo,  se deben promover mejores entornos para el peatón y para el ciclista, así como asignar presupuesto para mejorar el sistema de transporte público de la ciudad.

“Así los automovilistas no se sentirán tan asediados o como lo únicos responsables”, agregó.

Leal apuntó que aplicar medidas como el trabajo desde casa, mejor conocido como home office, así como horarios laborales escalonados, pueden ser algunas soluciones a la problemática ambiental.

Por otra parte, recordó, que el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP), México ha sugerido, como medida integral, la construcción una red de Autobuses de Tránsito Rápido en el Estado de México y en la capital.

Y es que el documento Transporte Público Masivo en la Zona Metropolitana del Valle de México. Proyecciones de demanda y soluciones al 2024, de dicho Instituto, propone la construcción de 29 rutas troncales de Metrobús, con un estimado de inversión de 35 mil millones de pesos repartidos en los próximos 10 años.

De acuerdo con la propuesta, dicha acción mejoraría la calidad del aire y mitigaría el calentamiento global, ya que reduciría 4.5 millones de kilómetros-vehículo recorridos diarios, es decir, se disminuirían 1.7 toneladas de CO2 y otros contaminantes.

De igual forma, frenaría el incremento del uso del auto, ya que el uso del transporte público crecería un 4% para el 2024

En tanto, Agustín Martínez, presidente de la asociación civil Bicitekas, comenta que medidas como el Hoy No Circula no atacan el problema de la contaminación de forma integral.

“Puede funcionar a corto plazo, pero nos parece que año con año nos va a perjudicar la contaminación si no hacemos algo global como invertir en transporte público y hacer costoso moverse el coche”, dijo.

A decir de Martínez, se pondrían cobrar tarifas de congestionamiento e incrementar el pago por estacionamiento; sin embargo, advirtió, las autoridades primero tendrían que mejorar el transporte público para no aumentar el malestar de los ciudadanos.

“No puedes limitar la movilidad de un modo si no ofreces alternativas”, comentó. 

En tanto Ramón Pérez, del Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norteamérica (CICEANA), considera que el Hoy No Circula sí funciona, no obstante, expone, también depende de las condiciones atmosféricas para que la contaminación se disemine.

“Se tiene que sensibilizar mucho más a las personas sobre  los multifactores que generan la contaminación y como intervienen los vehículos en ella. Algo de lo que no se habla es de las afectaciones a la salud que provoca el ozono, por eso la gente sólo piensa que estás afectando su comodidad de ir en auto”, apunta.

Los niveles de contaminación no bajan

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) y la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), han declarado, en diferentes ocasiones, que el Hoy No Circula es una medida que evita los picos de ozono; sin embargo, el pasado 4 de mayo, la ZMVM registró 192 puntos de ozono, es decir, el índice de calidad del aire se quedó a solo ocho puntos de que se decretara la Fase II de Contingencia Ambiental por Ozono.

Datos del Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México refieren que la capital sólo ha tenido 18 días limpios de los 129 que han transcurrido en 2016, en los cuales se han activado 4 pre contingencias y tres contingencias Fase I.

La experiencia bogotana

En Bogotá, Colombia, la restricción vehicular conocida como Pico y Placa se implementó en 1998, con el propósito de disminuir la congestión vehicular al sacar de circulación al 40% de la flota de automóviles, cuenta a esta casa editorial Darío Hidalgo, WRI Ciudades.

El experto en transporte detalla que hace seis años el Pico y Placa se extendió a todo el día, lo que orilló a que los ciudadanos compraran un segundo automóvil y por ende creció el parque vehicular.

“Hace cuatro años, el alcalde lo devolvió  a las horas punta, pero se aumentó al 50% de los vehículos con placas pares e impares. Entonces en el día par dejaban de circular los autos con placas pares y de la misma forma con las impares”, especificó.

A decir del director de transporte de WRI Ciudades, el Pico y Placa flexibilizó los horarios de la población, es decir, muchos evitaron las horas pico.

Sin embargo, dijo, la restricción vehicular por horarios es una medida de corto plazo, que tiene que acompañarse con el aumento y mejora al transporte público, así como infraestructura peatonal y ciclistas.

“En lugar de restringir es mejor cobrar por el uso del vehículo particular, ya sea un cobro por congestión o por estacionamiento. La manera efectiva para que las personas no compren un segundo vehículo es cobrar por el uso del auto, restringir sólo sirve en el corto plazo “, concluyó.

Participa y Comenta